Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
28 de febrero de 2014
12:00 a.m. Calidad de vida
 

Objetos prohibidos en las prisiones

Conoce ocurrencias de los confinados que atentan contra la seguridad

 

Por Gloria Ruiz Kuilan / gruiz@elnuevodia.com

Las drogas, los celulares, los cargadores y las armas blancas caseras son los objetos de contrabando más comunes en los penales. (Archivo)

Los objetos cotidianos adquieren un matiz distinto cuando de prisiones y confinados se trata, y de eso está muy consciente el secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), José Negrón.

Por motivos de seguridad -tanto de los confinados como de los oficiales de Corrección- la agencia se ve precisada a actuar con cautela con algunos objetos y prohibir otros que, en cualquier momento, podrían convertirse en un arma, apuntó el funcionario.

Negrón habló de algunos de esos objetos y qué peligro implican en cualquiera de los 42 penales de Puerto Rico en los que viven 12,500 confinados aproximadamente.

“Con un bolígrafo te matan y la tinta del bolígrafo la usan para hacer tatuajes”, explicó.

Para hacer esos tatuajes, los reos usan los motores de los abanicos de pedestal o de mesa que el DCR permite en instituciones o áreas sin acondicionador de aire.

En las galeras, lugar donde están las celdas, no se le permite a los reos tener microhondas, pero sí en áreas comunes, dijo Negrón. Esto es así porque “calientan agua y, en cuestión de un motín, se la tiran al oficial de Corrección”, manifestó el funcionario.

Todo el mobiliario que el DCR permite en sus cárceles está bajo evaluación constante porque una tuerca, tornillos, material plástico y hasta pequeñas piezas de metal pueden representar un riesgo de seguridad. Negrón precisó que una tuerquita o un tornillo no puede ser tan amenazante, pero un puñado de estos objetos dentro de una media se convierte en un objeto mortal.

Los receptáculos de electricidad muchas veces están quemados u obstruidos en los penales, dijo Negrón. Explicó que esto es así porque algunos reos los usan para prender cigarrillos y hasta provocar cortos circuitos que disfracen el olor tras el consumo de drogas como la marihuana.

Precisamente, las drogas, los celulares, los cargadores y las armas blancas caseras son los objetos de contrabando más comunes en los penales. Solo en enero pasado, el DCR incautó 5,385 artículos en las cárceles con un valor en la calle de $201,512 que en los penales se triplica, dijo el portavoz de prensa de la agencia, César Fiallo. Producto de esa incautación de enero se arrestaron a 83 confinados, cuatro visitantes y un empleado del DCR, sostuvo Fiallo. 

Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: