Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
9 de septiembre de 2013
Baloncesto
 

Olmos destaca que su labor como coach nacional es tomar decisiones

No le tiembla el pulso a la hora de hacer sustituciones y su mentalidad es siempre ‘pro equipo’. Esas son dos de las fortalezas del actual coach de la Selección de Baloncesto. Vídeo y fotos

Por Carlos Rosa Rosa / Enviado Especial

Caracas, Venezuela - Paco Olmos salió ayer del hotel y parecía caminar más liviano, con un peso menos en su espalda. Era evidente la alegría en sus palabras. El día anterior venía de alcanzar el primer y principal objetivo del Premundial.

En su debut como dirigente del seleccionado de Puerto Rico, el español Olmos logró la clasificación al Campeonato Mundial de España 2014. Y lo festejó con una sensacional victoria 86-85 sobre el anfitrión Venezuela al borrar un déficit de 20 puntos en el tercer parcial.

Olmos, de 43 años, sabía que los ojos de un pueblo estaban fijados en él, velando cuál sería su desempeño al frente del combinado. Y él llenó la expectativa con el boleto a España y manejando un núcleo con buena actitud y química sin conflictos ni diferencias.

Olmos, quien reemplazó al boricua Flor Meléndez en julio pasado en un sorpresivo movimiento de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, cumplirá uno de sus sueños; dirigir un Mundial en su país natal, España, el próximo año. Una oportunidad única para cualquier técnico. Y él lo aprecia.

Análisis del partido entre Puerto Rico y México

END: ¿Le hiciste alguna promesa a los jugadores de prepararles o llevarlos a comer paella en España?

PO: “Creo que para eso queda tiempo. Lo único que siento es una gran felicidad por ellos. Fue una grandísima satisfacción. Esto ha sido un gran trabajo de ellos y del staff. Quiero que seamos un equipo ambicioso. Hemos logrado el primer objetivo y ahora iremos por la medalla de oro, que es importante para la confección de los grupos en el Mundial”.

¿Es un sueño hecho realidad poder dirigir en un Mundial en tu país?

“Es una gran ilusión. No son cosas que tienes planteadas en tu carrera. Ser seleccionador es muy grande, llevas la responsabilidad y la felicidad también de un país a tus espalda. Es una satisfacción tremenda porque hemos tenido poco tiempo (de trabajo)”.

¿En dónde ubicas este momento en tu carrera?

“Siempre los éxitos están por encima de las decepciones. Es un éxito muy grande, comparable cuando pude jugar en la final de la ACB (liga de España), ganar un título en Europa (Copa ULEB) y conseguir ascensos (a la ACB). Esto es muy grande porque representas a un país que vive para y por el baloncesto”.

Hemos visto que has variado de cuadro en la mayoría de los partidos. Incluso que, en ocasiones, dejaste en el banco a José Juan Barea y Carlos Arroyo por parciales completos.

“Mi trabajo es tomar decisiones… y es muy importante los roles dentro de un equipo. Yo no les mentí, desde el primer día les dije cuál era la situación pensada. Si tanto hemos hablado de la palabra equipo, hay que demostrarlo con hechos y no solo con palabras. Nunca le mentí al grupo. Fui de cara a ellos para mantener la filosofía: uno contra todos no es posible, y todos contra uno es posible”.

Antes del torneo mucho se habló de la disciplina de Renaldo Balkman por su comportamiento en torneos anteriores y su poca producción. ¿Sabías de todas esas situaciones y estás sorprendido con su brillante desempeño?

“Soy persona que me baso en los hechos que vivo y no en lo que me dicen. Creo mucho en la comunicación y que hay que tratar a todos por igual. El Renaldo que conozco es un jugador con un gran conocimiento de baloncesto, que sabe jugar en pro del equipo. Es muy cariñoso con sus compañeros y le gusta ganar. Es un jugador que está demostrando que ha entrado al sistema del equipo”.

¿Y cómo puedes describir el juego ante Venezuela?

“Un partido que queda a la historia, un partido a la épica. Uno recuerda todas las imágenes de felicidad en el vestuario… no puedes negar que fue una satisfacción tremenda”.

Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: