El hombre

EN EL TECHO

Allá arriba despeja la vista, o los cristales de un techo. En este caso ambas cosas son lo mismo. Andreas Reimann hace un trabajo hasta cierto punto lleno de temeridad. Desde las alturas se hace cargo de la nitidez, de que los ojos de quienes están abajo puedan contemplar el cielo que a diario saluda. Limpia las ventanas y los cristales del techo del “World Trade Center” de Dresden, Alemania. Hace posible el milagro diario de ver el cielo. (Monika Skolimowska / AP)