Juan Dalmau

Tribuna Invitada

Por Juan Dalmau
💬 0

Cómplices del coloniaje

En el plebiscito del 11 de junio, si usted quiere que su voto cuente tanto contra la estadidad como contra la colonia tiene que votar por la soberanía, es decir, bajo el símbolo del círculo. Cualquier otra propuesta como abstenerse, votar en blanco o dañar la papeleta, sería un voto por la estadidad porque no le resta y por la colonia porque no la impugna.

Algunos en el liderato del Partido Popular Democrático (PPD), todavía en negación sobre nuestra situación colonial y queriendo perpetuarla, intentan a toda costa evitar que el colonialismo sea repudiado por los soberanistas populares en esta votación.

Al sector colonialista del liderato PPD le encantaría que los soberanistas populares se limitaran a expresarse de alguna manera inconsecuente en contra de la estadidad —votando en blanco o dañando la papeleta con alguna marca— siempre y cuando que no se votara a favor de la soberanía.

Esa propuesta del liderato colonialista tendría el efecto perverso de convertir a los soberanistas populares en facilitadores y cómplices de la continuación del coloniaje. Los soberanistas populares no son tontos y no tienen por qué caer en este truco del “pescaito” que le propone el liderato colonialista.

El voto bajo la columna soberana de libre asociación/independencia, por el contrario, al ser un voto por la soberanía es un voto tanto en contra de la estadidad como en contra de la colonia. Es un voto en defensa de nuestra nacionalidad puertorriqueña, amenazada por el asimilismo anexionista y el sometimiento colonial.

Es un voto contra la Junta de Control Fiscal, instrumento colonial antidemocrático y dañino a nuestro pueblo. Es un voto para reclamar todos instrumentos políticos para unirnos al mundo, manteniendo amistad y cooperación con Estados Unidos, y poner fin al aislamiento colonial.

En fin, en la medida en que el voto por la soberanía sea masivo y contundente no solo se le asesta un golpe de muerte al anexionismo, sino que los soberanistas populares habrán actuado conforme a su prédica en repudio al régimen colonial.

Me atrevo a decir que darían un paso necesario para dirigir —de cara al futuro— la aspiración de la mayoría del electorado Popular.

En cuanto a la vocación y el compromiso por la descolonización de los que nos oponemos al anexionismo, el voto alto y claro por la soberanía habrá de separar a los adultos de los niños.

Otras columnas de Juan Dalmau

martes, 31 de octubre de 2017

Fin del mito del dios americano

El senador Juan Dalmau expresa que, llegado el ocaso del dios americano, es el momento de construir sobre la zapata sólida de una nacionalidad vibrante y la soberanía para lograr un Puerto Rico verdaderamente democrático y solidario en unión y amistad con el resto de los pueblos del mundo.

martes, 29 de agosto de 2017

Robustecer el comercio boricua

El senador del PIP Juan Dalmau propone una medida que sea justa para el comercio local ante las discrepancias en datos de las ventas al detal en la isla

💬Ver 0 comentarios