Johnny Rullán

Tribuna invitada

Por Johnny Rullán
💬 0

El rompecabezas de los bebés con Zika

Hay que destacar que el 48% de la epidemia del Zika está escondida por eso he me dedicado a analizar la situación actual de esta seria enfermedad en la Isla.

La semana pasada salieron tres artículos en El Nuevo Día en los que se comienza a ver la verdadera cara del Síndrome de Zika Congénito (SZC) en Puerto Rico. El Centro para Control de Enfermedades y Prevención (CDC, por sus siglas en inglés) ha publicado que ya hay certeza en que de cada 100 embarazadas que se infectan durante el embarazo con el virus del Zika, seis bebés van a nacer con SZC. O sea, de nuestras dos mil embarazadas infectadas con Zika conocidas que ya dieron a luz, tenemos que contabilizar 120 bebés con SZC.

La matemática que conocemos es la siguiente:

-12 reportados oficialmente

-44 documentados por los hospitales donde participa la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico

-58 pérdidas de embarazos contagiados con el virus Zika

Esto suma 114 y los restantes seis deben salir de las 120 pruebas de bebés aún pendientes de que se informen sus resultados.

Ahora bien, a partir de este abril, mayo, junio, julio, y agosto nacerán 1,339 bebés de madres infectadas conocidas y de estos se espera que el 6% salga con SZC, 80 nuevos bebés. Entonces ya vamos por 200 bebés con SZC.

Hasta aquí tenemos la matemática de lo conocido según publicado esta semana. Ahora falta la parte difícil. Si bien es cierto que el 80% de las personas que les da Zika son asintomáticos, pues lo mismo ocurre para nuestras embarazadas. El problema es que no estamos identificando a tres cuartas partes —es decir, 75%— de las embarazadas asintomáticas en los prenatales —las llamadas “nunca identificadas asintomáticas”.

Puerto Rico tiene documentadas 3,339 embarazadas infectadas, y el 55% tiene síntomas (1,861) y el 45% no tiene síntomas (1,478). Entonces ese 45% de asintomáticas debería ser el 80% como el resto de Puerto Rico. O sea, el total no es 3,339, sino 9,305* —las 1,861 sintomáticas y a las 1,478 asintomáticas ahora hay que añadirles las “nunca identificadas asintomáticas” que son 4,488 adicionales. Esto significa que el 48% de los bebés de madres infectadas en el embarazo (4,448 de 9,305) podrían nacer sin ser identificados en nuestros hospitales.

No olvidemos que entre junio y noviembre 2016 (6 meses) se infectaban 50 embarazadas por día (20 reportadas al sistema y 30 no reportadas) y en esos 180 largos días se infectaron 9,000 embarazadas en Puerto Rico.

Volviendo al 6% de infección de mamá a bebé (558/9,305=6%), esto se traduce en que nuestra sociedad le tendrá que dar servicios especiales a los bebés que sobrevivan de los 558 con SCZ (probablemente la mitad no sobrevivirá el embarazo, o 279 sobrevivirán para ofrecerles servicios especiales).

El Departamento de Salud junto a los obstetras y los pediatras tienen mucho trabajo por delante para identificara los 558 bebés con SCZ. La semana pasada ya llegamos a identificar los primeros 120, lo importante ahora es transparencia y vigilancia epidemiológica con alta sensitividad (sin falsos negativos) y luego un valor predictivo positivo alto (pocos falsos positivos).

¿Qué hacer con las 4,488 embarazadas “nunca identificadas asintomáticas”? El único remedio es hacerle la prueba a todos los bebés cuyas madres no se hicieron pruebas de Zika en los prenatales una vez nazcan. Si no los identificamos temprano no le podemos dar el beneficio de intervenciones tempranas para evitar la tonelada de rehabilitación.

No queda de otra si queremos armar completo el rompecabezas y encontrar dónde está el 48% de la epidemia escondida. ¡Hagámoslo por el bien de nuestros bebés y por Puerto Rico!

Otras columnas de Johnny Rullán

lunes, 8 de mayo de 2017

Ventana de oportunidad con el Trumpcare

El epidemiólogo Johnny Rullán analiza lo que el Trumpcare significaría para los servicios de salud en la Isla de ser aprobado en el Senado federal y firmado por el presidente.

💬Ver 0 comentarios