José Efraín Hernández

Tribuna Invitada

Por José Efraín Hernández
💬 0

La Nacionalidad, Gigi y Espinal

El poeta Juan Antonio Corretjer finaliza su famoso poema Boricua en la Luna diciendo: “yo sería borincano aunque naciera en la Luna”. Y don Juan Antonio no se equivocó ya que la nacionalidad no la establece el lugar donde uno nace. Por eso por el amor que él sentía por Puerto Rico pudo haber sido borincano aunque hubiese nacido en la Luna.

El tema de la nación volvió a resurgir esta vez en el ambiente deportivo cuando la tenista Beatriz “Gigi” Fernández emitió un comentario a través de Twitter durante la ceremonia de apertura de las Olimpiadas Río 2016. En este cuestionaba la nacionalidad del luchador Jaime Espinal a quien se le concedió el honor de cargar la monoestrellada.

La tenista, quien fue muy criticada por haber competido en las olimpiadas representando a los Estados Unidos se preguntaba en su comentario si Espinal es dominicano o puertorriqueño. Acompañó su comentario con la frase double standard dando a entender que ella había recibido un trato diferente. La realidad es que ninguno de los dos está mal ya que el concepto de nación no tiene una sola definición. Existe la nación en el contexto político, esto es la nación Estado y nación en el contexto cultural. Una nación Estado se refiere a países con soberanía y reconocimiento internacional como por ejemplo Estados Unidos, Francia o Japón.

Estos países tienen embajadas y pertenecen a organismos políticos internacionales como la O.N.U. Puerto Rico en el contexto político no es una nación porque carece de soberanía propia. Como recalcara recientemente el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en el caso de Pueblo v. Sánchez Valle, la soberanía de Puerto Rico reside en el Congreso de los Estados Unidos.

 El otro concepto es la nación cultural que se refiere a una sociedad con una historia, lengua y cultura común unida a un sentimiento de pertenencia. Una identidad que nos diferencia del resto del Mundo. Una nación cultural puede estar localizada en área geográfica en específico o estar regada por el Mundo.

A veces la nación cultural y la nación estado coinciden y a veces no. Este es el caso de los Estados plurinacionales como Bolivia, Ecuador o Rusia donde se agrupan varias naciones culturales en una nación Estado. La nación cultural de un individuo no va atada a la nación Estado donde nació. Espinal vio la luz primera en la Republica Dominicana, una nación en el contexto político y cultural Pero vive desde los 5 años en Puerto Rico lugar donde se ha educado, donde se ha formado como atleta, donde se ha ganado el cariño y el respeto de la gente. Si Espinal ama a Puerto Rico, se siente puertorriqueño, ama nuestra cultura y nuestras tradiciones; ¿por qué no puede ser puertorriqueño?

Hay casos similares como el del fenecido cantante Tony Croatto que nació en Italia pero vivió, amó y le cantó esta tierra como pocos. Y hay otros a la inversa como Luis Miguel que nació aquí pero se considera, ama y le canta a México. Por lo tanto Espinal está en todo su derecho de sentirse puertorriqueño como lo tiene Gigi de sentirse estadounidense ya que la nación cultural no la define el nacimiento, la define un sentimiento.

💬Ver 0 comentarios