Ubaldo M. Córdova Figueroa

Tribuna Invitada

Por Ubaldo M. Córdova Figueroa
💬 0

Nuevo ecosistema como solución

Las sociedades que han alcanzado una cultura altamente emprendedora y de constante desarrollo socioeconómico basado en la creatividad y la innovación cuentan con un denominador común: una universidad accesible, dinámica y catalizadora que provee, primeramente, el recurso humano diestro y emprendedor, y segundo, un flujo amplio de soluciones a los grandes problemas.

En los pasados años se ha levantado una ola de emprendedores en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez (UPRM) dedicados a crear oportunidades entre los activos que nos rodean para promover la investigación, la labor creativa y la innovación como motor de grandes oportunidades socioeconómicas en Puerto Rico. Hablar de retos en un lugar como el nuestro puede ser igualmente extenuante que contar los granos de arena en la orilla del mar. Aún así, estas personas son ágiles hacedores que miran la crisis con optimismo y los motiva la posibilidad de crear progreso en este emergente ecosistema.

Los modelos universitarios que giran en torno al pensamiento creativo y el liderazgo siempre han servido bien a su entorno y crean las conexiones para convertir la academia en parte integral e indispensable de las soluciones a los problemas sociales. Aunque falta mucho por recorrer, se han dado avances en la UPR en renglones que levantan el espíritu científico y emprendedor.

El ecosistema de innovación y emprendimiento de la UPRM utiliza las fortalezas de sus rigurosos programas académicos y de investigación, la motivación de oficinas e iniciativas dedicadas a ayudar a los emprendedores y sus innovaciones con potencial de comercialización, la emoción y poder de convocatoria de asociaciones estudiantiles, sus espacios dedicados para trabajo creativo e interdisciplinario y la flexibilidad del entorno empresarial del área oeste para provocar las condiciones adecuadas y las personas motivadas listas para cambiar el status quo.

La lista de iniciativas ejecutadas en el pasado año es amplia. Los programas Innovación Colegial y Pathways to Innovation, con el apoyo del Centro de Negocios y Desarrollo Económico, la Oficina de Propiedad Intelectual y Transferencia de Tecnología, la Academia de Investigación para Facultad y Postdoctorales, los decanatos académicos y la Oficina del Rector, crearon el UPRM Entrepreneurship Network para darle exposición a esta nueva agenda universitaria en beneficio al país. A la misma se integran profesores, miembros de las organizaciones estudiantiles como Idea Platform, Enactus, HackPR, ACM, APE, entre otros. Incluye acuerdos colaborativos con el Puerto Rico Technoeconomic Corridor (PRTEC) y universidades como Georgia Institute of Technology y Stanford. Cada día que pasa más personas y entidades se suman al movimiento.

Todavía faltan más rieles que poner, capital que levantar, acuerdos que llegar y estructuras que construir. Si la aspiración es crear un Puerto Rico innovador hay que romper las murallas que no permiten sembrar esa semilla. Si queremos generar riquezas a través de la innovación y la curiosidad por conocer lo desconocido, necesitamos fomentar la creatividad con modelos de enseñanza diferentes y el empoderamiento de las personas.

Si el plan es crear más empresas de tecnología en Puerto Rico y echar a correr la economía, necesitamos invertir en los ecosistemas universitarios y en sus programas donde se originan las mejores ideas. Por supuesto, esto implica un país receptivo y solidario con su Universidad, con sus proyectos, sus emprendedores y sus investigadores. Sólo así somos capaces de encontrar una nueva solución.

💬Ver 0 comentarios