Ingrid Vila Biaggi

Tribuna invitada

Por Ingrid Vila Biaggi
💬 0

“Rogue”

En Estados Unidos se suscita toda una rebelión de empleados federales en respuesta a directrices impartidas por la administración Trump que buscan limitar y eliminar el uso y acceso a información científica y técnica. Con esta acción Trump trata de acallar a las agencias que desarrollan investigación y política pública dirigida a proteger la salud y el medioambiente. Agencias que resultan antipáticas para las grandes corporaciones que solo persiguen maximizar ganancias.

En cuestión de horas de la mordaza “trumpista”, empleados federales crearon cuentas alternas en medios sociales para continuar ofreciendo al público datos científicos certeros, en clara afrenta a las directrices del presidente. La comunidad científica y técnica muestra gran capacidad de resistencia ante este crudo intento de amapuche.

Desde Puerto Rico muchos miramos estas acciones de Trump con ojos de espanto y repudio ante la evidente adulteración de información en temas medulares. Algunos respiran con cierto alivio de estar acá en Puerto Rico, aún con Junta de Control Fiscal, y no allá con todo ese tumulto. Pero quizás no nos percatamos que la directriz de Trump, que busca ocultar la verdad, que tergiversa la información para manipular la opinión pública, es el “modus operandi” en nuestro gobierno desde sus inicios.

Es la política pública que se aplica de manera consistente en todas las administraciones de gobierno: callar la verdad, esconder los estudios y revelar solo lo que conviene cuando conviene. Toda recomendación tiene que pasar el cedazo político para ver si es “cónsona” con la política pública. Si no complace a la alta cúpula política (porque incomoda a algún sector que hace contribuciones importantes), se engaveta o, peor, desaparece. Eso es precisamente lo que Trump persigue.

En Puerto Rico esta es la historia y razón de tantos asuntos que marcan la crisis: el espejismo del estatus, las emisiones de deuda sin capacidad de repago, las transacciones financieras onerosas a corto plazo, la privatización de un sistema de salud impagable, las múltiples reformas contributivas que no rinden los resultados esperados, las medicinas amargas que han diezmado la clase media; la insistencia en combustibles fósiles y la resistencia a la energía renovable, la insistencia con un incinerador de basura perjudicial a la salud y al medioambiente, la inacción ante violaciones claras de AES, entre otros.

Es claro que la nueva administración continúa la tradición de oscurantismo al aprobar a toda prisa una reforma laboral sin presentar estudio serio que validara algún beneficio. Los cambios vienen por conducto de oportunidades de ganancia del sector privado y no buscando mejorar las condiciones de vida de la gente.

La experiencia aquí muestra que los gobiernos aseguran hermetismo institucional y que la verdad sobre asuntos públicos no se conozca llenando las agencias de empleados que sienten más lealtad a su partido que a su deber; marginando e intimidando a los servidores públicos responsables; e impidiendo el desarrollo de una verdadera clase de funcionarios con vocación para servir y no para servirse. ¿Por qué será que nunca se ha implantado un proceso serio de reclutamiento por mérito en el gobierno? Es evidente que a ninguno de los dos partidos le interesa.

La crisis fiscal, social y ambiental es de autoría de los partidos de turno y de la institucionalización de la mordaza, la improvisación y la falta de transparencia que hoy Trump atosiga a nivel federal. Lo que queda es un gobierno desacreditado y sin capacidad organizacional para sacar los pies del plato.

Así que cuando miremos lo que sucede en Estados Unidos, reflexionemos sobre nuestro escalofriante estado de gobernanza. Quisiera ver una rebelión de servidores públicos ‘rogue’ como la que surge allá. Servidores con la valentía de proveerle a la ciudadanía información seria sin tapujos ni filtros políticos y que ayuden a romper con la era de las tinieblas. La información es poder y en una democracia el poder siempre tiene que residir en la gente.

Otras columnas de Ingrid Vila Biaggi

viernes, 25 de agosto de 2017

EL ABC de la corrupción

La ingeniera ambiental y otrora secretaria de la gobernación, Ingrid Vila, sostiene que para que el pueblo pueda exigir debe conocer varios conceptos de la crisis

💬Ver 0 comentarios