💬 0

Probado el gran valor y compromiso de la Policía

La valía y el compromiso de los miembros de la Policía de Puerto Rico ha quedado demostrado y con creces a raíz de la catástrofe causada por el huracán María, el evento ciclónico de mayor poder destructor en un siglo.

El estado paupérrimo en que han quedado decenas de cuarteles, así como los daños a la flota de patrullas y otros vehículos oficiales no ha desalentado a los agentes, quienes siguen dando el máximo por mantener el orden en el estado de emergencia en que nos encontramos.

La regulación del tránsito en las vías públicas, ahora carentes de iluminación y parcialmente obstruidas por escombros, representan un gran reto diario para los policías, sobre todo por el alterado flujo vehicular que en las noches es de altísimo riesgo para conductores, pasajeros o peatones y sobre todo para los agentes que incluso con poca luz tienen la encomienda de controlar el movimiento en calles o avenidas.

Desde el paso letal del temporal se ha registrado al menos una decena de muertes de tránsito, por lo que nuestro llamado es a ejercer máxima precaución y paciencia en las carreteras y cooperar con los agentes asignados a dirigir el flujo vehicular.

En este difícil periodo, las actuaciones heroicas de efectivos policiacos antes durante y después del golpe ciclónico son dignas de reconocimiento. Los ejemplos más dramáticos conocidos dan cuenta de la disposición del cumplimiento del deber, no importa las condiciones.

Está el caso de 19 agentes que quedaron atrapados en el cuartel de Corozal durante el criminal azote del temporal, debido a la crecida del río Cibuco, que arrasó las instalaciones policiacas y sus equipos, además de comercios y hasta el centro gubernamental municipal.

Los policías lucharon como mejor pudieron contra la corriente hasta subir al techo del segundo piso de la estructura, donde enfrentaron los fuertes vientos y lluvias. Resolvieron pasar el ciclón en el cuartel con miras a estar listos para salir a patrullar y atender situaciones de emergencia cuando amainaran las ráfagas. Sin embargo, estuvieron a punto de perecer ahogados. Y fueron sus buenas relaciones con la comunidad lo que llevó los vecinos de un residencial cercano a rescatarles con apoyo de los bomberos.

Tristemente en Aguadilla, los agentes estatales Héctor Luis Matías y Ángel Lorenzo González no corrieron igual suerte. Después de días trabajando, ambos se dirigían en sus vehículos privados de vuelta a sus hogares cuando el río Culebrinas, convertido en fiera, fuera de su cauce, los arrastró y los uniformados perecieron.

Al igual que miles de miembros de la Policía estos agentes cumplían con sus labores en el momento histórico de mayor riesgo que ha vivido Puerto Rico en décadas. Dieron y dan cátedra de lo que es una vocación inquebrantable al servicio público en momentos de extrema dificultad.

Muchos agentes también han perdido sus casas y otros bienes, pero, aun así, cumplen de sol a sol en complicadas tareas de seguridad.

Tal encomienda al presente incluye el respaldo a los esfuerzos del Ejército, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), así como las dependencias del gobierno estatal en esta etapa del desastre, descrito por el curtido teniente general Jeffrey Buchanan, a cargo de las operaciones militares de emergencia, como “lo peor que he visto nunca”.

Ante la crisis, cooperar con los agentes adquiere un cariz de deber y necesidad ciudadana. Mientras, urge rehabilitar la infraestructura policiaca, con énfasis en su sistema de telecomunicaciones, para que puedan realizar con mayor efectividad sus importantes labores de vigilancia, prevención de robos y saqueos e investigar actos delictivos de desalmados maleantes que han aprovechado la crisis para realizar escalamientos y apropiaciones ilegales en comercios, casas u otros lugares.

El trabajo de los policías implica arriesgar sus vidas para salvar la de los demás y, como ocurre al presente, luchar por restablecer la seguridad del pueblo, que con su crucial apoyo trabaja con firmeza por la reconstrucción de Puerto Rico.

💬Ver 0 comentarios