Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
19 de junio de 2009
2:40 p.m. Modificado: 3:01 p.m. Béisbol
 

Orgulloso 'Chevel' Guzmán

Iván Rodríguez fue su receptor en Texas en 1991 y 1992. Hoy día Chevel Guzmán trabaja en la transmisión radial de los Vigilantes

 
Guzmán lleva seis años como comentarista en la transmisión radial hispana (1270 AM) de los Vigilantes. (José Rodríguez / Enviado Especial)

Por Luis Santiago Arce / Enviado Especial

Arlington, Texas – Por los pasillos del majestuoso ‘Ballpark’ en esta calurosa ciudad, un boricua camina lleno de orgullo en estos días por la gesta de su compatriota y ex compañero con los Vigilantes de Texas, Iván Rodríguez.

Se trata de José ‘Chevel’ Guzmán, quien tuvo sus dos mejores años como lanzador de Grandes Ligas con Texas en 1991 (13-7) y 1992 (16-11), que fueron las primeras dos temporadas del entonces juvenil Rodríguez a ese nivel, para luego convertirse en posiblemente en el mejor receptor de todos los tiempos, y de seguro el más duradero, al establecer anoche una nueva marca de 2,227 partidos jugados detrás del plato.

“Eso es increíble, especialmente para un receptor. Ese récord va a ser bien difícil de romper. Ya no hay catchers que hagan lo de Iván Rodríguez, que es catchear casi todos los días en el año por tanto tiempo. Me siento muy orgulloso por él, como boricuas y porque compartimos juntos como jugadores en este equipo (Vigilantes)”, dijo el santaisabelino Guzmán a El Nuevo Día.

Recordó, incluso, que desde aquel primer juego que tuvieron juntos de bacteria, cuando vencieron 6-1 a Oakland el martes 25 de junio de 1991, ya el receptor vegabajeño daba señales de gran talento. “A pesar de que era un chamaquito, de la forma que ‘catcheaba’ detrás del plato se veía que estaba preparado, aunque nunca pensamos que iba a batear de la forma que lo ha hecho en su carrera”, precisó Guzmán, ahora de 46 años de edad.

“Hablaba mucho con uno antes de los juegos y le quitaba la presión de encima a los lanzadores por los corredores en base por el cañón de brazo que tenía desde aquel momento. Le daba más confianza a uno y la oportunidad de concentrarse en el bateador”, agregó.

Guzmán, por su parte, lleva seis años como comentarista en la transmisión radial hispana (1270 AM) de los Vigilantes, junto al narrador mexicano Eleno Ornela. “Es un trabajo chévere y cada año uno aprende más. Al principio es un poco difícil, porque aunque uno haya jugado mucho béisbol, el idioma para hablarle al fanático por radio es diferente que entre peloteros. Uno tiene que hacer el juego interesante para que la gente visualice lo que uno está hablando”, explicó Guzmán, quien agradece la continua ayuda de Ornela, aunque tienen ocasionales diferencias lingüísticas.

“Eleno habla de la cachucha, y yo le digo que es gorra”, añadió entre risas, y tras precisar que viajaría a la Isla para recibir el reconocimiento de un parque de béisbol bautizado a su nombre en el barrio Playa de su pueblo natal. “Eso es un honor increíble, después de tantos años que el pueblo de uno lo siga reconociendo. Es un gran orgullo”, concluyó.

Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: