Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
27 de enero de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Orientan sobre el enanismo

En el mundo hay más de 651 mil personas con displasias óseas

 

Por Josefina Barceló Jiménez / jbarcelo@elnuevodia.com

Quizás muchos conocen de las personas con enanismo en Puerto Rico por la periodista Lorraine del Valle o por Karla Michelle Sánchez, quien es modelo y actriz. Los que tienen unos cuantos años más, recordarán a Grace de la Vega y a Luz María Fernández, quienes bailaban en televisión y, por supuesto, a Luis Aguad Jorge, a quien cariñosamente apodaban “El enanito de Holsum”.

Con el fin de educar a la población en general sobre qué es la condición y cuáles son las diferencias, la organización “Little People”, capítulo de Puerto Rico, tiene este fin de semana un mostrador en el segundo nivel, frente a Macy’s, en Plaza Las Américas.

Según Brenda Martínez, presidenta de la organización, el pueblo tiene mucho desconocimiento y por esto, a veces, se llega a la burla. “Tienen que comprender que somos personas con metas y sueños como las demás”, dijo.


En Puerto Rico se estima que unas 400 personas padecen de alguno de los 200 tipos de enanismo que existen. Estas por lo general no son más altas de 4 pies 10 pulgadas. Aunque la mayoría de ellos prefieren ser llamados por sus nombres y no por su condición, los términos persona pequeña, de baja estatura, con enanismo o con displasia ósea, son aceptables. La palabra enano es ofensiva para muchos.

Explicó que su presencia en Plaza Las Américas tiene, además, el objetivo de sumar más afiliados a la organización. Al momento, el capítulo local tiene unos 50 socios.

“La entidad provee información de servicios médicos y científica sobre la condición y hace una convención anual, entre otros beneficios. Eso nos mantiene al día. Pero el que no sabe inglés, se queda atrás. En la Isla hay una necesidad de que los médicos se comprometan y eduquen más. El público en general piensa en enanismo y cree que todo es lo mismo”, manifestó.

Martínez asegura que la vida de una persona pequeña está llena de retos. “La Ley ADA piensa mucho en las personas en sillas de ruedas y qué bueno, pero hay más. Por ejemplo, en los baños públicos, los inodoros para impedidos son para personas en silla de ruedas, para nosotros son muy altos. Igual pasa con las ATH, los mostradores de los bancos y de las oficinas. En la casa y en el trabajo tengo muchos banquitos para treparme”, acotó.

Particularmente, Brenda Martínez no se siente discriminada. "Vivo con gríngolas, ni veo ni oigo lo que comenta la gente. Pero hay otros que sí se sienten discriminados. También tengo trabajo en la industria farmacéutica. Entiendo que hay que prepararse. Escucho de personas mayores, que no se prepararon bien y se les hizo difícil conseguir empleo", comentó.

Hace 11 años, Martínez adoptó a Klaudia, quien hoy tiene 22 años. Vivía en un orfanatorio en Rumania y también es una persona pequeña. Este fin de semana está junto a su madre orientando al público en Plaza Las Américas.

"Yo sabía que era bajita, pero creía que iba a crecer después. No sabía eso de enanismo hasta que llegué a Puerto Rico. Al principio, como yo no sabía hablar español, me comunicaba por señas", contó Klaudia.

Para más información sobre “Little People” visite www.lpad4.org, envíe un e-mail a: lpapuertorico@gmail.com o llame al 787-640-9121.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: