Top de la pagina

Entretenimiento

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
21 de enero de 2013
Música
 

Pagan deuda con la Gran Manzana

El Dúo de la Historia satisface en Nueva York al público que se quedó esperando verlos en octubre luego del paso del huracán Sandy

 

Por Camile Roldán Soto / End.croldan@elnuevodia.com

La ansiedad que caracteriza encuentros que han quedado pendientes inundaba el Madison Square Garden la noche del viernes, a la espera del “Duo de la Historia”, Wisin y Yandel.

Una voz lanzó la pregunta ¿Dónde están los que se sienten orgullosos de su País? Y la mención de Colombia, Venezuela, República Dominicana y Puerto Rico, entre otras naciones latinoamericanas, se dejó sentir contundente por medio de los gritos y aplausos del público.

Ese fue el anticipo de lo que acontecería durante las siguientes dos horas en la Gran Manzana con la visita de los reguetoneros puertorriqueños y su espectáculo Líderes. Era una cita que había quedado frustrada en octubre pasado debido al azote del huracán Sandy. Esta vez, la única fuerza que sintió la audiencia fue una mezcla de sonido y movimiento.

A las 9:20 p.m., el telón blanco que ocultaba el escenario comenzó a transformarse con la proyección de un vídeo que presentó a los reguetoneros en distintos momentos de disfrute frente a su fanaticada.

Unos minutos pasaron, y mientras la algarabía energizaba aún más el espacio, el dúo hizo su entrada al retumbar de Mírala bien, Pam Pam.

Ataviados en cuero negro, Wisin y Yandel desataron una bomba de adrenalina con sus movimientos de caderas y su característico “rakatá”.

Tras ellos, un cuerpo de baile femenino hacía de las suyas, de vez en cuando provocando el delirio de las chicas al acercarse con sus sensuales movimientos al dúo mientras ellos entonaban Rakatá y Pegao.

Y como si eso no fuera suficiente, Wisin tomó por primera vez la palabra para apelar a un segmento femenino del público: “¿Dónde están las mujeres solteras?”. Con gritos y contoneo de cuerpos, la audiencia respondió: “¡Aquí!”.

Los boricuas continuaron encendiendo la velada con Me estás tentando y Zun Zun. El espectáculo, que tuvo como antesala la presentación de Karlos Rose, se dividió en cuatro actos: Pa’l mundo, Los extraterrestres, La revolución y Los líderes. A manera de mosaico musical, los chicos repasaron en cada uno sus 13 años de trayectoria.

Con Ahora es, Noche de sexo y Sexy movimiento pusieron a la audiencia -estimada en 17 mil almas- a brincar y saltar. Pero antes de entonar Tu olor e Hipnotízame pidieron a la concurrencia a que lanzaran un: “qué linda estás hoy” a las chicas que les acompañaban.

Fue el tercer segmento de la noche, marcado por éxitos de la producción La revolución, cuando la emoción alcanzó niveles de delirio con los temas Abusadora y la que Wisin calificó de “canción mágica”: Estoy enamorado.

“Canten fuerte a esa chica hermosa”, pidió Wisin a los presentes, que no dudaron en corear cada línea.

“Este concierto se pospuso por el clima. Quiero darles las gracias por estar aquí”, prosiguió Wisin antes de anunciar que el cantante Romeo había llegado para compartir tarima y el auditorio se volvió entonces una caja de gritos.

Juntos, los tres varones se desplazaron por el escenario cantando Te siento. La fanaticada no paraba de tararear, gritar y tomar fotos del momento con sus teléfonos celulares. Fue, sin duda, este corto pero intenso momento el que marcó el clímax del espectáculo.

Tan pronto Romeo salió del escenario hizo su entrada el rapero 50 Cent, a quien los reguetoneros agradecieron por apoyar siempre “lo latino” y juntos cantaron un medley que incluyó los temas I Run NY y Mujeres in The Club, que la audiencia agradeció con más gritos.

Con un cuarto cambio de ropa y frente a las cinco pantallas que proyectaban visuales abstractos y coloridos, el duó apareció nuevamente en escena para invitar a los presentes a “hacer bulla”. Luego los complacieron con Tu nombre y Te deseo, el nuevo tema que recién empieza a sonar en la radio.

“Si les queda algo de energía hagan una bulla”, dijo Wisin a la fanaticada, que no dudó en ofrecer su contundente respuesta.

Con Hay algo que me gusta de ti concluyó la jornada. La ansiedad quedó saciada.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: