Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
22 de febrero de 2012
12:47 p.m. Modificado: 12:48 p.m. Política
 

Pedro Pierluisi no apoya el proyecto de ley para facilitar la portación de armas

Dice que la iniciativa podría complicar la situación de violencia que vive el País

 
“Yo no abogo por eso”, puntualizó el también exsecretario de Justicia durante una presentación ante la Junta Editorial de El Nuevo Día.(Mariel Mejía/END)

Por Alba Y. Muñiz Gracia / amuniz@elnuevodia.com

El proyecto de ley  para liberalizar el otorgamiento de licencias de portación de armas parece tener un detractor de alto nivel: el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, quien entiende que hacer facilitar la obtención de un arma de fuego no resolverá el problema de la criminalidad y la falta de seguridad en la Isla.

“No va a resolver este asunto, te puedo garantizar que la criminalidad no se va a resolver por tener más armas legales en la calle”, puntualizó el exsecretario de Justicia durante una presentación ante la Junta Editorial de El Nuevo Día.

La medida, que lleva el número 2466 y es de la autoría del senador Carmelo Ríos, propone que cualquier ciudadano sin antecedentes criminales pueda adquirir y portar un  arma. El proyecto no establece restricciones en la cantidad de armas que una persona pueda adquirir.

  “Yo pienso que el pueblo debe tener el derecho de protegerse, y el que quiera tener un arma debe tener el derecho de tenerla. Yo personalmente no abogo por eso”, indicó el comisionado.

Según Pierluisi, la iniciativa podría incluso complicar más la ya volátil situación de violencia en Puerto Rico, ya que a la actividad criminal podrían sumarse incidentes con niños que logren acceso a las armas de fuego, personas con problemas mentales, o bajo los efectos del alcohol o drogas, entre otros.

“Pueden haber complicaciones siempre que estamos hablando del tema de las armas, siempre que estamos utilizando armas. Las puedes utilizar mal, te las pueden robar”, señaló el funcionario.

El proyecto de ley propone que se use un sistema de licencias a través de los Centros de Servicios al Conductor (Cesco) del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) para emitir las licencias para la adquisición y portación de armas.

La pieza legislativa dispone, además, que la licencia estaría vigente por seis años, que su costo inicial sería de $20 y el de cada renovación $10.

El comisionado residente indició que el proyecto debe ser evaluado con detenimiento en vistas públicas en la Legislatura, donde expertos en el tema y las agencias gubernamentales correspondientes se expresen sobre el asunto.


Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: