Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
10 de marzo de 2013
2:46 p.m. Modificado: 4:56 p.m. Seguridad
 

Persecución policiaca culmina de forma trágica

El accidente causó la muerte de una persona y otra herida

Por Gerardo Cordero / gerardo.cordero@gfrmedia.com

Decenas de municiones y varios cargadores de armas automáticas quedaron regados en un tramo de la carretera PR-165 en Guaynabo, donde hoy, domingo, culminó de forma fatal la acelerada marcha del conductor de una guagua Ford blanca que había sido reportada hurtada.

Gerald Mariano Cintrón Ortiz, de 18 años, salió expulsado del vehículo al perder el control del volante cerca de la salida de la rotonda o intersección circular que está en construcción en el barrio Amelia de Guaynabo.

Su cadáver quedó al borde de la calle marginal de la salida en dirección a Cataño, justo detrás de una farmacia Walgreens, a más de 100 pies de distancia del siniestrado vehículo hurtado, donde permanecía gravemente herido el pasajero que lo acompañaba.

Las autoridades informaron que el herido, identificado como Geraldo Garay Maldonado, de 22 años, fue hospitalizado en el Centro Médico en Río Piedras, poco después de las 7:10 a.m. La Policía dijo, a media mañana, que ese pasajero con domicilio en Cataño se encontraba en condición de cuidado.


La trágica colisión, según la información preliminar de la Policía, ocurrió algún tiempo después de que Cintrón Ortiz, vecino de Bayamón, ignoró el alto de patrulleros municipales que lo divisaron en la jurisdicción en Carolina, donde alegadamente incurrió en una infracción a la Ley de Tránsito.

Los agentes muncipales persiguieron la guagua blanca, que se asegura impactó un taxi y siguió veloz por la avenida Baldorioty de Castro. Sin embargo, al llegar al Túnel Minillas, los patrulleros le perdieron el rastro, dijo Mayra Ayala Vidal, portavoz de la Policía estatal.

Lo próximo que trascendió por los canales de comunicaciones de la Policía fue que una guagua blanca modelo 2006 había impactado varios árboles y la valla metálica de la PR-165, en el área de Amelia, explicó a este medio el sargento Héctor Estrada, supervisor de la División de Patrullas de Carreteras de la Policía en Bayamón.

Estrada sostuvo que al llegar al citado lugar los agentes divisaron al herido y posteriormente, a la persona muerta, que fue identificada por su padre en el lugar de los hechos. La investigación preliminar refleja que "la guagua venía a velocidad exagerada por la carretera 165 de San Juan hacia Cataño", sostuvo el sargento.

"Aquí en la salida del barrio Amelia, perdió el control del volante. La guagua choca varios árboles e impacta la valla de metal, y el conductor sale expulsado, cayendo aproximadamente de 100 a 150 pies de donde quedó el vehículo", manifestó Estrada.

El sargento indicó que se ocuparon municiones y cargadores en el interior del vehículo, que resultó pérdida total, así como también en la carretera. Agregó que se recibió información en el sentido de que la guagua había sido reportada hurtada en Trujillo Alto, pero aclaró que ese asunto, así como lo relacionado a las municiones sería investigado a fondo, pero no tenían información precisa al momento.

Mientras se realizó la pesquisa preliminar, la Policía tuvo que cerrar por cuatro horas los carriles de la vía PR-165 de San Juan a Cataño en el tramo desde las inmediaciones de la cárcel federal hasta poco después de la salida del barrio Amelia.

Como parte de las labores en el lugar del choque, también se movilizaron agentes de la Unidad Canina, que con sus perros olfateadores rastrearon la isleta y gran parte del tramo para ver si se ubicaban balas u otros materiales sospechosos adicionales.

En ese momento, la Policía indicó que no se habían detectado drogas u otros materiales para confiscar, más allá de los cargadores y las municiones. Las autoridades agregaron que el caso sería investigado a fondo por la agente Zulma Pérez en coordinación con la fiscal Arleen Patiño.

Después del choque fatal en Guaynabo, Patiño se movilizó a Corozal para investigar junto a la Policía otro accidente con una persona muerta en ese municipio montañoso. Las autoridades indicaron que allí un vehículo cayó por un risco profundo y su ocupante pereció.

Con los choques en Guaynabo y Corozal, así como otro reportado esta tarde en Loíza, donde la víctima mortal fue un peatón arrollado en el kilómetro 18.7 de la vía PR-187, la cifra de fatalidades en las carreteras se elevó a 70, según datos preliminares de la Policía.

De esas muertes en colisiones de tránsito ocurridas en lo que va del año, al menos cinco se han reportado durante el fin de semana con un primer caso en San Juan, la tarde del viernes y otro ocurrido hoy, domingo, a las 2:20 a.m., en Cabo Rojo.

En ese caso, la Policía dijo que falleció el motociclista Luis D. Rodríguez Rodríguez, de 40 años, quien perdió el control del volante en el kilómetro 3.9 de la carretera PR-312 en Cabo Rojo. La División de Tránsito precisó que el hombre fue llevado gravemente herido al Centro Médico de Mayaguez, donde se certificó su muerte a eso de las 8:00 a.m.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: