Top de la pagina

Negocios

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
13 de septiembre de 2012
Autos
 

Peugeot Onyx, eficiencia y audacia en su diseño

Este vehículo será presentado durante el Salón del Automóvil de París a partir del 29 de septiembre.

 

Por Redaccción de Suplementos

981443

Quasar, Proxima, Oxia, 907… los súper autos de Peugeot maravillaron siempre a niños y mayores. En 2012, la marca crea un nuevo sueño con el supercar del siglo XXI: el Onyx. Este auto ha sido creado por auténticos apasionados que han buscado su inspiración en el mundo de la competición. Con su motor V8 en posición central trasera, el Onyx lleva a sus admiradores hasta un mundo de altas prestaciones, siempre bajo control, gracias a un puesto de pilotaje intuitivo.

Más allá de su impactante estética, experimenta con nuevos materiales para llevar todavía más lejos la idea de eficiencia. La pasión por la innovación ha sido una constante durante los 202 años de historia de Peugeot, una de las marcas de automóviles más antiguas del mundo y la única que propone una gama completa de soluciones de movilidad personal: bicicletas, motos, coches y vehículos comerciales ligeros.

Por otro lado, los Concept bike Onyx y Concept scooter Onyx son la expresión de esta visión de futuro en sus respectivos ámbitos.

Una carrocería afilada

Un sentimiento intenso nace al primer golpe de vista. La carrocería afilada cautiva por el estremecedor contraste de sus materiales y sus colores. Moldeadas a mano por un maestro artesano, las aletas y las puertas están hechas a partir de una hoja de cobre puro. Pulido a espejo, este metal no necesita ningún material que le proteja. El resto de paneles de la carrocería son de carbono, pintado en negro mate.

Dispuesto a penetrar en el aire con toda suavidad, la parte frontal reúne la parrilla vertical y unos focos completos de LED afilados y con una superficie limitada a lo estrictamente necesario. A partir de ahí, el flujo de aire se separa, una parte penetra en el corazón del auto, hacia el interior de la carrocería y del chasis para alimentar de aire al motor.

Punto de encuentro entre la experiencia y el futuro, el Onyx integra el presente rindiendo un homenaje al techo de doble abombamiento y a los arcos en aluminio del RCZ. Los cristales y el techo transparente, que dejan a la vista la estructura de carbono y la cabina interior, están hechos en PMMA (polimetacrilato de metilo) y garantizan a los ocupantes una protección óptima gracias a su nanoestructura ultrarresistente.

“La silueta del Onyx está esculpida con dulzura y sensualidad pero es, al tiempo, viva y tecnológica. Desde los primeros esbozos, quise crear una vitrina de la excelencia tecnológica y la artesanía uniendo elementos que definieran un elevadísimo rendimiento aerodinámico como los faros Black Diamond y los paneles de la carrocería en cobre moldeados a mano”, comentó Sandeep Bhambra, diseñador exterior del Onyx.

Un supercar de altas prestaciones

La inteligente tecnología HYbrid4 recupera la energía cinética que normalmente se pierde durante las fases de frenada. Almacenada en sus baterías de iones de litio, esta energía se restituye automáticamente en las aceleraciones aportando 80 caballos de fuerza suplementarios a la cifra de potencia. La gestión de esta función es imperceptible para el conductor al igual que la del motor, que supuso un auténtico desafío para los ingenieros que tuvieron que convertir en utilizable en carretera un motor que, en competición, funciona habitualmente a regímenes extremos.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: