Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
20 de marzo de 2012
Puerto Rico Hoy
 

Piden oraciones por el cardenal

La condición de Aponte Martínez empeoró ayer

 
El cardenal está recluido en el Hospital Auxilio Mutuo desde el pasado 22 de febrero. (Archivo / El Nuevo Día / J. Ismael Fernández Reyes)

Por Marga Parés Arroyo / Mpares@elnuevodia.com

Enfermo de gravedad.

La vida del cardenal Luis Aponte Martínez pende de un hilo tras quebrantos de salud que lo han mantenido recluido en el Hospital Auxilio Mutuo, en Río Piedras, hace ya casi un mes.

Según trascendió ayer, su salud se deterioró notablemente desde el viernes pasado. Irónicamente, cuando los médicos estaban a punto de darlo de alta, se le detectó una fiebre alta que se debía a una infección de orina, condición que le ha ocasionado una significativa retención de líquido en su cuerpo y un marcado desmejoramiento.

“Llega un momento en que la medicina ya no puede ofrecer mucho más. Lleva ya casi un mes en el hospital y ha ido decayendo. Está bastante delicado”, sostuvo su médico de cabecera, el doctor Ricardo Martínez Durán.

Según el galeno, aunque el religioso de 89 años se mantiene “en pie de lucha, consciente y alerta”, cada vez que recibe un nuevo golpe a su salud se debilita “y llega un momento en que el cuerpo ya no puede más”.

Se despiden del prelado

La situación, de hecho, llevó ayer al gobernador Luis Fortuño y a la primera dama, Lucé Vela, a visitar a Aponte Martínez al hospital para darle un último adiós, según informó el director médico del Hospital Auxilio Mutuo, el doctor José Isado.

Mientras, ayer a la 1:30 p.m., el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, difundió un comunicado de prensa en el cual exhortó “al pueblo de Dios” a que “ore intensamente” por el religioso, “para que con fortaleza espiritual y paz interior logre la unión definitiva y plena con el Padre”.

González Nieves pidió, además, oraciones por sus familiares y seres queridos “en estos momentos de tanto dolor emocional”.

solo recibe antibióticos

Aunque Aponte Martínez está recibiendo antibióticos para contrarrestar su infección, Martínez Durán explicó que el religioso está demasiado delicado de salud para soportar algún procedimiento que le ayude a eliminar el líquido retenido.

“Los médicos no han querido hacerle nada agresivo que no pueda tolerar. Solo está bajo observación”, dijo.

Aponte Martínez se encuentra hospitalizado desde el pasado 22 de febrero por un padecimiento cardíaco. Previamente había estado recluido por una deshidratación y una baja de plaquetas que lo llevaron a recibir la Santa Unción. De hecho, el cardenal, un sobreviviente de cáncer, ha sido frecuentemente hospitalizado en los últimos dos años por varios quebrantos de salud, algunos de los cuales lo han llevado al quirófano. El religioso, quien el próximo 4 de agosto cumpliría 90 años, celebraría el aniversario número 62 de su sacerdocio el próximo 10 de abril.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: