Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
21 de enero de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Pierden su trabajo miles de padres de familia

Sus contratos transitorios no les fueron renovados

 

Por Sandra Caquías Cruz / scaquias@elnuevodia.com

Más de un millar de padres de familia se quedaron en la calle en los pasados días, cuando sus municipios –ante la precaria situación fiscal que atraviesan– decidieron no renovarle el contrato transitorio que tenían.

En la mayoría de los casos se trata de municipios que cambiaron de administración. Los alcaldes entrantes alegaron que recibieron los municipios sumidos en una crisis fiscal y que deben tomar medidas para subsistir. Otros casos, como el de Ponce, Toa Baja y Yauco, son alcaldes que revalidaron, pero sus finanzas llevan años en rojo.

Los alcaldes adujeron que se trató de empleados transitorios –tipo de contrato que prolifera en los años eleccionarios– para insistir en que no despidieron a nadie, sino que se quedaron fuera porque se les venció el contrato y no tienen dinero para pagarles. Algunos contratos vencieron el 31 de diciembre; otros, el 15 de enero.

Una cantidad de esos empleados trabajaba para la llamada Ley 52, un programa de adiestramiento basado en propuestas al Departamento del Trabajo.

El secretario de esa agencia, Vance Thomas, explicó que los alcaldes que participan de ese programa tienen derecho a solicitar extensiones, pero que, hasta el pasado viernes, ninguno lo había hecho de forma oficial.

Uno de los pueblos que gastó $3 millones para adquirir tabletas electrónicas y que ahora no tiene dinero para pagar la nómina es Guayama, donde se quedaron fuera 311 empleados, confirmó el alcalde Eduardo Cintrón.

Otro de los municipios donde más empleados se quedaron en la calle es Cabo Rojo. El alcalde Roberto Ramírez explicó que van a “diseñar estrategias” para que el servicio al pueblo no se afecte. “Si no tenemos dinero en caja, no podemos extenderle el contrato”, dijo Ramírez.

Quincena en peligro

De otra parte, los alcaldes de Patillas, Lajas y Arroyo adelantaron que no tienen dinero para pagar la segunda quincena de enero.

“Lo que tenemos actualmente en caja no nos da para pagar la nómina del día 30 (de enero)”, aseguró Eric Bachier, alcalde de Arroyo.

“Todo dependerá de que esta semana nos hagan llegar las remesas del CRIM (Centro de Recaudación de Ingresos Municipales)”, indicó Bachier, quien juramentó la pasada semana.

El alcalde de Patillas, Norberto Soto, informó que presentó una ordenanza a la Legislatura Municipal para que le autoricen solicitar un adelanto de las remesas del CRIM. “Al 30 de enero no va a haber dinero para pagarles a los empleados”, apuntó.

Una situación similar la atraviesa Lajas. El alcalde popular Marcos “Turin” Irizarry advirtió que no tiene dinero para pagar la nómina de febrero.

“El dinero que tenemos no me va a dar ni para pagar la mitad de esta quincena. Y para el próximo mes tendrían que adelantarme las remesas de marzo, abril, mayo y junio. Esto es una crisis grandísima”, subrayó Irizarry.

En una crisis similar están los alcaldes penepés que revalidaron en Toa Baja, Ponce y Yauco.

En Toa Baja, la lista de empleados cuyos contratos no fueron renovados pudiera alcanzar esta semana los 380, adelantó el alcalde Aníbal Vega Borges.

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez, fue imprecisa en la cantidad de empleados que se quedaron sin trabajo. La directora de Recursos Humanos, Angélica Ortiz, informó que “este tipo de nombramiento no tiene bajo la ley una expectativa de continuación”.

En Yauco, el alcalde Abel Nazario volvió a implementar la reducción de la jornada de trabajo a los empleados.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: