Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
22 de abril de 2013
3:40 p.m. Modificado: 3:48 p.m. Seguridad
 

Podrían enfrentar sanciones policías que han faltado a sus labores

García Padilla dijo que agentes que faltan al trabajo ponen en peligro a sus compañeros

 

Por Alba Y. Muñiz Gracia / alba.muniz@gfrmedia.com

El gobernador Alejandro García Padilla puntualizó esta tarde que los policías que se hayan ausentado más de lo que les permite el reglamento de la uniformada sin presentar un certificado médico podrían enfrentar sanciones y los responsabilizó por lo que le pueda ocurrir a sus compañeros de labores que sí se han presentado a trabajar.

Aunque hasta el momento no hay cifras actualizadas sobre el ausentismo masivo en la Policía, trascendió que ayer domingo faltaron a sus puestos unos 1,837 agentes, sin contar las regiones de Aibonito y San Juan. El sábado, se ausentaron unos 1,758 agentes y el viernes, 1,746.

"Hay alrededor de 15,000 policías. Yo no estoy de acuerdo con que se juzgue a 13,200 policías por la actitud de 1,800", indicó García Padilla en rueda de prensa en la Fortaleza.

"A quienes ponen en peligro es a sus compañeros policías que van a trabajar. Si algo le pasa a un policía que está yendo a trabajar porque su compañero no fue a trabajar, a ellos yo los responsabilizo", agregó.

De igual forma, ante los rumores de que al supuesto paro de "brazos caídos" se unan miembros de la Administración de Corrección o del Cuerpo de Bomberos, el mandatario indicó que la acción también estaría "injustificada" ya que, por ejemplo, a los oficiales de Corrección se les redujo la edad para jubilarse.

La mayoría de las ausencias de policías se ha reportado en la Región Norte (Arecibo), y ha coincidido con un llamado a través de las redes sociales para que los agentes se fueran de brazos caídos durante las celebraciones relacionadas a la final de atletismo de las Justas.

La situación provocó que el gobernador ordenara la semana pasada una investigación al superintendente de la Policía, Héctor Pesquera, sobre las ausencias y que se les solicitara a los policías ausentes los certificados médicos que las justificaran.

Ante cuestionamientos sobre si el requerimiento del certificado médico por parte de La Fortaleza podría constituir una violación a la Ley federal HIPAA, que protege la confidencialidad de las condiciones de salud de los pacientes, García Padilla indicó que él es el comandante en jefe de la Policía.

"Le pedí al coronel de la Policía de Arecibo, que es donde está el foco del problema, que me de la lista de los que están faltando por enfermedad y los certificados médicos, y aquellos que han hablado de Ley HIPAA, les tengo una terrible noticia: yo soy su supervisor, por lo tanto yo tengo derecho a ver el expediente entero si quiero. Lo que pasa es que no están acostumbrados a ser supervisados, y se acabó eso porque los otros 13,200 policías no merecen que se manche el nombre de la Policía porque los otros 1,800 decidieron atender su vocación como una profesión. Los policías, la inmensa mayoría, los que no atendieron ese llamado tonto, son policías por vocación, no por dólares y centavos", afirmó el primer ejecutivo.

Previamente, el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Jorge Colberg, había dicho que tanto los policías como los doctores que hayan firmado "fraudulentamente" certificaciones médicas para justificar ausencias en la Uniformada "tendrán que responder" por sus acciones.

"Tienen que entregar los certificados médicos, se van a someter las listas y con cada persona que se haya ausentado de manera correcta no va a haber problema. Aquella persona que se haya ausentado o aquel médico que haya firmado fraudulentamente una certificación médica sin justificación, tendrá que responder", puntualizó Colberg en un aparte con los medios en la sala de prensa del Palacio de Santa Catalina.

Asimismo, reiteró que al igual que el resto de los empleados públicos, los policías que se ausentan por más de tres días tienen que entregar un certificado médico.

"Los policías, como todos los empleados públicos que se ausentan por más de tres días tienen que entregar un certificado médico y el médico tiene que evaluar si esa persona no está capacitada para ejercer una función pública y aquí, de la misma manera en que un supervisor recibe una certificación de un empleado, el jefe del gobierno, que a su vez es el comandante en jefe de la Policía, tiene el legítimo derecho de pedir información con nombre y apellido y número de placa de quienes se ausentaron y cuáles son las razones", subrayó Colberg.

"Y los médicos que firmaron esas certificaciones más vale que hayan cumplido con su deber de ejercer su profesión", indicó. "Confiamos en que todos los que se ausentaron lo hayan hecho de conformidad a la ley porque el que lo haya hecho de manera incorrecta es un fraude al gobierno con fondos públicos y eso es algo muy serio, y cuando uno toma decisiones tiene que lidiar con las consecuencias".

No obstante, Colberg cuestionó que la mayoría de las ausencias hayan ocurrido en la Región Norte "que resulta ser donde está la mayor organización y estructura de una organización de estos policías. Es más que evidente lo que está pasando aquí". El funcionario no especificó a cuál organización se refería.

Asimismo, cuestionó las motivaciones de los policías para realizar acciones de ese tipo cuando ya existe un compromiso del gobernador de saldar la deuda de los días acumulados en exceso por concepto de licencia de enfermedad antes de que culmine este año fiscal, el 30 de junio.

Esto, debido a que los policías no son los únicos empleados públicos a los que el Gobierno les adeuda el pago por días en exceso acumulados por concepto de licencia por enfermedad. Según Colberg, la lista incluye también a los maestros y los empleados de la Administración de Corrección, entre otros.

Indicó que la deuda total asciende a $90 millones, de los que $30 millones corresponden a la deuda con los policías, que serán liquidados antes de que culmine el presente año fiscal el 30 de junio.

"Además de los policías, a todos los empleados públicos también hay que liquidarles los días por enfermedad. La Policía es el 20% de la nómina, pero consume el 35% de todo el exceso de licencia por enfermedad", indicó.

También llamó la atención a que los policías no hicieron algo similar en el 2009, 2010 y el 2011 cuando tampoco se les pagó el llamado "enfermito".

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: