Top de la pagina

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
16 de noviembre de 2012
Puerto Rico Hoy
 

Polémicos cambios a protocolo psiquiátrico

Supondría un mayor uso de fármacos

 
“Va a haber mucha más gente supuestamente con patología y eso es lo que quieren las casas farmacéuticas”, explicó el doctor Alfonso Martínez Taboas. (mariel.mejia@gfrmedia.com)

Por Aurora Rivera Arguinzoni / arivera@elnuevodia.com

Los diagnósticos de déficit de atención con hiperactividad en niños y adolescentes, así como los de depresión severa después de una pérdida se dispararán el próximo año si entran en efecto polémicos cambios propuestos al manual de diagnósticos psiquiátricos, conocido como DSM-IV.

La nueva versión, que se llamaría DSM-V, entraría en vigor en mayo y supondría un mayor uso de fármacos para tratar estar condiciones.

“Ha traído un sinnúmero de controversias, diagnósticos que aparentemente están apresurados, mal hechos. Hay ya más de 50 organizaciones internacionales que han escrito cartas diciendo que está muy apresurado lo que están haciendo. La preocupación esencial es que va a haber mucha más gente supuestamente con patología y eso es lo que quieren las casas farmacéuticas”, explicó ayer el doctor Alfonso Martínez Taboas. El psicólogo abordó el tema durante la convención número 59 de la Asociación de Psicología de Puerto Rico, evento que continúa hoy y mañana en el Gran Meliá Gulf Resort, en Río Grande.

El DSM-IV es una herramienta que actualiza cada cierto tiempo la Asociación Americana de Psiquiatras y que sirve de guía tanto a éstos como a psicólogos y otros profesionales de la salud para identificar y tratar trastornos o enfermedades. Según Martínez Taboas, investigaciones recientes sobre los integrantes del comité que revisa la actual versión revelaron que muchos de estos tienen o tuvieron contratos con compañías que fabrican medicamentos para tratar algunas de estas enfermedades, lo que implica posible conflicto de interés.

En el caso del déficit de atención con hiperactividad, el psicólogo explicó que actualmente el diagnóstico puede darse en o antes de que los niños cumplan 7 años, pero ese período para establecer diagnóstico se extendería hasta los 12 años.

“Lo que va a pasar según algunos críticos es que van a entrar muchos más niños (al diagnóstico de déficit ) y lo que se puede crear es lo que llaman una epidemia adicional de niños hiperactivos”, advirtió.

Mientras, cuando el problema sea conducta depresiva tras una pérdida, un psiquiatra podrá diagnosticar depresión tan pronto como dos semanas después de la pérdida en vez de esperar dos meses para que pase el proceso natural de duelo como se hace ahora. “En el DSM-IV hay un alerta que decía si los síntomas de depresión mayor se deben a una perdida y esa pérdida se dio hace dos meses o menos no diagnostique depresión mayor, es un proceso de luto natural”, contrastó Martínez Taboas.

Dijo que ante estas preocupaciones, si se aprueba la nueva versión del manual diagnóstico así, muchos especialistas en conducta humana optará por utilizar otra guía llamada ICD-X o Clasificación Internacional de Enfermedades en su décima versión.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: