Top de la pagina

Estilos de vida

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
Salud al Día
 

¿Por qué duelen las articulaciones?

La mayor parte de las veces, con el historial y examen físico su reumatólogo tendrá una buena idea del diagnóstico.

 
dolor
El dolor en las articulaciones persistente o recurrente debe ser evaluado por su médico para hacer un diagnóstico correcto y prescribir la terapia adecuada.

Por Oscar Soto-Raíces, MD

El dolor en las articulaciones puede provenir de la inflamación del interior de la articulación o de las estructuras adyacentes a la articulación. 

Trauma o movimientos repetitivos pueden causar dolor alrededor de la articulación y ocasionar:  

Tendinitis (inflamación del tendón: los tendones conectan el músculo al hueso para poder mover la articulación).

Bursitis (inflamación de la bursa: las bursas son almohadas de tejido debajo de los tendones, que evitan fricción entre el tendón y el hueso).

Inflamación en ligamentos o músculos (los ligamentos unen los huesos que forman la articulación).

En el caso de dolor generalizado con puntos de dolor específicos es importante considerar fibromialgia, sin descartar otras causas de dolor generalizado (metabólicas, desórdenes de tejido conectivo y neuropáticos, entre otros). 

La mayor parte de las veces, con el historial y examen físico su reumatólogo tendrá una buena idea del diagnóstico antes de llegar a hacer exámenes adicionales para confirmarlo, como las radiografías y los laboratorios. En algunos casos, en el estudio del líquido sinovial (líquido dentro de la articulación) es necesario para hacer un buen diagnóstico.

Dolor en una sola articulación (monoarticular)

Es usualmente agudo e incluye la presentación súbita o repentina de dolor e hinchazón en la articulación. Esto puede estar acompañado de enrojecimiento y de limitación de movimiento causado por el dolor e inflamación. A cualquier edad, la causa más común de inflamación en una sola articulación, es trauma. La evaluación rápida es esencial para descartar infección como causa cuando no hay historial de trauma.

Otra causa común de artritis monoarticular es artritis causada por cristales como la gota o la pseudogota. El dolor asociado a gota es severo y repentino, y puede incluir enrojecimiento e hinchazón de estructuras alrededor de la articulación.

La presentación de artritis monoarticular también puede ser de desarrollo lento y progresivo, como en el caso de la osteoartritis. El dolor e inflamación se desarrolla a través del tiempo (semanas o meses) y no siempre está acompañado de hinchazón o enrojecimiento. Una excepción a esto es la osteoartritis inflamatoria de las manos, en donde se hinchan y agrandan los nudillos con deformidad permanente de la articulación.

La artritis psoriática se puede presentar en una sola articulación, aunque usualmente progresa a más articulaciones. Este también es el caso de las artritis asociadas a enfermedades virales y las secundarias a condiciones inflamatorias intestinales como colitis ulcerativa y enfermedad de Crohns. 

Dolor en varias articulaciones (oligoarticular)

Las espondiloatropatías son usualmente de presentación oligoarticular (de una a cuatro articulaciones) y es común el envolvimiento del esqueleto axial (columna, pelvis y caderas). Es frecuente el dolor de espalda baja o de la cadera. El entumecimiento o rigidez en la mañana es notable y usualmente sobrepasa la media hora. Es de presentación asimétrica (no en ambos lados del cuerpo a la vez). El historial de problemas gastrointestinales y problemas de piel como psoriasis son de gran ayuda para hacer el diagnóstico, pues la artritis puede estar asociada a estos. Es común en personas menores de 40 años. 

También es importante considerar la inflamación alrededor de la articulación (periarticular). Las espondiloartropatías como la artritis psoriásica se pueden presentar con afectación de la articulación y los tendones adyacentes (tenosinovitis). Este también es el caso de las artritis reactivas como las asociadas a la gonorrea, la sífilis y la clamidia. La psoriasis en pacientes con posible artritis psoriásica puede ser leve y pasar inadvertida. La severidad de la psoriasis no dicta o predice el desarrollo de la artritis y, en ocasiones, la artritis puede preceder las manifestaciones en piel. 

Dolor en múltiples articulaciones (poliarticular)

La artritis poliarticular puede ser no inflamatoria, como es el caso de la osteoartritis, o puede ser inflamatoria, como es el caso de la artritis reumatoide. 

En el caso de la osteoartritis no existe mucha o ninguna inflamación visible en la articulación. Su desarrollo es lento (meses-años). La rigidez (entumecimiento) matutino es de corta duración y habitualmente no excede la media hora. El dolor mejora al transcurrir el día y empeora al final de este. La rigidez y el dolor al iniciar movimiento luego de períodos de inactividad es típico de este tipo de artritis.

La artritis reumatoide se presenta de forma insidiosa y es usualmente simétrica (por ejemplo, ambas manos a la vez).

Entumecimiento matutino está presente por más de una hora y el dolor mejora un poco al transcurrir el día. La hinchazón de las articulaciones es visible y palpable. En las manos se debe buscar la pérdida de la arquitectura de las articulaciones por la hinchazón, así como las deformidades típicas de este tipo de artritis. Los marcadores de inflamación están elevados y los estudios de imágenes en las articulaciones afectadas también son de utilidad para el diagnóstico

El lupus se puede presentar comúnmente con una artritis inflamatoria aguda y puede parecer una artritis reumatoide. Los pacientes son comúnmente mujeres jóvenes y puede coexistir con otros problemas como erupciones o lesiones de piel. Síntomas constitucionales como fiebre y malestar generalizado pueden estar presentes. Otras anormalidades de laboratorios y anticuerpos ayudan a conformar este diagnóstico.

La artritis poliarticular aguda es usualmente causada por infección, cristales o exacerbación de una enfermedad reumática. Las artritis asociadas a virus, particularmente son asociadas a parvovirus, pero también a otros virus como rubéola, sarampión, hepatitis B, hepatitis C, varicela y VIH. La artritis viral es menos severa que la artiritis séptica y se deben buscar síntomas asociados, como fiebre y erupciones en la piel.

En la población geriátrica es común la polimialgia reumática. Esta se presenta usualmente de forma súbita y el dolor típico es alrededor de los hombros y las caderas. El dolor no necesariamente estará localizado en las articulaciones. Es usualmente acompañada por debilidad y entumecimiento mañanero por más de una hora. Marcadores de inflamación en la sangre, como ESR, están usualmente elevados en estos pacientes.

El dolor en las articulaciones persistente o recurrente debe ser evaluado por su médico para hacer un diagnóstico correcto y prescribir la terapia adecuada. En casos de artritis sistémicas inflamatorias, como la artritis reumatoidea, existen tratamientos que pueden detener el progreso de la condición, evitar daño a la articulación y pérdida de función. En otros casos, el tratamiento puede ser curativo e eliminar el problema.

El autor es reumatólogo y presidente de la Fundación Puertorriqueña de Enfermedades Reumáticas. 

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: