Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
29 de noviembre de 2013
11:53 a.m. Calidad de vida
 

Posible extraer petróleo y gas boricua

Estudio del Servicio Geológico de EE.UU. concluye que en la zona cercana a Caja de Muertos podría haber millones de barriles de ambos combustibles fósiles y que sería técnicamente viable extraerlos

 

Por Gerardo E. Alvarado León / galvarado@elnuevodia.com

La zona con potencial de explotación petrolera y de gas natural está cerca de la Reserva Natural de Caja de Muerto. (Archivo)

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, en inglés) dio a conocer un estudio en el que encontró que en Puerto Rico es “técnicamente posible” recuperar petróleo y gas natural, ambos combustibles esenciales para generar energía eléctrica.

“Técnicamente posible” significa que desde un punto de vista de ingeniería se puede hincar un pozo en el lecho marino para extraer hidrocarburos. Cabe destacar, sin embargo, que el estudio del USGS no consideró los aspectos económicos ni ambientales de esta acción. 

El estudio concluyó que existirían 19 millones de barriles de petróleo, 244,000 millones de pies cúbicos de gas natural (en estado gaseoso) y 6 millones de barriles de gas natural  (en estado líquido) técnicamente recuperables.

Estas cantidades, que el USGS no valoró como mucho o poco, estarían disponibles en un área que la agencia federal identificó como “Cinturón de Muertos”, ubicada al sur del país y que se extiende -en una línea imaginaria- desde la isla de Santa Cruz hasta República Dominicana. 

Como cuestión de hecho, al sur del país está ubicada la isla Caja de Muerto, que ostenta la designación de reserva natural y es famosa por sus  manglares, arrecifes de coral y costa rocosa, aparte de ser  área de anidaje de tortugas y aves marinas. 

En total, el USGS evaluó cinco áreas alrededor de Puerto Rico, pero las restantes cuatro fueron descartadas porque sus “probabilidades geológicas” son bajas e inciertas. Esas cuatro áreas  fueron identificadas como Cuenca de la Costa Norte, Cuenca de San Juan, Cuenca de la Costa Sur y Cuenca del Norte de Mona.

Las cinco áreas identificadas representan -combinadas- el 13% del total del área de evaluación. La mayor parte de esa área de evaluación, incluyendo la corteza del océano Atlántico, la corteza oceánica del Caribe, la Trinchera de Puerto Rico y las zonas de plataforma, no tienen potencial de petróleo y no se consideraron más.

 De igual forma, el USGS concluyó que “no hay ninguna posibilidad” de hallar petróleo o gas natural en áreas terrestres de Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses. 

Aunque desde mediados del siglo pasado se plantea la idea de explorar y explotar hidrocarburos en la Isla, esta investigación del USGS ofrece -por primera vez- estimados de cuánto petróleo y gas natural habría disponible.

De inmediato, la secretaria de la Gobernación, Ingrid Vila, indicó ayer que el estudio del USGS “merece un análisis profundo de la posibilidad de explorar y explotar estos recursos naturales, manteniendo siempre en consideración que sea viable y manejable desde la perspectiva económica y ambiental. Estaremos discutiendo con el gobierno federal el potencial que arroja el reporte y las oportunidades que podrían representar para Puerto Rico”.

El estudio  lleva por título Assessment of Undiscovered Technically Recoverable Oil and Gas Resources of Puerto Rico and the Puerto Rico–U.S. Virgin Islands Exclusive Economic Zone. 

“Pueden coexistir”

Pese a los retos ambientales que -a simple vista- pudiera enfrentar la exploración y explotación de hidrocarburos al sur de la Isla, dos conocedores del tema indicaron ayer que ambas cosas “pueden coexistir” gracias a los avances tecnológicos.

 “Hoy día existe la tecnología para realizar barrenos sin causar daños irreparables al ambiente, aunque un accidente podría ser inevitable”, expresó el geólogo y exsecretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Pedro Gelabert, quien a mediados de la década pasada lideró un movimiento a favor de la exploración y explotación petrolera en Puerto Rico junto al científico ambiental Neftalí García.

García, de paso, rechazó la idea de que los hidrocarburos y el ambiente tengan una “relación antagónica”.

 “Además, en medio de una depresión económica como la que tiene Puerto Rico, no podemos plantearnos ahora que como tenemos recursos naturales no los podemos explorar y explotar. Existen muchas medidas que se pueden tomar para proteger tanto el desarrollo ambiental como el desarrollo social”, dijo el científico ambiental.

Gelabert y García señalaron que no les tomó por sorpresa el estudio y los hallazgos del USGS, ya que la porción sur del país es una sobre la cual históricamente ha habido interés para la búsqueda de hidrocarburos.

Sin embargo, destacaron, al igual que el ingeniero geológico Mario Soriano Ressy, que en el pasado también se llevaron a cabo investigaciones en la costa norte, específicamente en la plataforma marina próxima a los pueblos de Manatí, Dorado y San Juan.

Bajaría el costo energético

Los tres expertos consultados coincidieron en que, de concretarse la explotación de hidrocarburos en la Isla, en específico del  gas natural, el costo energético bajaría notablemente.

Al día de hoy, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) trabaja en la conversión de sus unidades generatrices de petróleo a gas natural. No obstante, depende y seguiría dependiendo de la importación de ese combustible para la operación de sus plantas.

“Si encuentran gas, que es más factible que el petróleo, definitivamente que sería más favorable para la AEE que tener que importarlo. Ahora bien, el reto seguiría siendo cómo llevarlo a las centrales”, planteó Gelabert.

“No hay duda de que uno de los beneficios de tener petróleo y gas natural aquí sería que bajaría el costo energético”, añadió Soriano Ressy, quien mencionó que en Cuba, por ejemplo, se encontró petróleo y ya lo están consumiendo en un 20%.

En esa misma línea, García abogó por que la exploración y explotación de hidrocarburos en Puerto Rico sea controlada por las autoridades locales, lo que no da al traste con la posibilidad de que se contraten  firmas extranjeras para que ayuden en las faenas.

“Aún habría que ver el costo económico de esa exploración y explotación, así como saber la cantidad exacta de hidrocarburos que habría. Pero no hay duda de que habría muchos beneficios para el país”, reiteró.

Gelabert, entretanto, planteó que la industria petrolera tendría más potencial en la costa sur de la Isla dada las condiciones geofísicas de la región.

Mencionó, por ejemplo, que a diferencia de la costa norte, la costa sur es menos profunda y el oleaje “no es tan enérgico”, lo que facilita la exploración y explotación de pozos.

“El problema con los pozos de exploración es que, en promedio, de cada cien que se barrenan, solo uno da petróleo. Pero ese pozo que da petróleo paga los cien y más”, concluyó.

Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: