Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
26 de agosto de 2012
Modificado: 28 de agosto de 2012 10:27 a.m. Puerto Rico Hoy
 

Posible un banco de células madre en Puerto Rico

Los tratamientos con células madre podrían ser la cura de las primera cinco causas de muerte en Puerto Rico.

Delva Rivera Chacón, estudiante graduada del Recinto Universitario de Mayagüez, estudia los beneficios de las células madre en la cura de enfermedades. (jorge.ramirez@gfrmedia.com)

Por Brunymarie Velázquez / brunymarie.velazquez@elnuevodia.com

La posibilidad de que los puertorriqueños no tengan que salir de la Isla para recibir tratamientos con células madre en pos de  la  cura de las primeras cinco causas de muerte -corazón, cáncer, diabetes, Alzheimer, enfermedades cerebrovasculares- podría concretarse en un año. Esto con la construcción de un banco que almacenaría  células y promovería  la investigación de lo que para muchos científicos   es la panacea de al menos 75  malignidades.

A pesar de que en países como Cuba y Brasil los avances de la medicina regenerativa han rendido frutos,   científicos locales reconocen que  Puerto Rico está rezagado en este renglón. La posibilidad  de reemplazar células anormales y regenerar el tejido dañado con células del mismo  cuerpo es la gran apuesta del futuro de la medicina en general.

Banco Vida, la primera entidad privada en Puerto Rico que desde hace un año coordina el almacenamiento  de células madre extraídas del  cordón umbilical en bancos privados de Estados Unidos, ha propuesto establecer la primera reserva de estas células en la Isla.   “Un banco en la Isla promovería la investigación en el campo de la medicina regenerativa que incluya variantes genéticas de los puertorriqueños y latinos caribeños”, expresa el doctor Nabal Bracero, genetista y director de  Genes Fertility Institute.

De completar todo el proceso de permisología -con el Departamento de Salud de Puerto Rico, la Oficina de Gerencia y Permisos local,  la agencia federal Clinical Laboratory Improvement Amendments, entre otras- el banco se construiría  dentro de las instalaciones ya existentes en un hospital del área metropolitana de San Juan, según Yaretzza Pacheco, portavoz de Banco Vida.  

“El protocolo de permisos es bien riguroso. En la esfera local cumplimos con  permisos como el de uso, también con el certificado de necesidad y conveniencia del Departamento de Salud y la autorización para operar como banco de criopreservación de células madre”, dijo Pacheco. 

Más de seis mil puertorriqueños almacenan ya las células madre -extraídas del cordón umbilical de sus infantes- en una reserva  privada de Estados Unidos. Así lo confirmó a este periódico un reconocido   banco especializado en el  proceso. 

 “De tener un banco aquí el costo por el almacenaje para los locales sería más económico, pero el ahorro mayor se daría en caso de necesitarse un trasplante. No habría que irse fuera de Puerto Rico para ser trasplantado porque habría médicos certificados para hacer los procedimientos y  no habría que pagar el transporte de las células de un país a otro”, afirma Pacheco. 

El proceso de almacenamiento comienza justo cuando culmina un parto, explica el  ginecólogo obstetra José Huerta Rebozo.  El médico extrae las células madre del cordón umbilical y las guarda  en una bolsa de suero especial que se envía de inmediato a través de los servicios de correo privado hasta los bancos de Estados Unidos.  

Una vez las células llegan a las instalaciones de acopio  se almacenan en  tanques de nitrógeno a  -20ºC.  “Con este proceso -que se llama criopreservar-, inmortalizas las células”, explica el médico. Este proceso tiene un valor aproximado de $2 mil.


Las células madre tienen la capacidad de convertirse en el tejido al que se adhieren, por eso su grandiosa capacidad regenerativa. (Suministrada)

PIONEROS EN LATINOAMÉRICA

“Seríamos el único banco de células madre hispano en Estados Unidos”, dice Huerta Rebozo, uno de los  creativos del  proyecto de la  construcción del banco de células madre en la Isla, el que se estima costará sobre $1 millón. (Salir  del país para someterse a un tratamiento para curar la  leucemia con estas células cuesta alrededor de  $120 mil). 

“Esperamos que esta medicina regenerativa avance como ocurrió con la  medicina de trasplante de órganos en la segunda mitad del siglo 20, con la diferencia de que los tejidos y células a utilizarse van a estar previamente almacenados en un banco”, sostiene el genetista Nabal Bracero.

Por su parte, el secretario del Departamento de Salud de Puerto Rico, Lorenzo González -quien preserva las células madre del cordón umbilical de su primera hija-  coincide en que un banco de esta naturaleza  sentaría las bases para promover  estudios, abonando así al tratamiento de condiciones sin potencial de cura a pesar de los avances médicos disponibles en la Isla.

De otra parte, Huerta Rebozo cree que Puerto Rico tiene los profesionales aptos para  llevar a cabo estos tratamientos  especializados.  “Creo que el gobierno debe apostar a estos métodos, así como a la posibilidad de aumentar el turismo médico”, asegura.  

A lo que el secretario de Salud responde, “el Estado estaría disponible para  invertir en aras de incentivar la investigación  para el tratamiento de cáncer, diabetes u otras condiciones que son altamente prevalentes (frecuentes) en nuestra población”, expresa.

Pero para Carlo Jorge, embriólogo y catedrático del Recinto de Ciencias Médicas de UPR, más que buscar los fondos del estado y el apoyo de las entidades públicas y privadas que auspicien sus investigaciones, los científicos locales tienen un reto aún mayor,   tratar de imitar a la naturaleza.   “Hay profesionales especializados y capacitados para esto”, asegura el profesor. Y parecería que así es.

MENTES LOCALES CREAN HUESO

La ciencia que estudia las células madres ha acercado  al ser humano a una nueva era en la que se apunta a la regeneración del cuerpo. En Puerto Rico son los científicos del Recinto Universitario de Mayagüez los que están a la vanguardia de las investigaciones, entre estas las de los tratamientos a base de células madre. Al momento estudian la regeneración de  los huesos y  también apuntan a la cura del cáncer.

“Las células madre brindan  oportunidades infinitas y maravillosas. Son casi mágicas”, asegura el doctor Jaime Ramírez Vick, profesor del Departamento de Ingeniería del Recinto  y director de la primera investigación de células madre hecha en  Puerto Rico.

“Estamos pensando desarrollar una tecnología que  pueda  llevarse lo antes posible a la clínica. También  empezamos a trabajar en el desarrollo de una fórmula inyectable que  una  fracturas profundas y/o  rellene huecos en el hueso”, explica el ingeniero químico, enfatizando en que estos estudios se realizan  con  células madre adultas  y no las embrionarias. 

Los procedimientos con las embrionarias  están regulados por tratarse del manejo de   embriones humanos que son destruidos, tema que ha provocado importantes discusiones éticas. Desde que se prohibieron en Estados Unidos  investigaciones  con células embrionarias han mermado las  críticas de  los sectores religiosos hacia los tratamientos.  

“Cualquier persona que respeta la vida no va a estar de acuerdo con que se atente con la vida del ser humano, incluyendo la de un embrión.  Es un adelanto científico extraordinario siempre y cuando se respete la vida”, expresa la pastora evangélica Iris Torres Padilla. 


El Dr. Jaime Ramírez Vick dirige el Programa de Investigación con células madre en el Recinto de Mayagüez. (jorge.ramirez@gfrmedia.com)

RENACE LA CONMOCIÓN

Algunos científicos estadounidenses aseguran que vivimos  un momento histórico en el campo de la medicina, comparable a la conmoción que provocó la  aparición de los antibióticos en la primera mitad del siglo 20.

Hace tres semanas fue noticia que los científicos del Instituto de células madre de  Rusia comenzaron a producir un fármaco que impactará  la  formación de nuevos vasos sanguíneos sustituyendo los   deformados.

Con menos actualidad, pero tal vez más impactante fue el caso de Timothy Ray Brown, la única persona declarada curada del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) un año después de haber comenzado una terapia novel a base de un trasplante de células madre.

De otra parte, en Londres, también se completó exitosamente una cirugía pionera: reconstruyeron la tráquea de un niño utilizando sus propias células madre en el 2010. 

“Creo que tenemos una  deuda con la humanidad,  el que demos cabida a explorar el potencial que ofrecen las células madre para el tratamiento de millones de personas que sufren de condiciones debilitantes que hasta podrían provocarles la muerte”, subraya el secretario de Salud de Puerto Rico.

¿Se acabarán las enfermedades algún día? La  ciencia no  puede responder con certeza a esta pregunta. “Las células madre son fantásticas pero todavía son una promesa médica”, advierte el doctor Carlo Jorge.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: