Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
20 de noviembre de 2012
Puerto Rico Hoy
 

Prevén problemas serios de liquidez

Hacienda propone atrasar pagos a suplidores

 

Por Keila López Alicea / keila.lopez@elnuevodia.com

A mes y medio para llegar a La Fortaleza, el gobernador electo Alejandro García Padilla ya tiene ante sí la posibilidad de tener que dirigir un gobierno con un grave problema de liquidez.

De continuar la tendencia de ingresos establecida en los primeros cuatro meses del año fiscal y si el Departamento de Hacienda continúa realizando sus pagos en un periodo de siete días tras validar las facturas, el Gobierno central podría cerrar este año fiscal con un déficit de $368 millones.

Así se desprendió ayer de uno de los análisis presentados durante las vistas de transición por el secretario del Departamento de Hacienda, Jesús Méndez, sobre el flujo de efectivo que tendrá el Gobierno para cumplir con sus obligaciones en lo que queda de año.

El funcionario destacó que este escenario solo se cumplirá si el gobierno entrante no toma medidas para manejar sus operaciones.

“El desfase entre las proyecciones y los recaudos va a generar un problema de flujo de caja en algún punto del primer trimestre del 2013”, afirmó Alberto Bacó, integrante del Comité de Transición del gobierno entrante.

“Se valida nuestra preocupación de que el déficit no es el indicado anteriormente. Es de $1.1 billones, que se compone de $333 millones del déficit proyectado y $773 millones de refinanciamiento de deuda”, agregó Bacó.

El análisis presentado no proyecta los ingresos y gastos por mes que tendrá el gobierno, por lo que no se detalla cuando podría existir la posibilidad que la chequera del gobierno de Puerto Rico quede en cero algún momento.

Los estimados de ingresos para este año fiscal presentados por el secretario ascienden a $15,456,000, mientras que los gastos serían $16,198,000.

El secretario de Hacienda aseguró que este déficit proyectado se puede evitar si el Gobierno posterga por 60 días el pago a los suplidores y de los reintegros, de forma que las deudas no se paguen en junio, sino en julio. De esta manera, en vez de terminar en números rojos, el año fiscal lo haría con un sobrante de $267 millones.

Sin embargo, para el Comité de Transición Entrante, el posponer los pagos no es una solución efectiva.

“Pagar más tarde a los suplidores te crea problemas adicionales. Además, eso siempre ha sido una queja con el Gobierno, pagan tarde a los suplidores y lo que haces es atrasar el problema”, señaló el contador público autorizado Juan Acosta Reboyras, representante del Comité de Transición Entrante.

Cuadro desalentador

La revelación llega luego que el pasado viernes se diera a conocer en las vistas de transición que el déficit presupuestario que recibirá el gobernador electo ronda unos $1,104 millones y que la Junta de Planificación reconociera que la economía de Puerto Rico apenas crecerá 0.6% en el año fiscal en curso.

Acosta Reboyras apuntó a que los ingresos del primer trimestre de este año fiscal reflejan una reducción de un 5% comparado con los primeros tres meses del año pasado. No obstante, Méndez aseguró que no se puede establecer que esto es una tendencia que predice cómo se comportará el resto del año.

“Es muy temprano en el año (fiscal). Los recaudos no entran de manera lineal. En noviembre 15 entraron los ingresos de la Ley 154 (contribuciones a corporaciones foráneas) y fue mayor de lo esperado”, dijo el secretario e insistió que la brecha, al comparar los ingresos con el 2011-2021, se ha cerrado.

Los ingresos estimados presentados en la audiencia incluyen, además, los recaudos del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU).

Dudan de LA proyección

Méndez proyectó para el próximo año un aumento de 22% en los ingresos que genera esta contribución, cifra que fue cuestionada por el equipo del gobernador electo. Esto debido a que en lo que va de año apenas ha aumentado un 4% y pese a que los ingresos por este renglón aumentaron 3.1% del 2011 al 2012.

Precisamente, ese debate entre las proyecciones y el análisis de los números llevó al Comité de Transición Entrante a poner en duda la continuación de la reforma fiscal impulsada por el saliente gobierno de Luis Fortuño.

Sin embargo, ni los miembros del comité de la administración entrante ni los representantes de la administración actual pusieron en duda la capacidad del próximo gobierno de poder pagar la nómina de los empleados públicos durante el primer trimestre del 2013. En el 2009, cuando el gobernador Fortuño se estrenó en el cargo, aseguró que el déficit heredado de $2,300 millones le impidió cumplir obligaciones económicas como pagar los sueldos de los servidores públicos, por lo cual fue necesario recurrir a préstamos de inmediato e implantar la Ley 7 de Emergencia Fiscal.

“Hay retos significativos de aquí a junio 30. Lo que tenemos que ver es cómo vamos a aumentar esos ingresos. Se me hace difícil, por ejemplo, creer que podemos aumentar de un 4% a un 20% el recaudo en el IVU solo con medidas de fiscalización”, indicó Acosta Reboyras.

Por ejemplo, Bacó aprovechó para pasar revista sobre los contratos que mantiene el Departamento de Hacienda, sobre todo, los dirigidos a servicios tecnológicos y publicidad.

Entre ellos, cuestionó los $60.3 millones en contratos con las compañías de publicidad Ballori & Farré y Key Integrated Solutions, una filial de De la Cruz & Asociados, la firma que ha trabajado en las campañas eleccionarias de Fortuño.

“Me parece increíble que si tenemos un posible déficit, se invierta tanto dinero en publicidad”, sentenció Bacó.

Ante esto, el secretario de Hacienda aseguró que es necesario ya que hay programas que requieren de anuncios constantes, como la Lotería.

Cynthia López y Marie Custodio colaboraron con esta nota.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: