Top de la pagina

Negocios

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
18 de febrero de 2011
Actualidad
 

“Puerto Rico se queda sin café”

La economía perdió $25 millones por la pobre cosecha

 
La Asociación propone que el Departamento de Agricultura habilite y ponga a funcionar un albergue para alojar a recogedores de café en cada pueblo cafetalero. (El Nuevo Día / Tony Zayas)

Por Andrea Martínez / amartinez@elnuevodia.com

Con expresiones de “Puerto Rico se queda sin café”’, se perdió el 50% de la más reciente cosecha y a la “industria le puede pasar lo mismo que a la de la caña’”, el presidente de la Asociación de Compradores Beneficiadores de Café de Puerto Rico, Abel Enríquez, urgió medidas drásticas para atender la presente crisis.

Enríquez dijo que el menoscabo indicado es equivalente a una pérdida de $25 millones para la economía. Indicó que en vez de recoger los 150,000 quintales que anticipaban se recogieron 80,000 quintales. “Las lluvias persistentes de los meses de agosto, septiembre y octubre, y la falta de mano de obra fueron entre los principales factores mencionados para la pobre cosecha”.

Enríquez, presidente de la Asociación, dijo que se ha entregado un plan de acción a las agencias de gobierno concernientes, el cual incluye medidas como: que el Departamento de Agricultura vuelva a preparar semilla de café; que se aumente a $90 el vale de fertilizante por quintal; que se establezcan albergues en los 21 pueblos cafetaleros para hospedar recogedores de otros municipios; un incentivo de $45 por quintal para el café robusta; un programa educativo para motivar a los obreros a recoger café y que se enmiende el seguro agrícola para cubrir pérdidas por lluvias torrenciales.

“La industria del café es de las pocas industrias netamente puertorriqueñas de prestigio internacional que nos queda”, dijo Enríquez. También subrayó que es una fuente de empleo para 15,000 jefes de familia; su inyección económica oscila entre los $40 y $80 millones anuales. “El producto por excelencia de la montaña se llama café y hay suficiente mano de obra en Puerto Rico disponible para su recogido. El gobierno necesita ser más proactivo en atender esta situación, pero confío en que juntos podemos hacer más”, dijo Abel Enríquez Vélez. “Si no tomamos acción urgente, nuestro país se quedará sin café”, sostuvo.

Por su parte, William Mattei, presidente del sector de Café de la Asociación de Agricultores, dijo que la función del Departamento de Agricultura, es cumplir la meta de reducir las importaciones de café y crear empleos. Y sostuvo que si bien al presente se le dan muchos incentivos a los caficultores, “ese dinero que invierte el gobierno se queda aquí”.

El secretario de Agricultura, Javier Rivera Aquino, sostuvo que los exponentes “aprietan el botón del pánico... y ofrecen soluciones que son más de lo mismo que se ha hecho y no han funcionado”.

Primero, aclaró que aún mantiene un programa de semillas, y lo que hizo fue eliminar a los contratistas para dicho trabajo. Pero sostuvo que concentrará sus esfuerzos en el proyecto de poda porque “se ha comprobado que se consigue en menos tiempo y con menos dinero el mismo nivel de producción que con siembra nueva”. Segundo, dijo que el incentivo de $45 para fertilizante es la recomendación de la Estación experimental Agrícola y no favoreció el incentivo al café robusta pues “no incide en un beneficio en la producción de café de calidad que es lo que queremos”. Apoyó el programa educativo, y sobre el seguro de lluvias dijo que habría que estudiar si los agricultores podrían pagar esa cobertura que podría resultar muy costosa.

Sobre los albergues, Rivera Aquino dijo que se hacen unas gestiones con algunos municipios pero sostuvo que su creación no garantizará que los obreros lleguen.

Sin embargo, su administración se enfocará en el recogido mediante mallas que se utilizó en la década de los 80. “Será una inversión estratégica. Pero los agricultores tendrán que limpiar las mallas cada dos días y no una vez al mes como pasó en los 80”, dijo el Secretario.

Enriquez dijo que un 30 por ciento de la pasada cosecha se cayó por las lluvias, al preguntársele sobre la posibilidad de que cayera el algún lugar y luego se recogiera dijo que “es muy costoso”.

Rivera Aquino dijo que el año fiscal 2009-2010, se dieron $16 millones en incentivos al cafe, y ese periodo el impacto de la producción a la economía fue de $25.8 millones, para un beneficio neto de sobre $9 millones.

Cargando..
Martes 29 de julio de 2014
85ºF El Clima El Clima
Top
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: