Top de la pagina

Entretenimiento

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
25 de enero de 2013
Cultura
 

¿Qué cambia con la UNESCO?

Como con el deporte, la soberanía cultural redundaría en una mayor presencia internacional

 

Por Ana Teresa Toro / ana.toro@elnuevodia.com

En esta Isla pasan dos cosas cuando se escucha la palabra soberanía: con mayor o menor intensidad, unos aplauden y otros abuchean. Pero el gran término medio en estos debates lo es, sin duda, la cultura, esa gran frontera que nos pertenece a todos y a la que todos pertenecemos.

Por eso, cuando en días recientes comenzó a discutirse una vez más la posibilidad de que Puerto Rico forme parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), vale la pena explorar qué significa realmente. Esto, luego de las expresiones a favor de ese esfuerzo que hiciera el secretario de Estado, David Bernier.

Por un lado se trata del gran sueño inconcluso de don Ricardo Alegría, que por años abogó a favor de esta inclusión, y por otro de un esfuerzo que tiene efectos concretos. Pues más allá del reconocimiento internacional que en términos de identidad representa, la proyección mundial de la producción cultural puertorriqueña no sería –como es ahora– el resultado de esfuerzos más bien independientes, con pocos aliados y con un alcance limitado.

La posibilidad no es tampoco tan lejana pues, existen precedentes en cuanto a la integración de culturas que no son soberanas. Casos como Palestina, Taiwán y la división de Sudán, entre dos países (Norte y Sur), son ejemplos concretos que se han llevado a discusión y que ejemplifican cómo en el contexto de las artes la idea de nación choca con la noción de soberanía política. Igualmente, el Reino Unido ha permitido que las Islas Vírgenes Británicas y las Islas Caimán sean miembros asociados de la Unesco y Holanda lo ha hecho con Aruba y Curazao.

“Esta organización se estableció para contribuir a promover y divulgar las culturas nacionales. Reconociendo relaciones como la de Puerto Rico con Estados Unidos, la Unesco enmendó su reglamento para que estas naciones pudieran ser Miembros Asociados que tienen prácticamente los mismos derechos y privilegios que los miembros en propiedad”, explicó el arqueólogo Miguel Rodríguez López, rector del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe.

“Si Puerto Rico fuera miembro asociado, la institución auspiciaría proyectos culturales como museos, bibliotecas, investigaciones, ayuda a la educación, la publicación de libros y otras actividades culturales, que al igual que en el caso de las actividades deportivas, se llevan a cabo en todos los países miembros de Unesco”, abonó.

Esta inquietud es vieja y, recientemente, luego de un esfuerzo de un año, en marzo pasado se hizo público que Puerto Rico fue aceptado –en la asamblea anual que se realizó en China– como integrante del Instituto Internacional del Teatro, adscrito a la Unesco. Esto, luego de la gestión que hiciera para la candidatura un grupo de teatreros organizados bajo la Sociedad para la Acción Teatral de Puerto Rico.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: