Top de la pagina

De Viaje

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
15 de mayo de 2011
De Viaje
 

Qué hacer en el pueblo más pequeño de Puerto Rico

Destilería Bacardí es una de las atracciones más visitadas de la Isla por turistas extranjeros, quienes llegan atraídos por la historia del ron

  • http://www.sal.pr/restaurantes/dontelloencatano.html
Síguenos en Facebook y Twitter
El Paseo del Mar en Cataño es una plazoleta que se proyecta a la Bahía.  Foto JOSÉ RODRÍGUEZ / EL NUEVO DÍA

Por Yaritza Rivas / yrivas@elnuevodia.com

 Aveces pasamos de largo por Cataño sin conocer que este pueblo del área metropolitana tiene una de las mejores vistas panorámicas hacia la Bahía de San Juan y el Fuerte San Felipe del Morro. Pertinente nos parece, además, destacar que es este municipio, de escasas 5 millas cuadradas de extensión, se produce el 78% del ron Bacardí que se consume en el mundo.

Ubicada en 127 acres de terreno en Cataño, la Destilería Barcardí es, una de las atracciones turísticas más visitadas por los turistas extranjeros. Es tan importante turísticamente como El Yunque y el mismo casco de San Juan. Buenos, las cifras hablan de unos 225,000 visitantes cada año, la mayoría atraídos por la historia de este ron, que seguramente han saboreado en algún bar del planeta.

Son 150 años de historia para contar cómo la destilería se convirtió en proveedora oficial de la familia real española. Bacardí fue el ron oficial de la corona en 1888. Cuenta William Ramos, maestro de la marca, que el rey Alfonso XIII, cuando tenía seis años, enfermó con una fiebre alta. El médico le recetó que tomara ron Bacardí y miel. Al otro día, el jovencito amaneció curado. Entonces, el secretario real español escribió una carta agradeciendo el milagroso producto que salvó la vida del rey. “Desde entonces se conoce a Bacardí Superior como el ron del rey”, dice Ramos.

El paseo por las instalaciones de la destilería es gratis. Al llegar al Centro de Bienvenida te obsequian dos cocteles, en un área que sugiere la forma abstracta de un murciélago. Aquí siempre hay artesanos locales vendiendo sus piezas, como velas de soya con aroma a mangó y papaya, o artesanías hechas con semillas locales o cristal fundido.

Luego del esparcimiento bajo el “murciélago”, diseñado por el artista mexicano Félix Candela en 1962, tomas un trolley hasta el área de exhibiciones, donde relatan la historia del ron y se presenta un filme. Sigues hacia una sala con fotos y documentos de la famosa familia. También puedes ver una colección de botellas antiguas, la más vieja del 1936.

Luego, el recorrido te lleva a oler el proceso de fermentación. Y continúas a un salón con promociones y artículos de la marca Bacardí. En esta estación puedes enviar por correo electrónico un divertido saludo en vídeo a quien quieras. Al final, regresas al Centro de Bienvenida donde también se ubica la tienda, en donde tienen a la venta recordatorios y botellas del ron en todas sus variedades y sabores, como el Rock Coconut. Este nuevo sabor -que sólo se consigue en la tienda de la destilería- sabe a melón y coco. Tomás, el cantinero, lo mezcla con jugo de piña y arándanos. ¡Muy refrescante! Otra chulería en la tienda es que puedes dedicar las botellas al grabar el nombre de la persona a quien vayas a regalarla. Aquí se consiguen las de Reserva Limitada en un estuche con un certificado de autenticidad y número de serie grabado. “El sueño de Facundo Bacardí Massó era hacer la destilería más grande del mundo”, dice Ramos. Hoy la destilería de rones es la más grande del mundo, detalla el maestro de la marca.

 Frente al mar y de cara a El Morro

Sigo hacia el pueblo y me encuentro con Edgardo Hernández, coordinador de actividades del municipio, quien solía hacer excursiones por el pueblo. De vasto conocimiento, se convierte en nuestro guía y explica que Cataño fue un barrio de Bayamón, allá para el 1839. No fue sino hasta el 1927 que se le reconoció como municipio, el más pequeño de la Isla.

Desde la Plaza de Recreo, se ve la iglesia Nuestra Señora del Carmen y el Paseo del Mar, con una enorme estrella que se alza ante el Frente Marítimo.

Una secuencia de uvas playeras se extiende por este malecón. Es desde donde mejor se ve la perspectiva más amplia del Castillo San Felipe del Morro y del Viejo San Juan. Y es divertido ver desde aquí eventos como carreras de lanchas que suelen celebrarse aquí. A pasos del terminal de lanchas, en proceso de remodelación, está el restaurante Don Tello, famoso por su sazón criolla.

Los restaurantes El Varadero y Borjas, son otras dos opciones para comer en el área. Abren de miércoles a domingo. Imperdible es El Punto Sabroso para probar enormes rellenos de camarones, según recomienda Hernández. Abren de jueves a domingo desde las 11:00 a.m., (787) 275-4038.

Cargando..
Sábado 25 de octubre de 2014
83ºF El Clima El Clima
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: