Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
1 de julio de 2014
12:46 p.m. Calidad de vida
 

Rechazo a la cubierta de contraceptivos

Tribunal Supremo federal avala apelación de grupos cristianos en contra de este beneficio médico

 

Por Marga Parés Arroyo / Mpares@elnuevodia.com

ProFamilia el año pasado distribuyó 30,000 anticonceptivos orales (pastillas) y 60,000 condones, tanto masculinos como femeninos. (Archivo)

La decisión del Tribunal Supremo federal de favorecer a compañías que, por principios religiosos, pidieron ser excluidas del requisito de incorporar a los métodos anticonceptivos en la cubierta médica de sus empleados abre la puerta a que otros beneficios de salud también sean descartados.

“Es preocupante. Una vez más vemos cómo los religiosos interfieren con los derechos reproductivos de las mujeres”, comentó Blanca Cuevas Rodríguez, directora ejecutiva de la Asociación Puertorriqueña Pro Bienestar de la Familia (ProFamilia).

Según la directora de la organización sin fines de lucro dedicada a temas de salud sexual y salud reproductiva, a nivel local esta decisión federal permitiría que otros servicios médicos también queden fuera de cubierta médica por razones de credo.

“Esto representa un precedente, porque hoy son los anticonceptivos y mañana serán otros tratamientos que también tengan que ver con los derechos de la salud sexual femenina”, sostuvo Cuevas.

La objeción que presentaron dos compañías estadounidenses de dueños cristianos para objetar la cobertura de los métodos anticonceptivos era que sus creencias religiosas les impedían incluir este beneficio médico en los seguros de salud de los trabajadores de sus empresas.

En una decisión de cinco jueces a favor de la apelación de los cristianos y cuatro en contra, el Tribunal Supremo federal entendió que obligar a estas compañías  a incluir este beneficio violaba una ley federal previa. El juez federal Samuel Alito Jr. escribió en la decisión judicial que una  ley federal de libertad religiosa aplicaba a las corporaciones con fines de lucro dirigidas por familias religiosas. Mientras tanto, en la opinión disidente que escribió el ala de jueces más liberal la jueza Ruth Bader Ginsburg recalcó que la cobertura anticonceptiva era vital para la salud de las mujeres y la libertad reproductiva. La jueza de origen boricua, Sonia Sotomayor, también rechazó la apelación.

Las empresas que solicitaron la apelación fueron Hobby Lobby,  cadena de tiendas de artículos de arte, y Conestoga Wood Specialties, una tienda de gabinetes de madera. 

La inclusión de métodos anticonceptivos en las cubiertas médicas es parte de los beneficios del Affordable Care Act, mejor conocido como el Obamacare.

Según Cuevas, no es la primera vez que los derechos de las mujeres son violentados. Agregó que, a nivel local, hay hospitales y farmacias que también se niegan a vender y distribuir métodos anticonceptivos por cuestiones religiosas.

“Algunos se niegan a vender artículos como el Plan B (anticonceptivo de emergencia) y otros a dar ciertos servicios, como hacer esterilizaciones femeninas”, indicó.

Para Elliot Pacheco, de la Asociación de Farmacias de Comunidad, la decisión que emitió ayer el Tribunal Supremo federal es inverosímil.

“Parece mentira que en el año 2014 hayan estos grupos religiosos en contra del bienestar de los derechos de las mujeres. Es algo ilógico”, opinó.

Según Pacheco, además de violar la libertad que tienen las féminas de tomar decisiones sobre su cuerpo, a nivel económico también resulta  más beneficioso incluir a los métodos anticonceptivos en la cubierta médica que cubrir los servicios médicos que conlleva un embarazo.

“Es una cuestión puramente de costos. Es más efectivo cubrir $20 a $40 mensuales que cubrir un embarazo”, sostuvo.

Pacheco comentó, sin embargo, que la cubierta del Plan de Salud del Gobierno (Mi Salud) tampoco cubre  los anticonceptivos.

“Pero eso no impide que la mujer los compre, comoquiera se van a vender”, indicó.

Por su parte, para el doctor César Vázquez, presidente de la Pastoral Unida a Favor de la Familia, la decisión del Tribunal Supremo es el paso correcto.

“La libertad religiosa es la manera correcta en que se manifiesta la libertad de conciencia. Los gobiernos no pueden obligar a los individuos a actuar en contra de sus convicciones”, indicó.

Según Vázquez, la decisión judicial debería enseñarle al presidente estadounidense Barack Obama que el poder del gobierno para cambiar los valores del pueblo no es absoluto.

“Esto no solo afecta el asunto de los anticonceptivos, sino que trastoca otros asuntos, como las esterilizaciones, los abortos y cualquier otro asunto sobre la libertad de conciencia y libertad religiosa”, dijo el cardiólogo. 

Según datos de ProFamilia, el año pasado esta organización sin fines de lucro distribuyó 30,000 anticonceptivos orales (pastillas) y 60,000 condones, tanto masculinos como femeninos.

Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: