Top de la pagina

Entretenimiento

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
18 de diciembre de 2012
11:22 a.m. Modificado: 11:34 a.m. Cultura
 

Recuerdan a Axel Anderson

Se celebrará hoy un acto religioso y luego sus restos serán cremados

Anderson murió el domingo. (mariel.mejia@gfrmedia.com)

Por Ana Teresa Toro / ana.toro@elnuevodia.com

El aire de galán es una de esas cosas que se tiene y muy pocas veces  se pierde. En el caso del fenecido actor Axel Anderson, ese aire de señor elegante y formal, de galán de todos los tiempos, le acompañó hasta el último día de su vida.

De eso dan fe quienes lo conocieron y trabajaron con este hombre que nos regaló decenas de memorables interpretaciones tanto en el cine, como en el teatro y la televisión. “Era un hombre muy culto, un actor muy técnico”, recuerda el director teatral José Ignacio Valenzuela quien laboró junto a Anderson en repetidas ocasiones siendo la última la puesta en escena de “M. Butterfly” en el 2010 en la que Anderson encarnó más de un rol.

El actor, nacido en el seno de una familia judía en Berlín en el 1929, dedicó más de cinco décadas al oficio actoral en la Isla. Anderson murió en su casa el domingo a los 83 años tras un diagnóstico de cáncer. Ayer, decenas de artistas realizaron una guardia de honor en la Funeraria Puerto Rico Memorial en Santurce convocados por el Colegio de Actores. Hoy, en la funeraria, se llevará a cabo un acto religioso a las 2:00 p.m. Posteriormente sus restos serán cremados y habrá una ceremonia de despedida privada para familiares y amigos cercanos.

Como un abuelo

Sin duda, y como atestiguan las múltiples muestras de afecto por parte de la comunidad de actores del país, Anderson impactó más de una generación con su amplia cultura, su dominio de la técnica actoral y con la intensidad con la que acogía cada nuevo proyecto.

Así lo recuerda el joven cineasta Álvaro Aponte Centeno quien dirigió a Anderson y a la actriz Iris Martínez en el cortometraje “Luz”, premiado en Cinefiesta.

La historia aborda el tema de la muerte y la soledad en la vejez. “Es una pieza muy personal, la filmé en mi casa. Hice mucho trabajo de mesa con Axel, el me cuestionaba cada línea, los movimientos, fue un proceso de reescritura junto con el actor porque él además es director”, recuerda Aponte Centeno quien llegó a desarrollar con el actor una relación casi de abuelo y nieto.

Como todo el que trabajó con él, el cineasta, recuerda el carácter de Axel Anderson quien durante la filmación del corto se negó a hacer un desnudo. “Luego de un rato lo hizo y cuando vio el resultado final entendió y se alegró mucho. También con el tiempo entendí que esta era una pieza personal para él también”, relata el cineasta quien agradece al talento de Anderson y de Martínez el premio que obtuvo en Cinefiesta y que le permitió realizar el cortometraje nominado a la pasada edición del Festival de Cannes, “Mi santa mirada”.

De él aprendió siempre. “Era como un libro, ése era él”.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: