Top de la pagina

Estilos de vida

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
7 de marzo de 2014
Salud al Día
 

Recuperación y mucha vida por delante

Para el joven seleccionado como el Calendar Cover Artist 2014 del American Kidney Fund.

 
Jonathan Rivera Gómez
La Dra. Marta Suarez, la trabajadora Social Zayska Pacheco, Jonathan Rivera y su madre, Carmen Gómez, en el período en el que Jonathan estuvo hospitalizado en el Hospital Pediátrico Universitario. (Foto: Suministrada / Departamento de Salud)

Por Casandra Boyce López

El dibujo de la mano de Dios entregando unos riñones impresionó a muchos, tanto así que fue seleccionado para engalanar la portada del calendario del American Kidney Fund del 2014. La imagen dibujada por Jonathan Rivera Gómez, joven paciente con malformación renal, terminó por convertirse en realidad, cumpliéndose su sueño y el de su familia de que logrará ganar la batalla contra su condición para poder vivir una vida plena al recibir los riñones que necesitaba.

En febrero se cumplieron dos meses desde que le realizaron a Jonathan Rivera Gómez un trasplante de riñón y, según afirman este y su madre, todo va viento en popa. “Estoy agradecido con Dios, pues puedo hacer las que cosas que antes disfrutaba, pero que no había podido hacer en mucho tiempo como jugar baloncesto, correr bicicleta, hacer ejercicios y compartir con mi familia”, aseguró el joven de 16 años.

Sin embargo, la historia de Jonathan, al igual que la de otros pacientes que sufren de condiciones complicadas de salud, está repleta de esperanza, sacrificios, oraciones y mucha fe.

Jonathan nació con la condición de malformación renal, pero no fue hasta sus 14 años que empezó a sufrir condiciones de salud, que lo llevaron, en más de una ocasión, a pernoctar en las salas de intensivo de diversos hospitales. Mientras luchaba por su vida, su madre, Carmen Gómez Martínez, su fiel acompañante y luchadora incansable, hacía todo lo posible para asegurar que Jonathan recibiera el trato médico necesario, labor que ocupó la mayor parte de su tiempo, viéndose obligada a renunciar a su trabajo.

A pesar de todos los retos, tales como tener que removerle los riñones a Jonathan, vivir sin ellos por un año y tener que recibir diálisis a menudo, procedimiento que, según mencionó, le quitaba las energías y le daba mucho sueño, hubo momentos llenos de esperanza que lograban fortalecer la fe que ellos albergaban de que sin duda Dios tenía un riñón separado para él.

Con esto en mente, Jonathan decidió crear un dibujo recordando lo que su madre siempre le decía, “Dios tiene un riñón separado para ti” y de un día para otro creó el dibujo que cambió su vida. Esto fue a petición de su trabajadora social, quien exhortó a Jonathan participar en el certamen de dibujo del American Kidney Fund, para que el mismo distrajera su mente y no cayera en depresión por la reciente operación en la que le removieron sus riñones. Jonathan accedió y rápido comenzó a trabajar. Su dibujo: un hermoso paisaje con montes, un río y una palma rodeado por animales y en el centro las manos de Dios entregándole los riñones que tenía separados para él junto a un ángel.



En abril del 2013 recibieron la inesperada llamada de que el dibujo de Jonathan había sido seleccionado como el ganador y que, por ende, sería galardonado como el American Kidney Fund’s “Calendar Cover Artist”. “Como premio le enviaron una ‘laptop’ y un certificado de regalo de $ 150 dólares. Para nuestra sorpresa, el premio también incluía un viaje a Washington con todos los gastos incluidos. Esa fue nuestra primera experiencia viajando fuera de la isla y fue una tremenda emoción. Estábamos tan felices y contentos. En el Children’s Hospital le dieron los tratamientos de diálisis necesarios y lo trataron muy bien. También nos llevaron a ver la ciudad de Washington. Durante la noche de gala, dedicada a Jonathan, se presentó el calendario y fue Pedro Pierluisi quien lo representó. Fue una experiencia muy bonita”.

Esta experiencia era solo el comienzo de las buenas nuevas que estaban por venir, pues el 12 de diciembre del 2013, solo seis días después de que Jonathan ingresará oficialmente en la lista de espera por un riñón, recibieron una llamada en la madrugada informándoles de que Jonathan era candidato para recibir un riñón. Catorce horas después le confirmaron que era compatible y que había sido elegido para recibir el órgano que tanto necesitaba.

Hoy día, Jonathan está saludable, puede comer de todo, correr, jugar con sus amigos, le fascina dibujar y está feliz de que tiene toda una vida por adelante para realizar aquellas metas que se ha propuesto, entre ellos convertirse algún día en maestro de arte.

Al preguntarle qué consejos le daría a otros niños y jóvenes que están pasando por las vicisitudes que él vivió, sin titubear expresó, “que sigan hacia adelante, que sigan luchando por sus vidas, y que nunca dejen de confiar en el señor, pues a cada personas él les tiene lo suyo separado para darle su sorpresa”.


Aquellos interesados en aportar a la recuperación total de Jonathan Rivera Gómez, podrán depositar su donativo en el Banco Popular en el número de cuenta 783086035. Este dinero será utilizado para costear gastos de transportación, la prima de su plan médico, su dieta y medicamentos, entre otros gastos médicos. 

Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: