Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
11 de julio de 2013
Boxeo
 

Roach realizará pequeños ajustes al estilo de Cotto

El entrenador quiere que el cagüeño tiré más combinaciones y trabaje más al cuerpo

 

Por José A. Sánchez Fournier / jose.sanchez@elnuevodia.com

Freddie Roach será el quinto entrenador en la carrera profesional de Miguel Ángel Cotto Vázquez. Y el afamado técnico estadounidense es consciente de que no hay demasiadas cosas nuevas que se le puedan enseñar a un exolímpico de 32 años que ha conquistado cuatro títulos mundiales como profesional.

“Algo bueno de trabajar con los boxeadores más talentosos es que ellos entienden mejor y aprenden mas rápido. Y así trabajaré con Miguel”, dijo Roach anoche, durante una conversación telefónica con El Nuevo Día. “Miguel es un peleador talentosísimo. A boxeadores como él solo hay que hacerle ajustes pequeños y yo soy muy bueno en ese aspecto”.

Roach, un expeleador que en los últimos años se convirtió en uno de los más cotizados entrenadores y estrategas en el boxeo profesional, preparará al cagüeño para su retorno al cuadrilátero, el cinco de octubre en el Amway Center de Orlando, Florida. Aunque no se ha anunciado oficialmente, el rival con toda probabilidad será el dominicano Delvin Rodríguez.

Viejos conocidos

La historia de Freddie y Miguel comenzó de lleno en 2009. Y no fue muy amistosa.

Para entonces, Cotto entrenaba con su amigo Joe Santiago y Freddie tenía en su gimnasio a Manny Pacquiao. Cuando se firmó la megapelea entre el boricua y el filipino, Roach comenzó una hábil guerra sicológica que pareció afectar al inexperimentado entrenador boricua. Roach y Santiago incluso intercambiaron palabras fuerte en el pesaje del 13 de noviembre. El presidente de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Francisco Valcárcel Mulero intervino entre ambos en el mismo centro de la tarima del pesaje, quizás evitando que la sangre llegara al río. Una noche después, Pacquiao noqueó a Cotto en 12 asaltos.

Cuatro años después, Roach asegura que esos altercados son gajes del oficio.

“Sabes, la cosa es que conozco a Miguel como peleador hace mucho, mucho tiempo. Nos acercamos más para la pelea con Pacquiao. Hubo un poco de tensión, pero nada de eso es personal”, aseguró Roach. “Por eso cuando Gaby (Peñagarícano, asesor legal de Cotto) me llamó para ver si podía entrenar a Miguel, me encantó la idea y acepté”.

“Yo trabajo 12 horas al día entrenando boxeadores. Amo mi trabajo. Si puedo ayudar a un boxeador a mejorar, eso me encanta. Y si puedo ayudar a que un boxeador como Miguel vuelva a ganar títulos mundiales, mejor”, continuó diciendo Roach.

Cambios de estilo

Cotto siempre ha sido conocido como un peleador de técnica depurada. Su nuevo entrenador desea utilizar esa base técnica y subrayar algunos de sus atributos ofensivos.

“Mirándolo desde afuera, tengo ciertas ideas que me gustaría implantar”, explicó el pupilo del ya fallecido Eddie Futch, uno de los más respetados entrenadores estadounidenses de todos los tiempos. “Trabajaremos juntos y yo se las recomendaré. Algunos cambios le gustarán y otros no. Iremos ajustando con el pasar del tiempo”.

Cuando este diario le pidió que fuera más específico sobre qué ajustes piensa hacer en el estilo de Miguel, el entrenador dijo: “Quiero que tire más combinaciones y que trabaje más al cuerpo. Miguel tiene un gran gancho al cuerpo”.

“Él tiene esa defensa pasiva que también le gusta a Manny. Pero a mí no me gusta porque yo favorezco el contragolpeo y esa defensa no te permite pasar golpes y tirar con facilidad”, agregó Roach.

Cotto, quien entrenó con el cubano Pedro Luis Díaz Benítez para sus últimas tres peleas, hará la mayoría de su entrenamiento en el nuevo gimnasio que Roach compró en Los Ángeles, en parte bajo la tutela del entrenador físico Gavin McMillan, quien reemplazará a Phil Landman.

Al momento, Cotto y Roach se encuentran en situaciones similares en sus vidas profesionales. Tras más de una década como uno de los mejores peleadores del planeta, el boricua perdió sus últimas dos peleas. Luego de ganar el premio al Entrenador del Año tres veces seguidas (2008 a 2010), el entrenador ha visto perder a sus principales peleadores: Manny Pacquiao, Julio César Chávez y Amir Khan. Los últimos dos lo abandonaron tras ser vencidos.

Por eso, el choque del cinco de octubre es de particular peso para ambos.

“La cosa es que, sabes, a la gente se le olvida que ganar y perder es parte de la vida”, sostuvo Roach. “Yo perdí un par de peleas, pero sigo trabajando duro. Y con la victoria de Miguel y la victoria de Manny en noviembre 23, estaremos en la cima de nuevo”.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: