Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
19 de febrero de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Se excedieron nuestras expectativas

Aunque miles se reúnen, pocos políticos asisten al evento

Por Miguel Díaz Román / mdiaz2@elnuevodia.com

Una impresionante manifestación de miles de feligreses de diversas denominaciones religiosas se dieron cita ayer en los alrededores del Capitolio en una marcha convocada con la llamada intención de defender la familia, el matrimonio y la niñez, mientras muy pocos políticos hicieron acto de presencia para respaldar la actividad.

Desde tempranas horas de la mañana, decenas de vehículos escolares, autos privados y guagüitas de todos los colores, arribaron a la isleta de Puerta de Tierra cargados de pasajeros. A las 9:30 de la mañana las inmediaciones del lado norte del Capitolio estaban repletas de manifestantes, quienes estaban ataviados con ropa ligera y equipados con sillas plegadizas, sombrillas y neveras portátiles, como si fuera un día de playa.

“Se excedieron nuestras expectativas, estamos abrumados, pudiéramos estar hablando de 200,000 personas de distintas denominaciones religiosas. Aquí hay católicos, evangélicos, adventistas y hasta gente que no cree en la luz eléctrica. Pero tienen papá y mamá y creen en la familia”, dijo entusiasmado el doctor César Vázquez Muñiz, portavoz de Puerto Rico por la Familia, la entidad que organizó la actividad, que se conoció como “Puerto Rico se levanta”.

La multitudinaria actividad fue la respuesta del sector religioso militante a varias iniciativas legislativas que consideran como un atentado contra lo que debe ser la familia, el matrimonio y la niñez.


Estas iniciativas legislativas son patrocinadas por los grupos que defienden los derechos de la población lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT). Entre estas medidas figura una del senador popular Ramón Luis Nieves, que propone prohibir el discrimen en el empleo a personas de esa comunidad, así como el que se rechace la entrada, por esas consideraciones, “en lugares públicos, en los negocios, en los medios de transporte y al vender o arrendar una vivienda”.

Otro proyecto, que fue radicado por el representante Luis Vega Ramos, pretende incluir a las parejas de hecho dentro del marco de protección de la Ley 54 (violencia doméstica).

“Estamos a favor de la justicia y que todo el mundo sea protegido de la misma manera. Se dice que estamos en contra de enmiendas a la Ley 54. Lo que queremos es que estén protegidas todas las relaciones domésticas, todas las relaciones de convivencia donde hay intimidad emocional y eso nos protege a todos”, dijo de forma enérgica Vázquez Muñiz.


El doctor advirtió, sin embargo, que estaba en contra de conceder derechos o protecciones a relaciones entre personas del mismo sexo. “Yo no tengo problemas cuando son hermanos o gente que es familia. El problema es cuando hay individuos que reclaman los derechos que nacen del matrimonio para sus relaciones”, dijo Vázquez Muñiz.

El obispo Daniel Fernández, quien fue la figura de mayor jerarquía dentro de la Iglesia católica que participó en la actividad, sostuvo que su presencia obedece al temor de que en otros países se han radicados proyectos muy parecidos a los que se han presentado en la Legislatura local.

“Lo que se pretende con estos proyectos es redefinir el matrimonio y la familia, y lo decimos porque lo hemos visto en otros países. Por lo tanto, es necesario levantar la voz de alerta. La ley natural es que el matrimonio lo integran un hombre y una mujer”, dijo el obispo Fernández.

ACTIVIDAD DE OPOSICIÓN

Pasadas las 10:00 de la mañana y en las cercanías del parque Luis Muñoz Rivera, unas cien personas, que representan a la comunidad LGBTT, iniciaron una marcha que culminaría con una actividad en el lado sur del Capitolio.

La marcha fue organizada por el Movimiento Inclusivo de Apoyo a la Comunidad, integrado por varios líderes de la comunidad LGBTT, y capitaneada por la licenciada Ada Conde, quien se ha destacado por su defensa de los derechos de esta comunidad.

“¡Aquí van tus vecinos, tus amigos, tus compañeros de trabajo, los profesionales, los que pagan contribuciones!”, arengaba Conde micrófono en mano, mientras por un altavoz se dejaba oír la canción Yo quiero un pueblo, interpretada por Danny Rivera.

Cerca de las 11:00, comenzaron a dejarse ver por el lado sur del Capitolio algunos políticos. Entre ellos estaba el vicepresidente de la Cámara de Representantes, Roberto Rivera Ruiz de Porras, quien fue la figura de la mayoría popular de más jerarquía que pisó la actividad.

Rivera Ruiz de Porras sostuvo que, aunque fue la persona encargada de trabajar con los coordinadores de la actividad en la Cámara, ni él ni otros legisladores fueron invitados a participar de ella. El legislador sostuvo que la actividad religiosa “era a favor de la unidad de la familia y la unidad del pueblo”, y se negó a opinar a favor o en contra de las medidas que provocaron la actividad “Puerto Rico se levanta”.

Entretanto, el senador penepé Enrique “Kikito” Meléndez se manifestó a favor de proteger derechos de los grupos LGBTT, pero indicó “que se podría hacer fuera de la Ley 54. Después que no afecten a la familia tradicional, yo no tengo ningún problema”.

A su vez, la senadora Itzamar Peña se manifestó abiertamente en contra de las medidas porque, según dijo, “para mí, matrimonio es entre el hombre y una mujer. El matrimonio entre gente del mismo sexo es el caos”.

De igual forma se expresó el representante José Aponte, quien se autodenominó como “un defensor de la familia y del matrimonio”.

“Yo no favorezco esos proyectos porque van en contra de mis principios. Yo no reconozco a las parejas de hecho. Ahora mismo una persona puede dejar su herencia a personas que no son su familia de sangre. Para eso no hay que hacer un proyecto de ley. Para la violencia entre parejas está el Código Penal. Incluir a las parejas de hecho dentro de la Ley 54 es reconocer a esas parejas. Yo les pido a mis compañeros legisladores que recapaciten”, dijo Aponte.

Por otro lado, el senador popular Luis Daniel Rivera, de Carolina, sostuvo que estaba “en contra de patrocinar cualquier tipo de discrimen, pero no favorezco medidas que protejan agendas de un grupo en particular”.

Rivera dijo que estaba dispuesto a evaluar las medidas, pero se negó a revelar si las favorecería o les votaría en contra.

El senador popular Ángel Rodríguez, de Guayama, a su vez, aseguró que su participación en la actividad respondía “a que estoy a favor de la familia y no votaré a favor de esos proyectos”.

El representante popular Víctor Va-ssallo, quien también estuvo rondando la tarima, se manifestó a favor de la familia y en varias ocasiones advirtió que no era homofóbico. Vassallo también se expresó a favor de lo que llamó los valores de la familia y de la cultura puertorriqueña.

Pero indicó que los proyectos radicados a favor de la comunidad LGBTT pretendían incrementar los derechos de una comunidad integrada por personas que habían aprendido esas conductas.

“Son conductas aprendidas (las de la comunidad LGBTT) y si los reconocemos estamos discriminando contra otras conductas aprendidas”.

Vassallo incluyó entre las conductas aprendidas el bestialismo (sostener relaciones sexuales con animales) y la pedofilia (el uso de los niños como objeto sexual).

Durante su participación, la pastora Wanda Rolón sostuvo que “los gobiermos van y vienen, pero la Iglesia siempre permanece. Creo que se está mandando un mensaje claro y contundente a ellos (legisladores) para que revalúen sus posturas”.

Ante las palabras de la pastora, la multitud respondía delirante y satisfecha.

Alex Figueroa Cancel colaboró con esta historia.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: