Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
27 de febrero de 2014
10:39 a.m. Calidad de vida
 

Severos recortes en la UPR

La institución aún evalúa posible alza en el costo de la matrícula

 

Por Keila López Alicea / keila.lopez@elnuevodia.com

La universidad se prepara para una fuerte reducción presupuestaria. (Archivo)

En medio de la crisis económica que atraviesa el país y a tres semanas de la degradación de su crédito, la Universidad de Puerto Rico (UPR) ya se prepara para enfrentar el próximo año fiscal con una reducción en su presupuesto.

“Esperamos que haya una reducción de presupuesto, no esperamos que va a subir”, indicó el presidente de la Junta de Gobierno de la UPR, Jorge Sánchez.

Al momento, la institución desconoce a cuánto ascenderá el presupuesto que manejará para el próximo año fiscal. La UPR depende principalmente de la partida de dinero que recibe del Fondo General, la cual se calcula a base de una fórmula del 9.6% del promedio de los ingresos recibidos en los dos años previos, aunque también genera ingresos propios y recibe asignaciones legislativas adicionales, una partida proveniente de los juegos de azar y fondos federales, explicó el director de Presupuesto de la institución, Basilio Rivera.

“Uno no espera que la tormenta llegue, sino que uno se prepara para cualquier evento”, destacó Rivera.

La Oficina de Gerencia y Presupuesto deberá informar a la institución cuánto dinero recibirá en marzo o abril. Al momento, la institución no ha recibido una comunicación oficial sobre su presupuesto, pero Sánchez adelantó que le han advertido que será menor que el corriente a través de “conversaciones informales”.

El presupuesto actual consolidado de la institución es de $1,522 millones. De estos, $834 millones provienen de  la fórmula del 9.6%. En este presupuesto, la UPR recibió un aumento en las aportaciones del gobierno central de unos $77 millones, cifra que se atribuye a una enmienda a la Ley 7 de 2009 que permitió que se incluyeran los impuestos creados mediante ese estatuto y parte del impuesto sobre ventas y usos (IVU), entre otros fondos,  para calcular lo que recibe la institución.

Con estos cambios, el sistema universitario trabajó este año con un presupuesto comparable al que recibió en el 2008 y con $100 millones más que el presupuesto que tuvo en el 2010.

Sin embargo, el dinero no le sobra a la institución, aseguró Sánchez. Un aumento en los costos de matrícula y el cierre de recintos son alternativas que se discuten en círculos universitarios cada vez que la universidad enfrenta retos económicos, pero actualmente no hay planes concretos para implantar estas medidas, sostuvo el presidente de la Junta.

Los cambios en los costos de facturación de la institución aún son evaluados por un comité del  cuerpo rector de la UPR, ente que el año pasado dejó sin efecto un aumento automático que entraría en vigor en agosto pasado, señaló el director de Presupuesto.

Mientras, la consolidación de recintos es un asunto que sí se ha hablado en las reuniones de la Junta de Gobierno.

“En la Junta se ha mencionado, pero no tenemos un plan, hay muchas alternativas antes de eso. Se ha dicho si se pueden consolidar municipios, ¿por qué no recintos? Pero no se ha evaluado, son ideas que la gente tira al aire”, expresó Sánchez.

 En su última reunión, la Junta de Gobierno le ordenó al presidente de la UPR, Uroyoán Walker, que preparara un plan de trabajo para enfrentar esta reducción presupuestaria, la cual la administración de la institución ya toma como un hecho. Para prepararse para cualquier escenario, funcionarios de la administración central evalúan cómo podrán operar con menos dinero, pero manteniendo la misma cantidad de estudiantes y la misma cantidad de empleados permanentes, explicó Rivera.

Ante los cambios demográficos que enfrenta el país, el sistema universitario ha enfrentado una reducción en su matrícula. Este año, la UPR tiene alrededor de 58,000 estudiantes, mientras que el año pasado la cifra alcanzó los 65,200, según los datos presupuestarios de cada año fiscal. Y la tendencia no  da la impresión de cambiar, señaló Sánchez, lo cual tendrá un impacto en los ingresos que genera la institución.

Asimismo, la degradación del crédito provocará que la institución tenga que buscar de sus propios fondos el dinero para dar mantenimiento a la infraestructura, pues tendrá que pagar intereses más altos si acude al mercado de bonos, destacó el jefe de Presupuesto.

“Todavía no sabemos dónde van a ser esos recortes. La meta es que lo tenemos que hacer con los mismos estudiantes y sin recortes del personal permanente”, indicó Rivera.

Un asunto de personal

El 74% del presupuesto de la UPR se invierte en el pago de nómina, señala la certificación 51 de la Junta de Gobierno que estableció el presupuesto vigente. 

Anualmente, la UPR necesita cerca de $60 millones para el pago de deudas, reconoció el director de Presupuesto. La deuda de la UPR asciende a $573 millones, de acuerdo con datos del Banco Gubernamental de Fomento.

En la institución se han congelado cientos de plazas de personal que se ha jubilado, puestos que hacen falta para mantener la calidad educativa y una oferta curricular atractiva en los recintos, reconocieron la presidenta de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), Lida Orta, y la rectora interina del recinto de Río Piedras, Ethel Ríos Orlandi.

La realidad económica de la UPR quedará en la palestra en los próximos meses, pues la Hermandad de Empleados Exentos no Docentes (HEEND) estará negociando su convenio colectivo.

“Nosotros sabemos la situación económica de la UPR, así que nos tocará trabajar para garantizar que siga sirviendo al país”, indicó el presidente de la HEEND, José Torres Rosario.

Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: