Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
25 de febrero de 2013
Béisbol
 

Sin límite el potencial de imagen de Correa

Sin embargo, su asesor de mercadeo sostiene que al prospecto no se le pueden poner presiones adicionales

 

Por Luis Santiago Arce / larce@elnuevodia.com

Carlos Correa entró al mundo profesional con alfombra roja y enormes proyecciones, pero después de todo aún es un simple joven prospecto en pleno desarrollo y así hay que mirarlo. Al menos por ahora.

Esa es la opinión del asesor de mercadeo y relaciones públicas de Correa en Puerto Rico, Frankie Higginbotham, quien ejerció igual función, o parecida, en el pasado con Iván Rodríguez, Carlos Baerga, Juan ‘Igor’ González y Roberto Alomar, entre otros.

“Ahora mismo el potencial de la imagen de Correa no tiene límites, pero hay que darle esa madurez igual. Tiene que ir paralelo a lo que está haciendo en el béisbol”, dijo Higginbotham a El Nuevo Día.

Correa, de apenas 18 años de edad, se convirtió desde el pasado verano en una celebridad deportiva al ser escogido por los Astros de Houston en el primer turno nacional del sorteo colegial del béisbol de Grandes Ligas.

“Hay que ser realistas y no poner esa presión adicional. Hay que llevarlo con calma... Ya la presión que tiene de haber sido el número uno es más que suficiente”, subrayó Higginbotham, actual director de operaciones de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC).

Elogió, asimismo, la personalidad del santaisabelino Correa, quien firmó al profesionalismo con un bono de sobre $4 millones.

“A su edad, la madurez que tiene es lo más que me sorprende. Cómo ha podido tener esa adaptación en tan poco tiempo”, indicó Higginbotham, un exlanzador profesional que ha visto otros dorados prospectos ceder ante la arrogancia por su exitosa temprana realidad deportiva.

“Es a veces contradictorio al esfuerzo que se pone, pero en el caso de Carlos ha sido todo lo contrario. Pregunta mucho, está pendiente y lo más importante es que respeta el juego. Lamentablemente, muchos de los jugadores de hoy en día creen que están por encima del juego, y no hay nadie que esté por encima del juego”, añadió.

Correa, por su parte, relató que desde su llegada en junio pasado al sistema de liga menor de los Astros mantuvo una buena relación con sus compañeros y entrenadores.

“Siempre tuve una buena relación con todos los peloteros... Con mi carisma pude ganarme a los peloteros. Siempre estaba en comunicación con ellos y pude ser el capitán del equipo. Siempre me escuchaban y estaban ahí apoyándome en todo momento”, afirmó el espigado torpedero de 6’4” de estatura.

Reconoció, además, que “la gente te ve diferente. Muchas personas te ven ya como un símbolo de dinero... pero la realidad es que las personas, al menos en mi barrio, me siguen viendo normal y yo sigo siendo el mismo”.

Mientras, Higginbotham rechazó que su nueva relación profesional con Correa pueda representar un conflicto de interés con su puesto en la LBPRC, situación que dice haber consultado con el presidente del organismo, Héctor Rivera Cruz.

“Las decisiones y aportaciones que hago con Carlos Correa no tienen nada que ver con su participación en la liga invernal”, puntualizó Higginbotham, anticipando que de surgir alguna situación con Correa en el torneo invernal se inhibiría de tomar acción.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: