Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
7 de abril de 2012
Puerto Rico Hoy
 

Sin sufrir cambios

“Hoy no reacciona, no habla”, dijo el capellán Marrodán

 
El Cardenal Aponte Martínez está hospitalizado desde el 22 de febrero. (Archivo)

por jOSEFINA bARCELÓ jIMénez / jbarcelo@elnuevodia.com

Por Josefina Barceló JiménezP

El cardenal Luis Aponte Martínez continúa en estado delicado de salud.

Según Francisco Javier Marrodán, capellán del hospital Auxilio Mutuo, ayer, Viernes Santo, temprano por la mañana le hizo una oración y estaban junto a él dos de sus hermanas.

Los hermanos de Aponte Martínez -ocho en total- se han mantenido todo el tiempo muy pendientes del cardenal.

“Tiene sus altas y bajas. Hoy (ayer) no reacciona, no habla. No hay cambios. Es que (el cardenal) tiene una fortaleza muy fuerte”, indicó el capellán.

Marrodán comentó que a mediados de marzo, cuando su condición agravó, le dio la Bendición Apostólica y le rezó las Recomendaciones del Alma, oraciones que les hace a las personas en agonía.

Sin embargo, el religioso indicó que las dos oraciones que diariamente reza junto a él son el Salve y el Alma de Cristo.

Aponte Martínez tiene la visita restringida por orden de su médico de cabecera, Ricardo Martínez Durán y por petición de su familia.

Durante el día de ayer solo recibió la visita de su familia inmediata. Varios feligreses que llegaron hasta la puerta del cuarto del cardenal, fueron atendidos desde el pasillo.

Otra persona que no deja de visitar al cardenal casi todos los días es el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves.

Ayer, el padre Carlos Pérez, de la iglesia Santa Rosa de Lima, quien visitó al cardenal en su lecho de enfermo, aseguró a El Nuevo Día que éste “sigue estable".

Aponte Martínez se mantiene recluido desde el 22 de febrero en el hospital Auxilio Mutuo, originalmente, por una taquicardia supraventricular y que se le ha complicado debido a su edad; cumplirá 90 años el 4 de agosto. Nació en Lajas en 1922.

El prelado es el primer cardenal puertorriqueño.

El 10 de abril de 1950, fue ordenado sacerdote por el entonces obispo de Ponce, James McManus.

El 23 de julio de 1960, fue designado obispo auxiliar de Ponce por el papa Juan XXIII.

El 4 de noviembre de 1964, se convirtió en el primer arzobispo puertorriqueño.

El 5 de marzo de 1973, fue designado cardenal.

En mayo de 1999, se retiró para pasar a ser arzobispo emérito de San Juan.

En abril de 2005, viajó a Roma para preparar el cónclave en donde ganó Benedicto XVI, pero no pudo participar por tener más de 80 años.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: