Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
30 de marzo de 2014
11:08 a.m. Política
 

Sobre la balanza la estadidad

El estudio del GAO confirma que se recibirán miles de millones adicionales. Sin embargo, dibuja un panorama incierto por el efecto fiscal en las CFCs. Mira el informe

Por José A. Delgado / jdelgado@elnuevodía.com

El informe indica que la Isla recibiría unos $5,000 millones adicionales en fondos federales, pero advierte de severo golpe a la economía porque se irían empresas que gozan de beneficios contributivos.

WASHINGTON - Si a corto plazo Puerto Rico se convirtiera en el estado 51 de Estados Unidos, el alza en los fondos federales que recibe sería de poco más de $5,200 millones al año.

Sin embargo, la eliminación de los beneficios tributarios que ahora reciben las Corporaciones de Control Foráneo (CFCs) ensombrece el análisis de los recaudos, que pudieran alcanzar, en el mejor escenario posible, los $5,700 millones anuales, $4,300 millones más que ahora.

Esas son algunas de las conclusiones del informe de la Oficina de Contraloría General (GAO)  sobre cómo un Puerto Rico estado 51 puede afectar los principales programas de asignaciones federales y las fuentes de recaudo del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Para el gobierno de Puerto Rico, concluye la GAO, la estadidad representaría un reto en los esfuerzos por equilibrar su presupuesto.

Aunque toma nota de que es posible que la estadidad eleve la “visibilidad” de Puerto Rico con respecto a  los inversionistas estadounidenses y ponga fin a la “incertidumbre” que también causa el dilema del status,  la  GAO advierte que los ajustes en el sistema contributivo y su efecto en las CFCs presentan un panorama incierto.

El mensaje del Tesoro. “De acuerdo con expertos del Departamento del Tesoro federal y del Comité Conjunto de Asuntos Contributivos del Congreso, los cambios en los requisitos contributivos federales con toda probabilidad motivarán a algunas corporaciones con cantidades sustanciales de ingresos derivados de activos intangibles (y por tal razón los transferibles) a relocalizarlos de Puerto Rico a localidades extranjeras con bajas tasas de interés.  El grado al que esas empresas puedan trasladarse de Puerto Rico es desconocido”, indicó el director de Asuntos Estratégicos de la GAO, Stanley Czerwinski.

Bajo ese grupo, considera, estarían principalmente las industrias farmacéuticas y de equipos médicos, que constituyen cerca del 70% de las empresas manufactureras en la Isla.

Al tomar en cuenta las recomendaciones de los expertos del Tesoro y el Congreso en torno a las CFCs, la GAO reduce, de $9,300 millones a $3,400 millones anuales el máximo posible de recaudos corporativos bajo la estadidad, unos $2,000 millones más que en estos momentos.

“La estadidad puede resultar en cambios económicos y fiscales dinámicos para Puerto Rico, que pueden afectar el impacto final del nivel federal de gastos en (la Isla) y los recaudos de residentes y corporaciones en Puerto Rico. Debido a que la estadidad causará numerosos ajustes importantes al futuro de Puerto Rico, eso requerirá una cuidadosa evaluación por parte del Congreso y los residentes de Puerto Rico”, agregó Czerwinski en el análisis que hace para los congresistas republicanos Doc Hastings (Washington) y John Fleming (Louisiana), que como líderes del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal le solicitaron el estudio.

Czerwinski entregó el estudio a los congresistas  el pasado 4 de marzo.

Menos que lo augurado

Los cerca de $5,200 millones adicionales que la GAO proyecta que el Congreso tendría que asignar a Puerto Rico bajo la estadidad, en el mejor escenario de su análisis, representan casi la mitad de los $10,000 millones que ha proyectado recientemente el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi,  y casi una cuarta parte de los $20,000 millones que durante la campaña del plebiscito de noviembre de 2012 alegaron los sectores estadistas.

El total puede ser ligeramente mayor a los $5,200 millones, pues en el análisis de la GAO queda fuera un 14% de los programas. Solo se examinaron los que a nivel de todo Estados Unidos asignan más de $5,000 millones.

La mayoría  de las asignaciones adicionales bajo la estadidad  saldrían de la vigencia en Puerto Rico del Seguro Social Suplementario (SSI), que pudiera representar hasta $1,800 millones anuales, y alzas en los programas  de Medicare (hasta $1,500 millones más), Medicaid ($1,000 millones) y asistencia alimentaria ($700 millones). En el área de carreteras, predice  $115 millones más, aunque ello supondría tener que pagar 4.8 centavos adicionales por litro de gasolina.

En 2012, entre pagos a individuos y transferencias, en  Puerto Rico se recibieron  alrededor de $17,253 millones del gobierno federal.

Entre los 29 programas federales analizados por la GAO, 11 se afectarían directamente bajo la estadidad, tres como resultado de problemas de elegibilidad  y 15 permanecerían iguales.

Uno de los programas que queda fuera del análisis de la GAO  es el pleno acceso de Puerto Rico a la reforma federal de salud (Obamacare), pues bajo la estadidad la Isla pudiera recibir financiamiento suficiente para establecer un centro público de intercambio de seguros en el que los ciudadanos puedan ir en busca de planes médicos menos costosos.

El déficit fiscal

El incremento en fondos federales, no obstante, choca con el duro impacto que la estadidad, bajo la situación económica actual, representaría para las finanzas del gobierno de Puerto Rico, que en estos momentos está en crisis fiscal y tiene que reducir su presupuesto 2014-2015 en  $800 millones.

El estudio de la GAO reconoce que el aumento en Medicaid puede aliviar en hasta $352 millones los gastos del gobierno de la Isla en Mi Salud, pero quitará recaudos generales.

Por ejemplo, el estudio calcula que los residentes de Puerto Rico, después de deducir $580 millones en nuevos créditos contributivos que recibirían, tendrían que pagar al Tesoro federal entre $2,200 millones y $2,300 millones en impuestos sobre ingresos.

Para llegar a ese total, la GAO asume que el gobierno de Puerto Rico tendría que reducir las contribuciones sobre ingresos a sus ciudadanos, que en estos momentos representan cerca de $2,080 millones, una cuarta parte del presupuesto de la Isla.

El estudio llama la atención a la pérdida de la exención  federal que tienen los desvalorados bonos del gobierno de Puerto Rico y la potencial eliminación del reembolso por el arbitrio federal al ron, que  le representa al Departamento de Hacienda  $245 millones anuales.

Recaudos corporativos

Un punto conflictivo del informe es que para analizar los ingresos del Tesoro de  las corporaciones en la Isla –criollas y estadounidenses–, usa como base el año fiscal 2009, que reconoce no es un año normal. Ese año se recaudaron $4,300 millones de corporaciones en la Isla, pero la norma es que el Tesoro  reciba unos $1,400 millones.

Tags
Cargando..
Viernes 19 de septiembre de 2014
88ºF El Clima El Clima
Top
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: