Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
11 de julio de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Superado con éxito el ‘ensayo’

Expertos coinciden en que el Gobierno manejó bien la situación. Fotos y vídeos

Por Gerardo E. Alvarado León / galvarado@elnuevodia.com

Aunque siempre existen áreas de oportunidad, la administración de Alejandro García Padilla parece haber pasado la prueba manejando todo lo relacionado al paso cercano de la tormenta tropical Chantal.

El evento, considerado la primera emergencia del nuevo gobierno, fue descrito ayer como un “gran ensayo” de situaciones que pudieran suscitarse en lo que resta de la temporada de huracanes, que acaba el 30 de noviembre.

Tres expertos consultados por este diario coincidieron en que la emergencia se manejó “bastante bien”, en parte, porque los efectos de Chantal en la Isla fueron relativamente pocos: árboles caídos, deslizamientos de terrenos y ciudadanos sin agua y luz.

Lo anterior, sin embargo, contrastó con la extensa cobertura mediática dada al disturbio atmosférico, que inició inclusive días antes de que se desarrollara en el océano Atlántico.

“El manejo de esta emergencia se hizo bien”, afirmó el exdirector de la Defensa Civil (ahora Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias, Aemead), Epifanio Jiménez.

Entre los aspectos a favor del Gobierno, Jiménez destacó “el conocimiento” del director ejecutivo de la Aemead, Miguel Ríos; la presencia del exdirector del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), Israel Matos; y el que los funcionarios públicos no aparecieron en las conferencias de prensa ataviados con capas, abrigos o gorras.

Jiménez destacó, además, que el gobernador Alejandro García Padilla recalcó que sus decisiones fueron discutidas y tomadas en equipo, y que este refirió a su equipo de trabajo las preguntas más técnicas o específicas.

Para el profesor Rafael Méndez Tejeda, director del Laboratorio de Investigación en Ciencias Atmosféricas del recinto de Carolina de la Universidad de Puerto Rico, otro punto a favor del Gobierno fue que actuó conforme a la información provista por las agencias, particularmente el SNM.


Méndez Tejeda, de paso, recordó que los ciclones son difíciles de pronosticar y su trayectoria suele ser errática.

Entretanto, el presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Planificación, Gabriel Rodríguez Fernández, señaló que el Gobierno “logró proyectar una imagen de calma”.

“Contrario a otras veces, en esta ocasión no vimos, por ejemplo, que todo el mundo salió a los supermercados a comprar productos de primera necesidad”, dijo Rodríguez Fernández.

El planificador elogió la decisión tomada el martes por García Padilla, quien decretó un cierre gubernamental parcial en los 14 municipios más vulnerables a los estragos de Chantal.

Áreas de oportunidad

Jiménez, por su parte, no estuvo de acuerdo con la acción de García Padilla de revertir el cese de funciones en el Gobierno durante el día de ayer.

“Se debió haber dejado el día concedido porque siempre hay algo que corregir y para poner las cosas en orden otra vez, así se reanudaba todo tranquilo el jueves (hoy)”, expuso.

Jiménez también le recomendó al gobernador que para futuras emergencias no pase “tanto tiempo al aire”, ya que en este tipo de situaciones “el pueblo prefiere oír” a los meteorólogos y al personal de la Aemead.

“En esta ocasión tampoco escuché que hablaran mucho del plan familiar y eso es un componente vital para evitar pérdidas de vida y propiedad. La primera respuesta en cualquier emergencia viene de las familias”, dijo.


Por su parte, Méndez Tejeda repudió “el bombardeo” de información que recibieron las personas sobre la tormenta tropical Chantal.

“Cuando llega diciembre, todo el mundo sabe que debe sacar las guirnaldas de Navidad, y debería ser lo mismo con la temporada de huracanes: todo el mundo debe estar preparado desde junio hasta noviembre. Comenzar a bombardear con un fenómeno -cuando ni siquiera ha cruzado el arco de las Antillas- tiene un efecto devastador: mina la credibilidad del Gobierno, los meteorólogos y los medios”, dijo.

Méndez Tejeda opinó que García Padilla ordenó el cierre del Gobierno “dejándose llevar por la presión creada por ese exceso de información”.

“Bien encaminados”

En un tono más reflexivo, el director ejecutivo de la Aemead, Miguel Ríos, defendió la respuesta gubernamental, proceso que describió como de “mucho aprendizaje a diferentes niveles”.

“Desde enero pasado empezamos a trabajar con los municipios, regiones y el Gobierno central. Durante esta emergencia, todo fluyó sin complicaciones ni contratiempos. Todo el mundo se enmarcó en lo practicado, lo que nos lleva a pensar que estamos bien encaminados”, dijo Ríos.

Indicó, no obstante, que “seguiremos reforzando el andamiaje”, y ejemplo de ello es una campaña educativa a lanzarse este mismo mes sobre la importancia de los planes familiares.

“Tomamos nuestras decisiones basándonos no en lo que iban a decir después, sino en los factores que teníamos de frente. ¿Que cuánto costó la emergencia? Ninguna vida”, declaró.


Pocos efectos

Mientras, el efecto que dejó Chantal sobre la Isla fue muy poco.

Ríos, por ejemplo, informó que hubo un deslizamiento de terreno y árboles caídos en Jayuya. García Padilla también indicó que árboles cayeron sobre el pavimiento de la carretera PR-172 en Bayamón y en el expreso PR-30, específicamente en Las Piedras. En Carolina, la carretera 8868, en la urbanización Rolling Hills, fue cerrada parcialmente debido a que un poste eléctrico amenazaba con caerse.

De otra parte, en la escuela Ernesto Ramos Antonini, en Ponce, se registraron 22 refugiados. Ríos detalló que eran personas sin hogar que buscaron protección. Comentó que Arroyo fue el otro pueblo donde hubo refugiados, pero no pudo ofrecer la cantidad de familias ni la razón.


Mientras, en San Juan, según informó la alcaldesa Carmen Yulín Cruz, se llegaron a refugiar 19 personas: 18 sin hogar y una residente en un área inundable que no se precisó.

Frances Rosario colaboró en esta nota.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: