Grupo de personas tomando en crucero (horizontal-x3)
(Foto: Norwegian Cruise Line)

El tema de las bebidas es uno que inquieta a muchos viajeros de cruceros, conscientes de que en esto se gasta una gran parte de su presupuesto de vacaciones. Recientemente, me volvieron a hacer la pregunta de cómo funcionan los paquetes de bebidas y si valen la pena. Estas son las cinco cosas que debes saber sobre esto:

1.- Los paquetes de bebidas varían por línea de cruceros y cada empresa tiene múltiples opciones para escoger. Aunque siempre verás el costo disponible por día (para fines de que sepas cuánto pagarás por él), lo usual es que tengas que comprarlo por la duración de todo el viaje, no por cierto número de días (hay excepciones).

2.- La mayoría de las líneas de crucero requieren que se compren por todos los adultos que van en la misma cabina. Esto para evitar que se compartan, ya que los paquetes son por persona. Al precio que te indican le añaden entre un 15 a 18% de propinas.

3.- La diferencia fundamental entre estos paquetes es el tipo de bebida que incluyen. Usualmente, se dividen en bebidas regulares (vinos, cervezas y licores fuertes) o el de bebidas premium, que son más costosas, como cognac y champán, entre otras. Por lo regular, estos incluyen también bebidas sin alcohol, como café de especialidad hasta botellas de agua, jugos naturales, sodas y cócteles sin alcohol. En muchos casos, quienes no toman alcohol pueden comprar un paquete solamente de estas bebidas también, que están disponibles igualmente para niños. Además, hay paquetes de vinos que incluyen solo un número determinado de botellas.

Personas tomando bebida en crucero
(Foto: Shutterstock.com)

4.- Casi todos los paquetes de especialidad se pueden comprar por adelantado y, en ocasiones, son más económicos. Otros requieren que sea al abordar. Si no lo compras antes del viaje, esa es una tarea para el primer día.

5.- Revisa las restricciones y lo que incluyen antes de comprar para que inviertas tu presupuesto en algo que valga la pena para ti. Por ejemplo, mientras algunos no ponen límites a la cantidad de bebidas que puedes consumir, otros sí, pero te ofrecen más de doce bebidas o tragos por día. Por lo regular, se puede pedir una bebida a la vez y, dependiendo de la línea de crucero, incluye o no las bebidas cuando pides room service. Lo que nunca incluyen son las bebidas del minibar de la cabina.

¿Cuánto cuestan?

Esto también varía, dependiendo de la línea de cruceros, pero, en promedio, los más económicos están entre los $55 y los $60, por persona, por día. Considerando que deben comprarse por todos los adultos en cabina, en una cabina doble representa unos $120 por noche de viaje. Puede parecer mucho de primera intención, pero, sin embargo, saca la cuenta. Si te tomas al día entre cuatro a cinco bebidas (cerveza, copa de vino, cóctel, además de café de especialidad y un par de botellas de agua), habrás cubierto el costo del paquete de especialidad por cada viajero.

La mayor ventaja que tienen es el ahorro que te dan, pero también el que no tienes que estar firmando tickets en los bares a cada momento; que puedes probar diferentes tipos de bebida, y aunque no lo creas, que te ayudan a controlar tu presupuesto. Es un gasto fijo que sabrás cuánto es de antemano. Aunque para algunos la desventaja es que podría promover el uso excesivo del alcohol, la realidad es que en los cruceros se consume mucho alcohol, se compre o no el paquete de bebidas.


💬Ver 0 comentarios