Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Es fácil perderse en Viejo San Juan y con tanto para escoger uno típicamente se va con lo que conoce. Gracias a la popularidad del festival culinario SoFo (South of Fortaleza) y las Fiestas de la calle San Sebastián -además de su ubicación tanto la cima como en el fondo de la montaña que es la antigua ciudad- los locales en esas dos calles tienden a usurpar la atención a otros establecimientos igualmente o hasta más interesantes, buenos, bonitos y baratos. A continuación, una selección de sitios claves fuera de las rutas mejor conocidas en la ciudad más vieja del área metropolitana que ofrecen algo para todos.

• En la calle Sol
En la intersección de las calles Sol y de la Cruz, queda el bistro St. Germain (Calle Sol #156; http://stgermainpr.com/), de Paola Romo y Pedro Serro se especializa en sándwiches gourmet, pizzas hechas en pan pita y sus famosos brunches. También cuentan con una selección de tragos populares como su margarita de jengibre y el “basil mojito” hecho con albahaca en vez de menta.

Este restaurancito permanecerá abierto durante las fiestas de la calle San Sebastián que se celebran desde el jueves, 13 de enero hasta el domingo 16 de enero por todo San Juan. St. Germain tendrá un horario extendido y un menú de comida limitado. Para terminar las fiestas, el domingo de 11p.m. a 3 a.m. harán un “afterparty” con cocteles y picadera.

Si está buscando algo un poco más sustancial tanto para comer como para beber, cruza la calle a La Taberna Lúpulo (Calle del Sol #200). Los dueños Preston Berry y Christopher y Christy Hoppe identificaron un mercado que comenzaba a expandir en Puerto Rico y, en colaboración con Craft Beer Distributors, han logrado traer hasta 150 diferentes tipos de cervezas artesanales de Estados Unidos, Bélgica, Alemania e Inglaterra.

Berry explica el éxito de la Taberna sencillamente: “A la gente le gusta el ambiente, la música, la comida y le gusta la cerveza.” Entre las más populares están el Harpoon UFO White, una cerveza liviana basada en trigo y las cervezas negras, ya que, “Puerto Rico en realidad no ha tenido cervezas negras anteriormente,” indica Hoppe. Para San Sebastián el trío limitará su selección a cuatro cervezas de barril: Red Seal, Rasputin, Blue Star y el Acme IPA. Abrirán para la hora de almuerzo los cuatro días y seguirán abiertos hasta las 2 am.

• Calle San Francisco
Entre la decoración chic y la gama de colores que cubre las paredes— púrpura, oro y azul— acentuado con flores blancas, se asoman vigas de madera oscura que recuerdan que el espacio que ocupa esta “cantina” mexicano-fusión es una antigua casa en el estilo colonial español. Ese matrimonio entre lo tradicional y lo moderno se ve reflejado en el innovador menú del restaurante La Madre (Calle San Francisco #351).

“Hay una parte que es clásica mexicana,” explica Mariliz García, que lleva año y medio trabajando en el local. “Por otra parte (la comida) es fusión con elementos mexicanos y caribeños.”

El resultado son platos como las Chimichangas de carnitas, pollo o vegetales servidas sobre una reducción de vino tinto y guayaba, las quesadillas de pato, los tacos de pescado basa y el fondue de queso monterrey. “Hay un poco de todo,” aseguró el chef Andrés Yamir Calderón. “Y somos bien, bien, bien complacientes.”

Detrás de la barra confeccionan margaritas de diferentes sabores y colores. Las más populares son las de parcha, acerola y la de coco que García describe como “un postrecito, sabe a coquito y tembleque” y está adornada con canela.

“Aquí puedes comer bien o tomarte una margarita y picadera y quedarse a janguear,” agrega Calderón. Durante  San Sebastián la cocina cierra a la medianoche y la barra sigue hasta las 2 a.m. Cerca de la Plaza Colón hay local que siempre está lleno, con un ambiente ruidoso de universitarios y “hipsters” boricuas: Los 3 Cuernos (Calle San Francisco #403).

Su fama viene por la amplia selección de chichaítos de sabores. El local, antes una tienda de artesanías (y casi toda la decoración está a la venta, por cierto), cumple un año desde Alejandro Cruz, dueño y gerente, la convirtiera en barra.

Para San Sebastián el espacio va estar hasta más limitado ya que solamente van a tener abierto el salón de al frente. Es una estrategia de Cruz para controlar la cantidad masiva de personas que esperan durante las Fiestas.

Menciones pertinentes
• El Farolito (calle Sol). “Es tu clásico bar local,” dice Eduardo Frías, cliente regular que vive cerca. La decoración por el artista cubano Antonio Ayala incluye murales de las icónicas casas del Viejo San Juan que le dan color al pequeño bar. Ofrecen especiales de tragos diarios.

• El popular Niuyorikan Café por el Callejón de la Capilla entre las calles Fortaleza y San Francisco, es barra y teatro, trayendo bandas de salsa, bomba, jazz y grupos de improvisación y comedia todos los fines de semana. Ofrecen cervezas Old Harbor de barril y tienen una especialidad de mojitos.

Esta es una lista sólida pero a la vez terriblemente incompleta. Pero lo mejor que se puede hacer como en cualquier ciudad nocturna, es explorar y probar.


💬Ver 0 comentarios