Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
28 de diciembre de 2012
5:52 a.m. Modificado: 05:55 a.m. Calidad de vida
 

Taparán las tetas de Cayey

Asoma otra controversia tras el lío de su titularidad

 
Hace unos años, el municipio de Salinas, vecino de Cayey, intentó reclamar titularidad sobre los terrenos donde están las montañas, (Archivo)

Por Inocente Díaz / inocente.diaz@gfrmedia.com

El busto más famoso de Puerto Rico está en problemas.

Pero no es el de Iris Chacón ni el de Maripily, sino las archifamosas tetas de Cayey, que están bajo la mirilla de un grupo de moralistas que cree que su exhibición al aire libre en el mismo medio de la Cordillera Central de la Isla y la vista de miles de personas constituye “un atentado contra la moral pública” y propone que sean cubiertas por una especie de sostén gigantesco.

A tales efectos, el grupo de moralistas ha comenzado a recoger firmas para obligar a las autoridades a idear alguna manera para cubrir permanentemente las dos montañas visibles sobre todo desde la autopista Luis A. Ferré y que son junto a El Yunque el recurso natural más famoso de Puerto Rico.

En el recogido de firmas también se incluye una petición para que las montañas sean rebautizadas como “los Pechos de Cayey”, por considerar que la palabra teta, tan inocentemente usada hasta por niños en edad de teta, tiene una connotación “sensual”.

“Creemos que la libre exhibición de dichos… de dichos… de dichos pechos da una muy mala imagen de Puerto Rico, es un atentado contra la moral pública y es un acto que raya en la pornografía”, dijo a este medio Filomeno Albarrán, un maestro retirado de Aibonito que lidera el grupo a cargo de recogido de firmas.

“Imaginen ustedes llegar a cualquiera de los países más conocidos del mundo y que justo en medio de una de sus vías más famosas haya un par de te…, digo, un busto, exhibiéndose libremente”, dijo Albarrán, quien asegura que tiene testimonios de mujeres que dicen que se sienten relegadas luego de que sus maridos, tras ver las tetas de Cayey, dejaran de encontrarlas atractivas.

“Esto es un problema muy serio sobre el que, como tantos otros en este país, las autoridades se han hecho de la vista larga”, dijo, por su parte, Onésimo Miranda, otro miembro del grupo. “La ley de obscenidad en Puerto Rico es clara: no se puede andar por la calle exhibiendo pechos femeninos. Hemos estudiado a fondo esto. Tenemos la razón”, agregó Miranda.

“Hasta el nombre, que no voy a mencionar, tiene una connotación sensual”, dijo el hombre, sonrojándose al mencionar la palabra “sensual”.

El alcalde de Cayey, Rolando Ortiz, consultado por este medio en torno a la candente controversia, dijo que le es irrelevante si las tetas son cubiertas o no, siempre que sigan llamándose “de Cayey”. Recordó que hace unos años el municipio de Salinas, vecino de Cayey, intentó reclamar titularidad sobre los terrenos donde están las montañas, lo cual combatió ferozmente.

“Las tetas, o como quieran llamarle, cubiertas o no, son de Cayey. Es todo lo que me importa”, dijo el ejecutivo municipal.

El grupo de moralistas cuenta entre sus miembros con un ingeniero que ha ideado un método para cubrir las montañas, según se informó. Se trata de una tela gigante del tipo mesh, como las que se usan en anuncios publicitarios, que sería transportado hasta el lugar por cuatro helicópteros que lo llevarían por los cuatro esquinas y lo colocarían sobre las montañas mediante un proceso sincronizado.

“No es difícil. Difícil es no hacer nada y dejar que nuestra juventud se siga contaminando con estos actos inmorales”, dijo Albarrán.

Preguntado sobre el costo, Albarrán hizo un súbito silencio, como si fuera cogido fuera de base, tras lo cual, rascándose la parte de atrás de la cabeza, respondió: “No lo hemos pensado. Pero ahora que usted lo dice pienso que se puede financiar con auspicios. Pienso que para una marca como Victoria’s Secret, o Leonisa, sería muy natural auspiciar un proyecto como éste”.

Los ciudadanos, mientras tanto, se mostraron divididos sobre la propuesta.

“Ay sí, que las tapen. Eso no compone na’”, dijo Edelmira Vélez, una cayeyana de 62 años entrevistada ayer en la plaza de este municipio. A su esposo, Valeriano Mora, de 67, no le parece así. “Yo encuentro que se ven muy bonitas. Cuando muchachos, gozábamos de lo lindo ahí”, dijo, con una mirada pícara y tras lo cual recibió un carterazo en la cabeza de parte de doña Edelmira.

Los moralistas dijeron que hoy llegarán a la zona metropolitana recogiendo firmas, pero no pierda su tiempo buscándolos, porque esta noticia es falsa ya que se trata de una broma del Día de los Inocentes, que se celebra hoy 28 de diciembre.

¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: