Ante las especulaciones de que un desarrollador inmobiliario pretendía adquirir una vivienda contigua a la suya para venderla como “la casa al costado del creador de Facebook”, Mark Zuckerberg apeló a su robusta billetera y compró las cuatro viviendas que rodean su mansión ubicada en Palo Alto, California.

Una persona cercana a la transacción dijo al diario San José Mercury News” que el fundador y presidente ejecutivo de la red social no pretendía construir un Taj Majal, sino más bien proteger su privacidad ante la posibilidad de que esta pudiera ser vulnerada con semejante anuncio.

Zuckerbeg, quien cuenta con una fortuna estimada de $19 mil millones –según Bloomberg– compró la vivienda de Crescent Park hace dos años por $7 millones. En el inmueble de 464 metros cuadrados y cinco habitaciones, el joven millonario de 29 años vive con su esposa, la doctora Priscilla Chan.