Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
20 de enero de 2013
Béisbol
 

Testigo de la transición Pedro Valdés

Jugó aquí junto a grandes glorias y ve futuro en la cepa de esta generación

 

Por Luis Santiago Arce / larce@elnuevodia.com

Carolina – Dos décadas de experiencia como pelotero le dan a Pedro Valdés el derecho de comparar épocas del béisbol invernal boricua, y ve un futuro prometedor.

“Llevo tres años diciendo que esta liga está desarrollando buen talento... cada equipo tiene tres o cuatro jugadores que en par de años estarán tocando puertas en Grandes Ligas, y los demás, si ponen de su parte, si se ponen a trabajar y a enfocarse en lo que tienen que mejorar en el juego, lo van a lograr”, dijo Valdés a El Nuevo Día.

El toletero loiceño, de 39 años de edad, acaba de terminar su carrera como pelotero en la liga invernal con los Gigantes de Carolina, su única franquicia desde que fue escogido por los otrora Senadores de San Juan en el sorteo de novatos de 1991.

Con San Juan, que luego se mudó a Carolina, fue parte del anfitrión Dream Team que ganó invicto y de forma contundente la Serie del Caribe de 1995 en el estadio municipal Hiram Bithorn. En aquella época, era común ver en acción invernal a varios de los principales peloteros boricuas estrellas de Grandes Ligas en el momento, encabezados por Roberto Alomar, Juan ‘Igor’ González, Edgar Martínez, Carlos Baerga y José ‘Tony’ Valentín, entre otros.

A los jóvenes prospectos les tocaba entrenar, mirar, aprender y esperar su oportunidad.

“Ese grupo se preparó bien chévere. Estuvimos siempre bien unidos en grupo. A los jovencitos que estábamos ahí al principio, cuando estaban todos los grandesligas, nos prepararon a todos para que cuando ellos salieran el equipo se mantuviera fuerte”, afirmó Valdés, quien era el único miembro de aquella camada de peloteros que aún estaba activo.

“El único que queda después que yo me retire es Lou Brock, pero a ese nadie lo saca de aquí”, añadió entre carcajadas en alusión al legendario mascota de equipos invernales, José Luis Martínez.

Valdés, quien tuvo breve experiencia en las Mayores, no olvida las oportunidades y atenciones que le brindaron dos fenecidas figuras y sus familias: el exdueño de los Senadores, Benjamín Rivera, y el pasado alcalde de Carolina, José Aponte de la Torre.

“Gracias a Dios no los hice quedar mal”, puntualizó el veterano toletero, cuyo retiro se producirá cuando termine su sorpresiva inclusión en el equipo de Puerto Rico que participará en el Clásico Mundial de Béisbol 2013 a principios de marzo en el Bithorn. El extoletero aguadillano Carlos Delgado, máximo jonronero boricua de todos los tiempos en las Mayores, se desarrolló con los Senadores junto a Valdés, a quien colmó de elogios ante su virtual retiro deportivo.

“Es un pelotero que tuvo una carrera ejemplar... se convirtió en un bateador de primera y es bueno cuando puedes ver a alguien que tiene esa dedicación y esa clase de venir año tras año a jugar. El cuerpo después pasa factura y no es lo mismo, pero definitivamente es una carrera muy bonita”, puntualizó Delgado.

“Y hay que resaltar que el hombre (Valdés) metió palos. Nadie se queda ahí por accidente. Todos los años venía y bateaba. Dondequiera que iba metía palos y eso es importante. Quizás hasta cierto punto lo benefició que más tarde en su carrera no estaba con una organización que le pusiera restricciones y no pudiera jugar. Esta era su liga y la dominaba... no tenías que preocuparte por traer un importado para esa posición”, concluyó.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: