Top de la pagina

Un solo Puerto Rico

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
30 de marzo de 2012
Puerto Rico diverso
 

Toneladas de confianza en 84 libras de peso

Esta joven vive libre de complejos, sin importarle los estereotipos

 
María Paola Hernández afirma que su físico no ha sido impedimento para su desarrollo personal. (Especial para El Nuevo Día / Luis González)

Por Iliana Fuentes Lugo / iliana.fuentes@elnuevodia.com

Cuando María Paola Hernández estaba en octavo grado, comenzó a ver cómo los cuerpos de sus compañeras de clase se transformaban mientras ella mantenía la misma estatura y peso que perpetuaban su aire infantil.

Inmersa en una sociedad en que las curvas y los cuerpos voluminosos son venerados en la publicidad y los medios de comunicación, admite que se sentía acomplejada por ser la más delgada y pequeña de su clase.

Poco tiempo después, llegó a una conclusión que le ayudó a mantener su autoestima en alto: “Yo misma me di cuenta que esas nenas, cuando tuvieran 30 años, iban a tener apariencia de personas mayores y que yo me iba a ver más joven por la dicha de ser más flaquita”, comentó orgullosa de sus 5 pies de estatura y sus 84 libras de peso.

Ese buen ánimo no la eximió del acoso y maltrato por parte de algunas de sus compañeras de clase. “Me empujaban, me escupían y una vez me tiraron con una lata de Coca Cola”, recuerda sobre aquel último año de escuela superior que, insiste, le sirvió para hacerse más fuerte y mirar más allá de las apariencias de las personas.

Y es que ahora con 23 años, y a tres meses de haberse convertido en madre, afirma que se siente satisfecha con su cuerpo. Aun así todavía le molesta que algunas personas le pregunten si padece alguna enfermedad.

Dice que se ha hecho pruebas de todo tipo, pero que lo único que han encontrado los médicos es que tiene un metabolismo muy rápido. Ni siquiera las dietas diseñadas por varios nutricionistas han logrado que aumente de peso.

“No me gusta que me vean así (como si estuviera enferma) porque yo como bien y soy muy saludable”, comentó sobre la insistencia de algunos de que podría padecer de anorexia.

Esta estudiante de comunicaciones de la Universidad del Sagrado Corazón afirma que ser tan delgada tiene algunas limitaciones. Hace cerca de dos años comenzó a practicar equitación, pero se encontró con que, al hacer varios ejercicios de trote y galope, dice, los caballos no la sentían y no se movían. Eso hacía más difícil practicar el deporte que le apasionó desde que lo vio por primera vez en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Con la ropa es el mismo cantar. Hernández no tiene demasiadas opciones a la hora de comprar, por eso no descarta las tiendas de niñas, que asegura que son más económicas. Casi toda la ropa en las tiendas le queda grande así que, antes de llegar a su armario, la mayor parte de las piezas pasan por las manos de su abuela para que las ajuste a su figura.

Durante su embarazo llegó a pesar 101 libras -lo más que ha llegado a pesar en su vida-, pero a la semana de haber tenido a la niña ya había perdido 18 libras y su cuerpo comenzaba a verse como siempre. Todavía hay quienes la llaman para saber si después de lactar a su bebé aumentó de peso.

Su cuerpo delgado se complementa con una estatura baja y un rostro juvenil que la hacen ver como una adolescente. Tanto, que Hernández recuerda que cuando ya se le notaba la barriga un hombre se le acercó en la fila de un banco y le preguntó, con cara de preocupación, si tenía 14 años. Y ya le resulta rutinario que le pidan su identificación a donde quiera que va para corroborar su mayoría de edad.

A ella le gusta que piensen que tiene menos edad. “Mi esposo se ve mucho mayor que yo y la gente como que nos mira raro”, cuenta en un tono jocoso.

Sostiene que lo importante del cuerpo es estar saludable y sentirse cómoda en él. Por eso ahora, en su rol de madre, lo que quiere es transmitir a su hija una visión libre de prejuicios y estereotipos.

Cargando..
Lunes 20 de octubre de 2014
80ºF El Clima El Clima
Top
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: