Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
17 de noviembre de 2012
Otros Deportes
 

Tranquilo con su decisión David Bernier

El nuevo secretario de Estado se marcha de la presidencia del Copur satisfecho con su gestión

POR SARA DEL VALLE HERNÁNDEZ / sdelvalle@elnuevodia.com

Cuando David Bernier llegó al Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) en 2009, los pasillos de la vetusta Casa Olímpica tomaron un nuevo aire.

Su llegada a la presidencia del principal organismo deportivo nacional se dio tras derrotar a Héctor Cardona en un proceso eleccionario contencioso.

En ese momento, Cardona llevaba 17 años al frente del Copur y su figura sufría el desgaste natural de un mandato longevo y controversial.


El jueves, día en que Bernier iba a ser reelecto a la presidencia del Copur, el gobernador Alejandro García Padilla anunció que lo designaba como secretario de Estado. Fue una nominación sorpresiva, que causó tristeza entre los líderes federativos, los atletas y el público.

Antes de despedirse, o al menos decirle hasta luego al Copur, El Nuevo Día le entrevistó para conocer su sentir sobre su partida y cómo deja el organismo que dirigió por los últimos cuatro años.


¿Por qué se va del Comité Olímpico?

Porque se abre una oportunidad para ampliar el marco de acción en términos de la gestión en el servicio público que incluye el Comité Olímpico. Y porque en este momento coyuntural lo que nos queda por atender es esa parte financiera y esa decisión de entrar al Departamento de Estado nos adelante dramáticamente esa ruta que el Comité Olímpico comenzó a recorrer por los pasados cuatro años y que es fundamental para lograr en el 2016 esa medalla de oro que tanto anhelamos.

En términos estructurales, ¿cómo queda el Copur?

En el Comité Olímpico hemos tenido una lucha dura por los pasados cuatro años con nuestro financiamiento porque la lotería tradicional dejó de ser una fuente efectiva. Pero este nuevo ciclo comienza con la inclusión, en la convocatoria de una extraordinaria del gobernador (Luis Fortuño), de la Resolución Conjunta del Senado 939, que es un proyecto que a petición del Comité Olímpico presentó el senador Larry Seilhamer y que resuelve ese problema y que le da $3.8 millones anuales al Comité Olímpico.

De igual forma tiene una estructura gerencial diferente, amplia, más efectiva. Tiene un favor del pueblo. Y tiene el compromiso inequívoco del gobernador entrante de añadirle los recursos adicionales.

¿Cómo queda el organismo en términos del financiamiento del sector privado? ¿Su salida no afectará esos recaudos?

El primer año (2009) nosotros recaudamos cerca de $250 mil y terminamos el 2012 con sobre uno y pico millones de dólares... Gracias a ese financiamiento privado pudimos atender las emergencias que nos permitieron oxígeno en momentos de mucha dificultad.

(Sobre la segunda pregunta) Yo espero que no y parte de lo que me queda por hacer en los próximos días es tener una reunión con los presidentes de las compañías para garantizar que mantengamos ese respaldo.

¿Su salida del Copur no causará una división al interior de ese organismo?

Cuando existe la posibilidad de presidir un organismo que tiene tanto prestigio como el Comité Olímpico, es natural que se generen expectativas en gente que tiene el perfil y las capacidades para presidirlo. Pero ahora le toca a la institución demostrar que está madura.

Si aquí ocurriera una contienda, que esperemos que no, jamás será tan traumática como la contienda entre (Héctor) Cardona y yo.

¿Cuáles fueron sus aciertos?

Confiar en la gente. Saber que el personal que está allí tenían la capacidad de echar hacia adelante. En ese proceso de reclutamiento, acertamos.

Otro fue la comunicación efectiva con el pueblo cuando las cosas salían bien y cuando salían mal. Tercero, esa relación directa con los atletas y los técnicos que me permitía levantar un listado de las necesidades para poderlos atender de manera individual.

Otro elemento fundamental fue profesionalizar la gestión, que hubiesen planes, que cada uno de ellos se gerenciaran. Eso nos ayudó a tener los resultados históricos que tuvimos.

¿Y sus desaciertos?

Exceso de confianza para Mayagüez 2010 con el asunto del dopaje. Otro fue la gestión para retener a los boxeadores en ese primer año, que les faltaron algunos elementos de formalidad que ahora tienen. Pero al final aprendimos y cuando se aprende, no se falla.

¿Cómo se siente al irse?

Estoy tranquilo con mi decisión. Me voy muy contento, muy satisfecho, muy orgulloso de lo que junto a un equipo extraordinario de puertorriqueños hemos elaborado en esa institución.

Por su parte, Bernier venía de asumir con éxito las posiciones de director ejecutivo de la Oficina de Asuntos de la Juventud y la secretaría del Departamento de Recreación y Deportes. Asimismo, su juventud se vio como un activo que podría traer renovación al movimiento deportivo en general.
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: