Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
26 de noviembre de 2012
Puerto Rico Hoy
 

Una isla saturada de criminalidad

El país ha sufrido en 2012 la quinta cantidad más alta de asesinatos en dos décadas

 

Por Ricardo Cortés Chico / rcortes@elnuevodia.com

Aunque las cifras oficiales de la Policía apuntan a una baja en la cantidad de asesinatos, el 2012 podría ser uno de los años más violentos en la historia del país con una tasa de asesinatos que ronda las 26 muertes violentas por cada 100,000 habitantes, una de las más altas del mundo.

Los cálculos más recientes sobre la incidencia criminal apuntaban a que el 2012 terminará con unos 951 asesinatos. Esta es la quinta cifra más alta para la Isla en los últimos 20 años.

Cuatro asesinatos registrados entre la noche del sábado y la mañana del domingo abonaron a la sangrienta cifra. Entre los casos, se destacaba ayer el asesinato de un jinete que cabalgaba por Las Piedras, el de un conductor en Caguas y el de dos sujetos tiroteados, uno en Barranquitas y otro en Ponce.

Desde el 1993, en Puerto Rico, han asesinado a 16,478 personas. Esto es como si casi la población completa de un pueblo pequeño como Rincón, Florida, Jayuya o Ceiba fuera asesinada en un periodo de 20 años.

De acuerdo con el profesor de criminología José Raúl Cepeda, este año presenta tendencias muy similares al 2010, cuando ya se daba por descontrolada la violencia, especialmente en lo que respecta a las guerras por el control de los puntos de drogas.

Según el Informe Preliminar de Asesinatos de la Policía, al menos el 37.5% de las muertes violentas registradas hasta el 23 de noviembre estaban directamente relacionadas con el trasiego de drogas. No obstante, los estimados extraoficiales en la Policía colocan esta cifra en alrededor de 60% de los casos. Actualmente, la Policía desconoce cuál es el móvil en el 30% de los asesinatos.

La reducción de este año en los asesinatos, en comparación con el año récord de 2011, tiene dos explicaciones. Según Cepeda, se debe a una fluctuación normal después de un año pico en la incidencia criminal. Esta fluctuación en las cifras del crimen, que también son influenciadas por los vaivenes económicos, en la década de los noventa llevó a una baja de 30% en los homicidios.

“Después de periodos bien violentos, quedan menos personas en la calle porque muchos están presos o ya los han asesinado o están amenazados y se van para los Estados Unidos para evitar que los mates... En la medida en que una generación en el bajo mundo reemplace la otra van a verse las alzas y bajas usuales en la violencia para Puerto Rico”, explicó Cepeda.

El criminólogo Joel Villa, por su parte, señaló que esta reducción podría también ser reflejo de los esfuerzos de las agencias federales por encausar a personas por Ley de Armas y narcotráfico.

“Esto no es que haya bajado dramáticamente o que sea una reducción grande. Esta disminución llegó a su límite. Creo que esta reducción es hasta donde pueden llegar si no se asignan más recursos”, dijo.

Según Villa, la iniciativa federal ha mitigado, aunque muy poco, la impunidad. Se estima que en los últimos años alrededor del 30% de los asesinatos llegan a los tribunales del país.

De los más violentos del mundo

En el 2008, Puerto Rico figuraba en el puesto 31 entre los países o territorios con las tasas de asesinatos más altas del mundo, según publicó en el 2011 la Organización de Naciones Unidas en un estudio sobre los homicidios en el mundo.

Para entonces, la tasa de asesinatos en Puerto Rico era calculada en 21.5 muertes violentas por cada 100,000 habitantes. Tres años después (2011) la cifra alcanzaba las 30.5 muertes violentas para la misma cantidad de pobladores.

Alrededor de 10 de las naciones con las tasas más altas de asesinatos, incluyendo Puerto Rico, están en el Caribe. Según Cepeda, esto se debe a que las empresas de narcotráfico han convertido el área en una frontera en la distribución de narcóticos ilegales entre los países productores en Sudamérica y los estados consumidores en Norteamérica y Europa.

En el caso de Puerto Rico, la República Dominicana y los países caribeños en Centroamérica el trasbordo clandestino lleva la droga hasta Estados Unidos y Canadá, mientras que las Antillas Menores sirven como paso de la mercancía a Inglaterra, Francia y Holanda, entre otros países.

“El Caribe es una de las fronteras en la ruta de la droga y eso explica, entre otros factores, la violencia que se ve en esta zona... En esto también hay un factor cultural violento, lleno de machismo, un pensamiento colonial y políticas económicas neoliberales que crean más desigualdad social”, explicó el profesor universitario.

Impacto en la producción

Según el demógrafo Raúl Figueroa, en Estados Unidos son pocos los estados con una cantidad de asesinatos mayor a la de Puerto Rico. De hecho, la tasa de homicidios en Estados Unidos ronda las cinco muertes violentas por cada 100,000 habitantes. Esto es cinco veces menos que la que hay en Puerto Rico actualmente.

“Se supone que en un momento que baja la población bajen también los asesinatos. La población es más anciana y se supone que esto baje, pero no es así lo que está pasando”, apuntó Figueroa, autor del libro Puerto Rico 2000-2010: más allá del Censo.

La mayor parte de los asesinados tienen entre 16 y 30 años, explicó el demógrafo. Se trata de un sector de la población en etapa productiva que muere en las guerras callejeras.

La percepción de inseguridad en el país, según Figueroa, ha sido uno de los factores que ha acelerado la migración hacia Estados Unidos. “Ya la razón no necesariamente es económica. Antes la migración dependía más de la economía, pero ahora también se debe al crimen. Todo esto lo que hace es que se pierda mano de obra y talento, especialmente entre los migrantes que en su mayoría buscan trabajar y mantenerse en la legalidad”, dijo Figueroa, quien abogó por propuestas para atender la violencia a largo plazo enfocadas en la prevención.

Perfil de la escena del crimen

Hasta ayer, faltando solo 36 días para terminar el año, habían asesinado a 858 personas. Esto es al menos 176 casos menos para la misma fecha para el año pasado. La mayor parte de los casos han ocurrido en las áreas policiacas densamente pobladas como San Juan, Bayamón, Caguas, Carolina y Ponce.

Según estadísticas de la Superintendencia Auxiliar de Operaciones Estratégicas (SAOE), gran parte de estos asesinatos ocurrieron entre las 8:00 de la noche de los sábados y las 4:00 de la mañana de los domingos. El 76% de los asesinatos fueron perpetrados con armas de fuego en las vías públicas.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: