Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
28 de diciembre de 2012
12:00 a.m. Modificado: 11:32 p.m. Política
 

Usan el Fondo como el banco del Gobierno

Millones de dólares de los patronos del país han sido utilizados para sufragar gastos de otras agencias gubernamentales

 

Por Wilma Maldonado Arrigoitía / wilma.maldonado@gfrmedia.com

La gerencia de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado (CFSE) ha permitido que el gobierno central le meta la mano a su bolsillo para financiar operaciones de otras dependencias gubernamentales aún cuando ponía en riesgo la estabilidad financiera de esta importante corporación pública.

La CFSE ha sido utilizada en los últimos años por las administraciones de turno como una especie de sucursal bancaria para palear la quiebra de otras agencias gubernamentales. En la mayoría de las ocasiones donó de sus fondos  sin ninguna posibilidad de que ese dinero fuera devuelto a sus arcas.

Una investigación de El Nuevo Día sobre las finanzas, contratos y préstamos otorgados a esta corporación pública reveló que parte de las aportaciones de todos los patronos del país han sido utilizadas para fines distintos a los de ofrecerles un seguro a sus empleados que les garantice tratamiento por lesiones físicas o psicológicas sufridas en el trabajo. 

En mayo de 2011, el gobernador Luis Fortuño firmó la Orden Ejecutiva 2011-016 en la que obligó a la CFSE a transferirle $15 millones al Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) para sufragar pagos de empleos de verano entre los jóvenes del País.

El gobierno central también le echó mano a los fondos de reserva de la CFSE para cuadrar el presupuesto del año fiscal 2012-2013 al aprobar la Ley 134, con la que compromete a la corporación pública a transferir $24 millones  para gastos ordinarios de distintas dependencias.

Sin embargo,  el saqueo de fondos a la CFSE no es exclusivo de la saliente administración.

En el 2006, durante el gobierno compartido entre el gobernador popular Aníbal Acevedo Vilá y la Asamblea Legislativa dominada por los novoprogresistas, se obligó a la CFSE a hacerse responsable de un préstamo de $253 millones para financiar gastos de la Reforma de Salud mediante la Ley 249. Aunque se suponía que el gobierno central devolviera ese dinero a la Corporación, nunca no lo hizo.

Para más detalles busque la edición impresa de El Nuevo Día.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: