Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
2 de febrero de 2013
Boxeo
 

Victoria o nada

El excampeón mundial retorna al ring tras 10 meses de inactividad y busca demostrar que aún le queda boxeo a pesar de sus reveses ante Orlando Salido

 

Por José A. Sánchez Fournier / jose.sanchez@elnuevodia.com

Olvidada la división pluma.

Juanma López ayer marcó 128 libras para su combate de esta noche con Aldimar Silva Santos en el coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón y dijo que en adelante hará campaña en la división junior ligero (130 libras).

“Ya sé que no hacemos las 126. Hicimos bien las 128, pero a las 126 no llego”, sostuvo López (31-2, 28 nocauts) tras bajarse de la báscula ayer. “Para (Orlando) Salido ya hice un sacrificio y hay que pensar en la salud”.

Su rival de esta noche marcó 127 libras para lo que se espera sea una pelea cómoda para el boricua. Tanto así, que todos los entrenadores encuestados por El Nuevo Día en el pesaje señalaron que el zurdo tiene que ganar de manera contundente o pensar en colgar los guantes.


“Definitivamente (Juanma) tiene que demostrar que ha vuelto a la base técnica. Él la tuvo cuando aficionado. Lo que pasa es que muchos la olvidan cuando empiezan a noquear a todo el mundo”, opinó Ricky Márquez, entrenador del exolímpico Félix Verdejo, quien peleará en la antesala al cartel de hoy, titulado DirecTV Night of Champions y que está compuesto por nueve combates en total.

“Yo pienso que no pasa del tercero. Pero depende del plan de pelea”, dijo Márquez cuando se le pidió un pronóstico sobre López vs. Silva. “Una derrota y tendría que ponerse a pensar seriamente en el retiro”.

Las expectativas son muy altas, agregó el entrenador Papo Torres. “Se supone que tiene que matar a ese muchacho. Pero tiene que pelear inteligente porque (Silva) tiene dos manos”, agregó Torres, entrenador de Román ‘Rocky’ Martínez.

El púgil y entrenador Shamir Reyes opinó que Juanma “tiene que pelear inteligente”.

Por su parte, López subrayó que su prioridad no solo es ganar esta noche, sino lucir bien pero a su paso.

“Me gustaría ganar por nocaut. La gente espera que le gane en dos o tres asaltos. Pero vamos a cojerlo con calma”, expresó Juanma.

Ayer, Silva (18-3, nueve nocauts) volvió a mostrarse tímido ante los medios. Apenas habló en su turno al podio. Luego, en un aparte con la prensa, se comportó igual.

“Me siento bien”, dijo Silva en idioma portugués, que fue traducido por su entrenador Edison Nascimento. Agregó que a Juanma, “lo vi normal”.

Nascimento dijo que, “no nos fijamos en el peso de Juanma. Sabemos que es un peleador fuerte. Nosotros vinimos a dar una buena pelea. Vamos a ver cómo está Juanma (después de las dos duras derrotas ante Orlando Salido)”.

Muy querido

El antesalista que más aplausos recibió ayer sin lugar a dudas fue el titular Latino de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el toabajeño José ‘Chelo’ González (21-0, 16 nocauts), quien pesó 134 libras para su defensa titular ante Alejandro Rodríguez (18-8, 10 nocauts). El mexicano también marcó 134 libras.

Además, el exolímpico McJoe Arroyo (11-0, seis nocauts) dio 114 libras ayer para su pleito con Felipe Rivas (16-11-1, nueve nocauts). Rivas dio el mismo peso. El mellizo de McJoe, el otrora campeón aficionado McWilliams Arroyo (13-1, 11 nocauts) peleará con el mexicano Miguel Tamayo (14-5-2, 12 nocauts). Willie pesó 112 libras ayer. Tamayo llegó anteanoche a la Isla y debe pesarse hoy.

Controversia

Una arruga durante la ceremonia de ayer surgió durante el pesaje para la pelea de Jonathan ‘Bomba’ González Ortiz (11-0, 10 nocauts) y Omar Salado (23-5-2, 14 nocauts).

Salado, tres veces retador mundial, fue el primero en subirse a la romana. Dio 114 libras. Entonces le tocó el turno al boricua. Pero Bomba no aparecía. Estaba en una de las oficinas dentro del salón donde se efectuó el pesaje.

Pasaron varios minutos. Bomba salió del salón, hizo gestos hacia la tarima, como pidiendo que esperaran, y se adentró de nuevo en la oficina.

El pesaje estaba paralizado a mitad de ceremonia. Unos momentos después, González salió de la oficina, junto a sus comanejadores, Orlando Piñero y Juanma López.

Juanma le hablaba al oído. Jonathan se quitó la camisa y pantalones, se subió a la pesa y dio sin problemas 114 libras, una por debajo del límite máximo permitido para la pelea.

El Nuevo Día supo que la detención del pesaje se dio debido a que Bomba no estaba satisfecho con la bolsa que cobrará para la pelea, alrededor de $8,000, según el contrato que firmó. El púgil interesaba cerca de $10,000, pero no los consiguió.

La cartelera incluirá el debut en Puerto Rico del antes mencionado Verdejo (2-0, un nocaut), quien representó a la Isla en las pasadas olimpiadas de Londres 2012. Verdejo y su rival, el vegabajeño José Santiago (2-3, dos nocauts) ayer pesaron lo mismo, 131 libras.

El prospecto John Karl Sosa (4-0, cuatro nocauts), por su parte, pesó 148 libras para su choque a cuatro rounds con Daniel ‘La Roca’ Rodríguez (1-7-1, un nocaut).

Rodríguez, cuya única victoria es el aparatoso nocaut en un asalto que le propinó al medallista de oro de Mayagüez 2010, Christian Peguero, pesó 151 libras ayer.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: