Top de la pagina

Voces

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
11 de febrero de 2011

La ley de maltrato a los animales

VÍCTOR R. OPPENHEIMER

Recientemente asistí a unos seminarios relacionados con facilitar el procesamiento de aquellas personas que violentan la ley para la protección y bienestar de los animales. Allí una colega puertorriqueña me presentó a una de las oradoras principales del ASPCA. Esta es la asociación más importante de prevención de maltrato de animales en Estados Unidos. La colega me presentó como el perito veterinario que participó en el caso de la yegüita que fue arrastrada, por el cual el acusado fue sentenciado a 12 años de cárcel. Para mi sorpresa dijo que nunca habían tenido una convicción así en Estados Unidos.

Es imperativo señalar que el informe del Departamento de Corrección reflejó otras violaciones de ley por parte de dicha persona y, por ende, no cualificó para una probatoria. Entre ellas, tentativa de violación a una menor, (caso archivado), escalamiento, casos pensión alimenticia, las cuales agravaron su sentencia.

La ley sirvió entonces no sólo para proteger a los animales, sino para proteger a la sociedad de un hombre con explícito historial delictivo, el cual concuerda con el vínculo que existe entre maltratadores de animales y agresores humanos, algo que debe la sociedad entender a cabalidad.

De regreso a Puerto Rico, leí sobre la nefasta intención del senador Antonio Soto, conocido como el “Chuchin” para enmendar la Ley 154 para reducir las penas por considerarlas muy exageradas.

Sin embargo, hay casos recientes dignos de reflexión. Un ejemplo: Justino Sánchez Díaz quien provocó un incendio donde murieron sus familiares. Esto pudo evitarse, porque anteriormente al crimen, Sánchez Díaz prendió fuego a unas gallinas. Sé que hubo testigos, pero nadie lo acusó por Ley 154 y quedó libre para perpetrar uno de los crímenes más violentos en la historia de nuestro país.

Otro caso en la prensa es el de la perrita “Cuqui”, la que mataron con disparos de perdigón. Edgar Valderrama fue sentenciado a tres años de probatoria tras llegar a un acuerdo con el ministerio público. Por si esto fuera poco, a Valderrama no se le impuso fianza porque es indigente. Moraleja: si eres indigente, maltrata y mata a un animal y te vamos a perdonar.

Contamos en Puerto Rico con una de las leyes para la protección y bienestar de los animales más completas y fuertes del mundo que no sólo tiene la capacidad de hacer justicia hacia los animales maltratados, sino de crear conciencia y ayudar a detener otros posibles crímenes en los humanos. Protejámosla.

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: