Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
21 de noviembre de 2011
10:54 a.m. Modificado: 11:51 a.m. Política
 

Ya es ley la custodia compartida como primera opción

Fortuño firmó la ley esta mañana

El gobernador Luis Fortuño convirtió en ley la custodia compartida como primera opción tras una separación o un divorcio. (END / J. Ismael Fernández Reyes)

Por Daniel Rivera drivera2@elnuevodia.com

El gobernador Luis Fortuño firmó esta mañana la ley que convierte la custodia compartida en la primera opción para criar a un menor cuando los padres se divorcian o separan.

"Con esta ley buscamos que al momento en que en caso de que los dos padres decidan separarse y divorciarse, los hijos tengan la oportunidad de mantener relaciones estables y sólidas con ambos padres, de manera que ambos puedan participar y aportar positivamente al desarrollo de los hijos, inculcando valores que son tan necesarios para proveer un ambiente estable y seguro donde los niños crezcan felices y en paz", expresó el gobernador.

Fortuño firmó la ley en presencia de grupos defensores de los derechos de los padres y el autor de la iniciativa, el senador Carmelo Ríos, en el teatrito de La Fortaleza.

Fortuño explicó, en un comunicado de prensa, que para los propósitos de esta ley, custodia compartida significa la obligación de ambos progenitores, padre y madre, de ejercer directa y totalmente todos los deberes y funciones que conlleva la crianza de los hijos, relacionándose con éstos el mayor tiempo posible y brindándoles la compañía y atención que se espera de un progenitor responsable.

Además, la custodia compartida "no requiere que un menor tenga que pernoctar por igual espacio de tiempo en la residencia de ambos progenitores", según aclaró.

"De ninguna manera se entenderá que la adjudicación de la custodia compartida significará que se obvie la imposición de una pensión alimentaria a favor de los menores. Tampoco significará, necesariamente, la disminución o aumento en la misma", señaló el primer ejecutivo.

La determinación correspondiente se hará caso a caso, dependiendo del arreglo de custodia compartida que se decrete y siempre a la luz de lo dispuesto en la Ley Núm. 5 de 30 de diciembre de 1986, según enmendada, conocida como “Ley para el Sustento de Menores”, indicó Fortuño.

Añadió que la ley establece criterios que deben considerarse en la adjudicación de custodia, criterios de cuando la custodia compartida no será considerada como beneficiosa y favorable para los mejores intereses de los menores de edad. Igualmente, la determinación de un Tribunal sobre custodia de menores no constituye cosa juzgada; en los casos donde cambien las circunstancias se podrá revisar, apuntó.

Fortuño expresó que los efectos negativos del divorcio o separación de los padres en la conducta de los niños han sido ampliamente documentados en diversos estudios realizados, tanto en Puerto Rico como a nivel mundial. De igual manera, manifestó que bajo la política pública del Gobierno de Puerto Rico se establece la promoción de la custodia compartida como primera alternativa en los casos que se ajuste al mejor bienestar del menor.

Asimismo, Fortuño dijo que se promueve la participación activa de ambos progenitores en las actividades de los hijos, en el mayor grado posible.  En un gran número de casos, ambos padres se encuentran aptos y disponibles para desempeñar responsablemente sus deberes y obligaciones para con sus hijos. En estos casos, el Estado debe promover que ambos progenitores compartan la custodia de sus hijos, a través de una integración responsable en el proceso de educación, crianza, disciplina y cuidado.

“Las exigencias de los trabajos, de las escuelas y actividades extracurriculares de los jóvenes de hoy demandan mucho tiempo y cuando es posible, la custodia compartida permite un mejor balance de responsabilidades entre los padres para atender las mismas.  Esto quiere decir por ejemplo, que ambos padres pueden y deben apoyar a sus hijos en los estudios y las asignaciones, en llevarlos a las prácticas de volibol o las clases de ballet.  Nos toca a todos como padres,” recalcó Fortuño.

Igualmente, recalcó que ser padre o madre implica participar activamente en el desarrollo de los menores y en la toma de decisiones sobre todos los asuntos relacionados a éstos. A su vez, este ejercicio conlleva demostrarle al hijo/a el amor genuino de un padre y una madre, brindándole compañía, supervisión y afecto, dedicándole tiempo; no a base de términos fijos, sino de espacios suficientes para compartir en ocasión de enfermedad, tristezas, penas y alegrías, impartiéndole valores y participando de labores del quehacer diario, tales como: compra de ropa, visitas al médico, tiempo de estudio, de recreo, labores del hogar, actividades escolares y educativas.

Por otro lado, el Gobernador resaltó que esta nueva ley se une a los esfuerzos que ha hecho este Gobierno por el beneficio de los niños y el fortalecimiento de la familia, como la firma de la nueva ley de Adopción, entre otros proyectos.

“Creemos en que la unidad familiar es la base que sostiene nuestra sociedad, y hay que hacer todo lo posible por proteger esa institución y asegurar que nuestros niños tengan el apoyo y la seguridad que les brinda la presencia de ambos padres en sus vidas”, sostuvo.

Según Fortuño, su Administración ha demostrado su apoyo a fomentar a que todos los niños tengan una familia donde se sientan seguros y donde se les dé la oportunidad de crecer en un ambiente estable.

“El rol de padre o madre es uno de por vida, no importa lo que pase, nadie lo puede borrar. Por eso debemos hacer todo lo posible por mantener esos lazos, esa comunicación y ese contacto que es tan vital para la formación de nuestros niños y nuestra sociedad en general”, concluyó el Primer Ejecutivo.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: