Top de la pagina

Estilos de vida

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
23 de abril de 2013
5:20 a.m. Modificado: 10:11 a.m. Amor y sexualidad
 

“Zuleyka a llorar a maternidad”

Columna de opinión de Cara mía

 
Zuleyka Rivera (Archivo)

Por Cara Mía / Especial para Por Dentro

Detesto las mujeres lloronas. Pero no las que lloran ríos en la intimidad de sus hogares con las almohadas en la cara o en los rinconcitos de los ‘pubs’, en compañía de sus amigas, sea por desilusiones amorosas, porque no les cuadra la chequera o porque  la rubia del gimnasio les levantó el jevis. 

A esas les tengo compasión, les ofrezco mi hombro para llorar y me engullo con ellas en un acto de solidaridad un galón de Haagen-Dazs, si es necesario.  

Las que me incomodan y me sacan la piedra son aquellas que  lloran a moco tendido en televisión nacional. ¿Es que nadie les dijo a estas damitas que las lágrimas son como la ropa sucia, se lavan en la casa? En este caso, se enjugan en casa.... 

Se llora con las amigas, con la perra, la gata, con Ivette, la manicurista, con Ralph, el estilista, con don Pello, el de los pimientos de la plaza del mercado, pero nunca  en el hombro de una reportera de chismes.

¿Qué caramba hacía Zuleyka llorando y sollozando en un programa de televisión  porque Barea la dejó? Ni que fuera la primera mortal que envían a freír papas.  Hello!

“Es que no asimila la separación”, se escuchó decir a la reportera. So what? ¡Frapés de valeriana con agua de azahar! Y claro, una buena amiga que te agarre por el pelo y te saque del estudio cuando intentan montar un circo con el “dolor ajeno”.   

Zuleyka repite conmigo: “a llorar a maternidad, NUNCA en televisión nacional”.   

Plis, aprende de las divas. ¿Cuándo has visto llorar a J-Lo? Jamás. Y mira que dicen cada cosa de ella. ¿Y J-Lo? Más feliz que nunca.  

Nena, ni cuando te son infiel se llora en televisión. Eso se deja para los programas de la Dra. Nancy, la Dra. Polo, la señorita Laura...  

A ver, ¿cuándo viste a Sandra Bullock llorar por el crápula de Jesse James? Nunca. El llorón fue él.

Me sorprende que siendo actriz de telenovelas y una ex Miss Universo, Zuleyka no haya manejado este asunto con más cordura. Pues  no es lo mismo   derramar unas cuantas lágrimas de cocodrilo cuando la proclaman a una la mujer más linda del universo y con las dos manos  echarse fresco en la cara y otra hacer pucheros con el rostro arremillao como el mellao del fiao.

Hubiera esperado de ella con la experiencia que ha tenido de villana en las telenovelas que a la pregunta de la reportera, la parara en seco, levantara las cejas y con ojos destilando veneno,  le contestara algo tan genérico como: “No tengo comentarios”. Así de sencillo. 

Pero no. Siguió caminando con la reportera y secándose las lágrimas con la “Bounty”, porque de pañuelito nada. ¡Error! No por el pañuelo, sino por el desconsuelo.

A la niña la aconsejaron mal. Ese día si se sentía tan indispuesta, se debió quedar en casa como toda mortal, bebiendo margaritas, sino té de manzanilla. 

Las entrevistas con el corazón roto se otorgan en control, si no dopada. Por tanto, si  Zuleyka entendía que el “pueblo de Puerto Rico” se merecía una explicación de la ruptura -cosa que dudo-, pero bueno si así lo creía, pues entonces  buen semblante, cara maquillada, lipstick rojo y aquí no ha pasado nada.

Eso sí, escoge el set y la televisora. No es lo mismo llorar un galón de lágrimas en el hombro de una reportera de chismes que con Oprah. No es lo mismo.

Escribe a caramia@elnuevodia.com

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: