Los resultados permitirán comprender completamente cómo reaccionaría un asteroide a este tipo de energía (NASA).

La NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) trabajan en conjunto para desarrollar una misión que implicaría desviar los asteroides que amenacen a la Tierra.

El objetivo de dicha misión, cuyo lanzamiento está previsto para el verano de 2021, será el asteroide Didymos y su luna.

Según informó la ESA hace unos días, las misiones DART de la NASA, el CubeSat italiano “Licia” y la misión HERA de la ESA, conocidas colectivamente como AIDA (Asteroid Impact Deflection Assessment), están diseñadas para desviar la órbita del menor de los dos asteroides de Didymos, que orbitan entre la Tierra y Marte, mediante el impacto de una nave.

Una segunda nave estudiará el lugar del choque para obtener todos los datos posibles sobre los efectos de la colisión.

La misión DART tiene como objetivo impactar el asteroide en septiembre u octubre de 2022. Al lado de DART volará el pequeño CubeSat italiano denominado “Licia”, que registrará el momento de la colisión.

Pocos años después, la misión HERA, que constituye la contribución de la ESA a AIDA, estudiará de cerca el asteroide tras el impacto, adquiriendo datos clave como su masa.

Además, enviará un par de CubeSats para el estudio detallado del objeto y la primera sonda de radar jamás desplegada en un asteroide.

Los resultados permitirán calibrar los modelos numéricos de impacto a gran escala, para comprender completamente cómo reaccionaría un asteroide a este tipo de energía.


💬Ver 0 comentarios